PORTADA DE MAÑANA
Ver
El fiscal general se apoya en la sentencia del 'procés' para desmontar las tesis de los fiscales díscolos

Medio ambiente

Ecologistas denuncian la falta de voluntad de cambio de España ante la Cumbre del Clima

Los productores de energías renovables denuncian la sumisión del Gobierno a los intereses de las eléctricas

París será el escenario en el que se desarrollará la XXI Cumbre del Clima (COP21, por sus siglas en inglés), organizada por Naciones Unidas entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre. Los retos no son menores: los países que se reunirán en la capital francesa tendrán que alcanzar un acuerdo que sustituya al Protocolo de Kioto. El objetivo es que el calentamiento global no suba más de 2 grados durante este siglo. Sin embargo, la realidad parece estar lejos de escenarios idílicos. Aun con el estricto cumplimiento de las estrategias marcadas, la Red de Acción Climática Europea (CAN) anunció que el calentamiento se dispararía hasta los 2,7ºC, como mínimo.

La postura de España se basa en suscribir los pactos globales acordados en el marco de la Unión Europea y Naciones Unidas. Entretanto, el Ministerio de Industria ha puesto en marcha una serie de iniciativas simbólicas encaminadas a concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de un nuevo modelo sostenible. La plataforma Un millón #PorElClima ha sido desarrollada en colaboración con la Fundación Biodiversidad, Ecodes, Save Horizon e Ineco para "alcanzar un millón de compromisos, y poner en valor los gestos por el clima de ciudadanos, empresas e instituciones comprometidas con la acción frente al cambio climático".

Pero la falta de medidas concretas y el escaso recorrido en la lucha contra el cambio climático por parte del Gobierno ha llevado a organizaciones y partidos ecologistas a poner sobre la mesa una serie de demandas y exigencias que reflejan la necesidad de un cambio real en las políticas medioambientales.

“Todo va a seguir igual”

Javier Andaluz, responsable de la campaña por el clima de Ecologistas en Acción, asegura en conversación con infoLibre que España "está muy lejos de conseguir un acuerdo que posibilite solucionar el cambio climático". Andaluz cuestiona que la próxima cumbre en París pueda conllevar soluciones reales: "Todo va a seguir igual, las medidas propuestas implican financiar falsas soluciones en vez de afrontar un cambio de modelo basado en las energías renovables", señala.

El incumplimiento de los objetivos climáticos en cuanto a las temperaturas marcadas también genera preocupación entre los ecologistas. "Con las políticas vigentes llegaremos a un aumento de las temperaturas de casi 3 grados, pero hay informes que hablan de incluso cinco grados, denuncia Tatiana Nuño, responsable de la campaña contra el cambio climático de Greenpeace en España.

Asimismo, denuncia que las políticas nacionales han sido hasta el momento "completamente contrarias a frenar el cambio climático y a conseguir en la UE un tratado con la profundidad que se merece". Critica medidas como el "absoluto bloqueo a las renovables, el impuesto al sol, el fracking o la explotación de combustibles fósiles", políticas que "están lejos de ser un ejemplo en la lucha contra el cambio climático".

Fuentes de Equo consultadas por este periódico coinciden en achacar al Gobierno español "una postura lamentable" y denuncian que "toda la legislación ha ido en contra de la lucha medioambiental, gracias a políticas que favorecen los combustibles fósiles, el fracking y el bloqueo a las renovables".

En mayo fue aprobada la ley de Hidrocarburos por la que se promulga un impulso a la extracción de hidrocarburos no convencionales de gas y petróleo mediante la técnica de fracking, y con incentivos económicos para los municipios que desarrollen esta actividad. Los recortes en ayudas a las energías renovables, de hasta el 31% durante el primer semestre del año, las políticas en nucleares o las repoblaciones industriales, son muestra de cómo el Gobierno ha impuesto un modelo basado en el consumo de combustibles fósiles.

Javier Andaluz resalta que "el Gobierno español se tuvo que gastar 800 millones de euros en la compra de gases invernadero después de Kioto" y lamenta que tras de la crisis no haya "una apuesta real que se sustente en un horizonte 100% renovable y sostenible, sino en uno basado en la especulación de la tierra".

La necesidad de un nuevo modelo sostenible

La demanda de soluciones inmediatas están fundamentadas en toda una serie de propuestas que organizaciones y movimientos ecologistas vienen planteando desde hace años. Tatiana Nuño destaca la urgencia de fijar "un objetivo a largo plazo, antes de 2050, donde se garantice que la emisión de gases de efecto invernadero se reduzca a cero y que marque el abandono de los combustibles fósiles". A corto plazo también propone "un mecanismo regulado que garantice la evaluación cada cinco años de los compromisos que asumen los países, con el fin de evitar su estancamiento".

Corrupción, Cataluña, toros y medio ambiente centran las demandas de los españoles ante la Unión Europea

Corrupción, Cataluña, toros y medio ambiente centran las demandas de los españoles ante la Unión Europea

Javier Andaluz propone un modelo basado en un "horizonte 100% renovable" con el que no sólo las grandes instalaciones sino también los individuos "puedan tener autosuficiencia de recursos". Destaca de este modo la necesidad de "dejar de importar productos a grandes distancias y pasar a un comercio local", apostando por "redes locales de proximidad", donde la participación de la población será fundamental.

Por su parte, Equo presentó este martes una campaña contra el cambio climático "frente al insuficiente compromiso político que se ha dado hasta ahora". La campaña incluirá actividades a lo largo de noviembre e iniciativas como huertos solares, una carta al banco para frenar la inversión en combustibles fósiles, y el día 16 presentará mociones en los ayuntamientos para que las corporaciones se comprometan a través de propuestas concretas para luchar contra el cambio climático. Además, el día 29 han organizado marchas por el clima en París y en varias ciudades españolas.

El partido verde propone asimismo tres planteamientos de cara a la COP21: "reducir emisiones vinculadas, no solo al calentamiento global, sino para la salud de las personas; promover un cambio de modelos energético y apostar por energías limpias, renovables y seguras; y trabajar el ámbito de ciudades sostenibles: movilidad, espacios verdes y eficiencia energética".

Más sobre este tema
stats