LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Menos políticos y más profesionales: la reforma pendiente para garantizar la independencia de RTVE

Cambio climático

España volverá de la cumbre del clima sin nuevas obligaciones y con deberes por cumplir

España volverá de la cumbre del clima de Marrakech sin nuevas obligaciones y con deberes por cumplir

La 22ª Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, más conocida como la COP 22 de Marrakech, se anunció a bombo y platillo como la conferencia de la acción, la de escribir la letra pequeña de un nuevo capítulo en la historia de la lucha de la Humanidad contra el cambio climático. Esta cumbre del clima estaba diseñada para traducir en realidades los compromisos contraídos con el Acuerdo de París, ya en vigor y ratificado por muchos países. Sin embargo, los ecologistas no son optimistas. Temen que sea otra conferencia de declaraciones de intenciones y de pocas promesas reales y medibles. Por lo pronto, las ONG creen que la delegación española volverá a casa el próximo viernes sin ninguna obligación concreta que se sume a las ya contraídas y con los deberes aún sin hacer.

"No va a haber ningún avance significativo", sentencia el responsable de cambio climático de Ecologistas en Acción, Javier Andaluz, presente en el país anfitrión, Marruecos. El activista recuerda que nuestro país tiene las manos atadas porque, en cuanto a obligaciones se refiere, el interlocutor es la Unión Europea, que posteriormente reparte las responsabilidades entre los Estados miembro. Según su experiencia, los políticos europeos "se han pasado la conferencia hablando de generalidades", por lo que no prevé que el rumbo cambie de cara al final de la cumbre. "No, España no se va a comprometer en nada", considera.

En julio, la Comisión Europea propuso un reparto de esfuerzos para la reducción de emisiones de CO2 para los sectores no incluidos en el Sistema de Comercio de Emisiones y que representan más de la mitad de la contaminación total con este gas: el transporte terrestre, la agricultura, los residuos y la vivienda. La propuesta abarca el periodo entre 2021 y 2030. Para este último año España tendría que reducir un 26% sus emisiones con respecto a 2005. Los ecologistas ya se han manifestado asegurando que esto es insuficiente para cumplir el objetivo de París (limitar el aumento de la temperatura a 2 grados por encima de los niveles preindustriales) y que, incluso, la Unión Europea podría seguir estas directrices y aumentar el CO2 que expulsa a la atmósfera si se aprovecha de los vacíos legales. Marrakech, estiman, no traerá cambios en este reparto de esfuerzos. Temen que no traiga ningún cambio real.

"El Acuerdo de París", recuerda el coportavoz de Equo Juantxo López de Uralde, "no es vinculante". El diputado de Unidos Podemos ha viajado este miércoles al país africano tras, finalmente, obtener la autorización de la Mesa del Congreso. Sin embargo, matiza, "vamos a luchar para que no se quede en papel mojado y se pase a acciones reales". Según informa Público.es, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no acudió al Plenario de la sesión de este martes tal y como estaba previsto, un gesto que, según López de Uralde, evidencia el bajo nivel de compromiso del Ejecutivo contra el cambio climático.

El eurodiputado de Equo Florent Marcellesi aseguró, ante esta no comparecencia del presidente del Gobierno, que  "su viaje está claramente más motivado por el afán de hacerse una foto con el rey marroquí que de cambiar su nefasta política energética y climática de estos últimos cuatro años. Es de nuevo una señal equivocada en un momento político relevante", declaró.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra, afirmó antes del inicio de la conferencia que España busca "el avance en todos los temas de manera equilibrada, prestando especial atención a obtener resultados tangibles en los textos de negociación y lograr un aumento en la acción climática y en los mecanismos de transparencia antes de 2020". El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente no ha contestado, al cierre de este reportaje, a las preguntas de infoLibre sobre la cumbre de Marrakech.

La Justicia europea avala el acuerdo de pesca con Rabat pero avisa de que no puede aplicarse en el Sáhara

La Justicia europea avala el acuerdo de pesca con Rabat pero avisa de que no puede aplicarse en el Sáhara

Promesas vacías y compromisos sin cumplir

Lo cierto es que, dejando de lado los gestos, la lucha contra el cambio climático de nuestro país dista de ser ejemplar. El Acuerdo de París no ha sido ratificado aún por nuestro país. El Ejecutivo insiste en que los retrasos han sido debidos a la ausencia de Gobierno, algo que niegan activistas y expertos. España emitió en 2015 un 4,23% más de gases de efecto invernadero con respecto al año anterior y es líder de crecimiento en contaminación en la Unión Europea desde 1990. Nuestro país ha desembolsado menos del 1% de lo comprometido para el Fondo Verde para el Clima, una hucha que pretende mitigar los efectos del calentamiento global en los países con menos recursos.

El presidente del Gobierno, en declaraciones a los medios a su llegada a Marrakech, se comprometió a plantear una Ley contra el Cambio Climático, una petición insistente de la sociedad civil y una posible manera de convertir los deseos en normativas, pero no detalló el contenido de esa intención. Sin embargo, la naturaleza no espera: 2016 será el año más caluroso de la historia, según prevén los científicos.

Más sobre este tema
stats