Juan Goytisolo ha recibido esta mañana el premio Cervantes a manos del rey Felipe VI. En su discurso de aceptación, el escritor ha criticado la búsqueda de los huesos del autor del Quijote y ha apostado por sacar a la luz los episodios más oscuros de su vida, que discurrió entre la pobreza y el abandono institucional. El escritor ha concluido que "volver a la lectura de Cervantes y asumir la locura de su personaje como una forma superior de lectura" es la lección del Quijote, en cuya lectura uno no se evade de la "realidad inocua" que rodea a las personas, sino que con ella se asienten los pies en ella: "Digamos bien alto que podemos, los contaminados por nuestro primer escritor no nos resignamos a la injusticia".

Más sobre este tema
Publicado el
stats