La portada de mañana
Ver
La resistencia femenina al fascismo: “Los militares hicieron el golpe, nosotras lo transformamos en revolución”

El futuro de la izquierda

'Errejonistas' y anticapitalistas quieren limitar el poder de Iglesias

Los números uno y dos de Podemos, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, este jueves en el Congreso.

Los dirigentes y los sectores de Podemos van tomando posiciones de cara al congreso estatal del partido que tendrá lugar dentro de unos meses, un encuentro que ya se conoce bajo el nombre de Vistalegre II. En esta Asamblea Ciudadana, las corrientes enfrentarán sus propuestas para la futura hoja de ruta política del partido y también para su modelo organizativo, y entre otros asuntos se discutirá sobre las atribuciones del secretario general, un puesto que aspira a revalidar Pablo Iglesias y que, para los dirigentes cercanos al número dos del partido, Íñigo Errejón, tiene que ver reducido su poder.

Podemos se encuentra ahora mismo en un ferviente debate en el que las diferentes corrientes están mostrando sus preferencias con respecto a varios temas fundamentales a tratar en el próximo congreso. Los congresos autonómicos que finalizaron la semana pasada en lugares como la Comunidad de Madrid o Andalucía reflejaron las diferencias que existen entre pablistas, errejonistas y anticapitalistaspablistaserrejonistas en asuntos como el papel de los círculos en Podemos, la actitud que debe tener el partido morado con respecto al PSOE y el tono que deben mantener los portavoces a la hora de plantear las propuestas de la formación. 

Pese a que los dirigentes autonómicos insisten en que el debate se circunscribe a sus comunidades, lo cierto es que estos congresos han sido el preludio del estatal que tendrá lugar en unos meses. Entre las diferencias que unos y otros han hecho visibles destaca una que puede afectar directamente a Iglesias, que es el gran favorito para repetir como secretario general, toda vez que Errejón se ha autodescartado para competir con él por ese puesto. Y es que errejonistas y también anticapitalistas coinciden en su propósito de reducir los poderes de la Secretaría General, que en el pasado congreso de Vistalegre se dotó de amplias atribuciones en línea con el modelo fuertemente jerarquizado que se impuso entonces para tratar de alcanzar el poder en poco más de un año.

"En esta nueva etapa entendemos que es necesario formar una dirección más colegiada; por ello, en el reglamento interno que regule el funcionamiento del Consejo Ciudadano Autonómico se propondrá que algunas competencias de la Secretaría General sean compartidas", planteaba en este sentido el documento de funcionamiento de los órganos internos elaborado por el sector más próximo a Errejón, que fue el que finalmente se impuso en la Comunidad de Madrid. El entorno del número dos de Podemos confirma que, para el congreso estatal, la idea de estos dirigentes es hacer una propuesta en la misma dirección.

"Ahora mismo, la Secretaría General tiene mucho poder concentrado, y nosotros queremos que sea más coral", sostiene un dirigente cercano a Errejón, que afirma que eso se traduce en propuestas como el establecimiento de una portavocía colegiada que evite que sea Iglesias quien lleve todo el peso del mensaje de Podemos o en limitar la capacidad del secretario general de nombrar y destituir cargos de su ejecutiva, ya que ahora mismo puede hacerlo a discreción (las designaciones, no obstante, tienen que ser ratificadas por el Consejo Ciudadano).

La Secretaría de Gobierno, una incógnita

No obstante, los dirigentes más cercanos a Iglesias temen que los errejonistas pretendan también quitar funciones ejecutivas al secretario general. Así lo confirma un dirigente muy próximo al líder, que afirma que en el círculo más cercano a Iglesias las alarmas han saltado a raíz de una propuesta incluida en los documentos sobre la organización interna del partido que la candidatura de Rita Maestre consiguió imponer en el congreso de Podemos Comunidad de Madrid: la creación de una "Secretaría de Gobierno".

Los pablistas dan por hecho que la propuesta organizativa de los errejonistas en el próximo congreso de Vistalegre II será, en lo fundamental, un calco del documento con el que vencieron en la Comunidad de Madrid, y aseguran que esta Secretaría de Gobierno serviría para limitar las funciones ejecutivas de Iglesias, pese a que admiten que tal limitación no viene expresada "directamente" en el escrito. El documento organizativo de Maestre –lógicamente, la redacción está enfocada a Madrid– plantea que este cargo "agrupará todas las áreas que permiten definir un Madrid diferente [...]: sanidad, educación, cultura, movilidad, bienestar, deporte...". "El objetivo es mostrar lo que no funciona y proponer una forma de resolverlo, pensar desde la posibilidad de Gobierno", señala este escrito.

Un dirigente cercano a Errejón, no obstante, rechaza que esta secretaría de nuevo cuño fuera a estar destinada a recortar poderes ejecutivos a Iglesias, y sostiene que tendría funciones enfocadas al ámbito programático. "En su día, hubo una Secretaría de Programa que llevaba Juan Carlos Monedero, y desde que él se fue sus funciones no se han asumido de manera clara, han colaborado en ellas Carolina Bescansa, también gente de la Secretaría Política...", explican estas fuentes, que señalan que, en la Comunidad de Madrid, la Secretaría de Gobierno "era importante para visibilizarse como alternativa".

Los debates clave de la asamblea de Podemos

Los debates clave de la asamblea de Podemos

Los anticapitalistas, cerca de Errejón

En cualquier caso, el debate sobre los poderes del secretario general está abierto y será clave en Vistalegre II a la hora de establecer las bases del nuevo Podemos. La tercera pata del partido, los anticapitalistas, también tienen algo que decir al respecto, y pese a que en asuntos como la hoja de ruta política están mucho más cerca de Iglesias que de Errejón, las tornas se invierten al hablar de las atribuciones que debe tener la máxima autoridad de Podemos, ya que desde los inicios del partido han sido partidarios de una organización mucho más horizontal y, de hecho, en el congreso de Vistalegre propusieron establecer una Secretaría General de tres personas y no de una.

La corriente ha abandonado esa idea, pero no la intención de superar un modelo, el de Vistalegre, que consideran agotado. Y eso podría incluir en el nuevo congreso, tal y como plantearon los anticapitalistas en sus propuestas de documentos para la Comunidad de Madrid, limitar algunos poderes internos de Iglesias, como el de nombrar discrecionalmente a los miembros de su ejecutiva. Asimismo, el sector planteaba entre sus iniciativas la creación del cargo de "portavoz", con asiento reservado en la ejecutiva y que ejercería funciones de número dos, entre las que se cuentan la "comunicación con los medios de comunicación" o "asumir las funciones de la Secretaría General ante imposibilidades conyunturales".

Más sobre este tema
stats