Intromisión intimidad

La Eurocámara refuerza la privacidad en Internet en respuesta al 'caso Snowden'

Elecciones Europeas: Vox, Podemos, Partido X, Ciudadanos

El Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles por abrumadora mayoría –621 votos a favor, 10 en contra y 22 abstenciones– un paquete legislativo para reforzar la protección de la privacidad de los usuarios de Internet. No obstante, las nuevas reglas todavía debe ser negociadas con los gobiernos nacionales, por lo que su aprobación final y su aplicación se retrasarán hasta la próxima legislatura. Entre los cambios más destacados, los relativos al derecho al borrado de información o la prohibición de que las empresas envíen los datos personales de un usuario a otro país sin informarles.

Las modificaciones aprobadas actualizan la norma actual, que data de 1995, y lo hacen en dos sentidos: en primer lugar, se establece un reglamento general para cubrir, según ha explicado la propia Eurocámara en un comunicado, "la práctica totalidad de los datos procesados en la UE, desde las redes sociales, las páginas de compras por Internet o los servicios bancarios en línea hasta los registros universitarios y de hospitales, pasando por las bases de datos de clientes de las empresas"; por otra parte, también se ha aprobado una directiva para regular el uso de los datos personales por parte de la policía y la Justicia.

Lejos de ser una mera declaración de intenciones, el paquete aprobado conlleva varias medidas concretas. La nueva legislación, por ejemplo, regula la capacidad de los usuarios para poder decidir sobre la supresión de sus datos en Internet. En este sentido, el Parlamento explica que "cualquier persona podría solicitar que se borren sus datos si no se cumplen las normas de la UE, los datos ya no son necesarios o la persona retira o no da su consentimiento al almacenamiento de esa información".

Este borrado de los datos personales no estará limitado a la empresa que posea esta información de forma original, sino que también afectará a aquellos que se hayan hecho eco de la misma en Internet. Así, por ejemplo, si un usuario solicita que se borren sus datos de Facebook, esta empresa tendría que remitir la solicitud al resto de sitios web que los hayan utilizado. En todo caso, la posibilidad de eliminar la información personal estará limitada cuando ésta se haya recogido "con fines estadísticos, para la investigación histórica o científica, por motivos de salud pública o para ejercer la libertad de expresión".

Consentimiento "expreso" para gestionar datos personales

No es la única novedad: la regulación también incluye límites para las empresas tecnológicas a la hora de facilitar datos procesados en la UE a terceros países, incluso en el caso de que la Justicia de estas naciones lo soliciten. La medida se toma expresamente "ante los programas de vigilancia de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EEUU". ¿En qué consisten estas limitaciones? En que las compañías deberán "obtener el permiso de la autoridad nacional de protección de datos e informar a la persona en cuestión antes de enviar la información".

Asimismo, la nueva norma es más estricta con el uso que los proveedores de servicios en Internet hacen de los datos personales de sus usuarios. A partir de ahora, los consumidores deberán ofrecer su consentimiento "expreso" para que una empresa "pueda procesar sus datos personales". Y el Parlamento avisa: no bastará tan sólo con que el usuario mantenga "marcada la casilla de 'aceptar' en las políticas de privacidad", sino que deberá existir una “manifestación libre, específica e informada" de su permiso, "ya sea mediante una declaración o una clara acción afirmativa”.

Las multas para las compañías que violen las normas de privacidad también aumentan. De incumplir la nueva legislación, las empresas podrán recibir sanciones de hasta 100 millones de euros o que supongan hasta el 5% de su volumen de negocios –se aplicará la cantidad que resulte mayor–. Ésta es la mayor divergencia del Parlamento –que ha logrado imponer su posición– con respecto a la Comisión, que había propuesto que las multas pudieran ser tan sólo de un millón de euros o hasta el 2% del volumen de negocio de la compañía.

Varios acuerdos con EEUU, en peligro

Además de estas modificaciones legislativas, la Eurocámara también ha aprobado un informe relativo al espionaje de EEUU, el conocido como caso Snowden, igualmente con un gran consenso: 544 votos a favor, 78 en contra y 60 abstenciones. En dicho documento, el Parlamento amenaza con que la firma del tratado de libre comercio que tenía previsto rubricar con ese país "podría correr peligro" si no se detienen "por completo las actividades de vigilancia masiva generalizada y la intercepción de comunicaciones en las instituciones y representaciones diplomáticas de la UE".

No es el único acuerdo al que se hace referencia en el informe. La Eurocámara también ha instado a la Comisión a que suspenda el pacto que regula las transferencias de datos bancarios a EEUU "hasta que no se haya realizado una investigación exhaustiva sobre el supuesto espionaje por parte de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense de los datos bancarios de europeos al margen de lo estipulado".

De igual forma, se ha exigido la paralización "inmediata" del acuerdo de puerto seguro, que establece medidas de privacidad voluntarias para las compañías que envían datos de ciudadanos europeos a EEUU. ¿El motivo? que "no proporciona una protección adecuada a los ciudadanos de la UE"; de hecho, según recuerda el Parlamento para apoyar su argumento, varias de las empresas que filtraban datos a la NSA habían firmado este pacto. Por ello, la institución pide que se creen "cláusulas contractuales o normas empresariales vinculantes" para resolver esta cuestión.

El informe proporciona más propuestas concretas, entre ellas potenciar el desarrollo de servicios de almacenamiento de documentos online de factura europeaonline "para impulsar la independencia de sus telecomunicaciones", dado que "la confianza en los servicios en la nube desarrollados por empresas estadounidenses se ha visto afectada negativamente". Asimismo, el Parlamento pide a la Comisión la creación de un programa para proteger a los ciudadanos que denuncien haber sido espiados debido a la "complejidad que reviste la denuncia de irregularidades en el ámbito de la inteligencia".

La NSA espió a Amnistía y Human Rights Watch, afirma Snowden

La NSA espió a Amnistía y Human Rights Watch, afirma Snowden

Más sobre este tema
stats