La portada de mañana
Ver
La resistencia femenina al fascismo: “Los militares hicieron el golpe, nosotras lo transformamos en revolución”

Transparencia

El Gobierno corta las donaciones de empresas a los partidos, pero no a sus fundaciones

El Gobierno corta las donaciones de empresas a los partidos, pero no a sus fundaciones

Hace un año, Mariano Rajoy, arrinconado por los papeles de Bárcenas, anunció un paquete de medidas anticorrupción. Fue en el debate sobre el estado de la Nación. Ahora, un año después, el Gobierno presenta el grueso de estas leyes.

El momento escogido para presentar el Proyecto de Ley de control de la actividad económico-financiera de los partidos y el Proyecto de Ley Reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración General del Estado no pasa, pues, inadvertido. Hace un año, el presidente del Gobierno acudía a su primer debate sobre el estado de la Nación cuando no se había cumplido ni un mes de la publicación de los papeles de Bárcenas por parte de El País con la corrupción política como plato fuerte. Consciente de que los partidos de la oposición le iban a pedir cuentas, fue él mismo el que sacó el tema en su primera intervención anunciando las iniciativas legislativas que este viernes recibieron el visto bueno del Consejo de Ministros y que llegarán próximamente al Congreso de los Diputados para su debate parlamentario.

Con la de este viernes, el Ejecutivo ha anunciado una decena de veces este paquete legislativo.

Entre otros asuntos, una vez en vigor, los partidos políticos no podrán recibir donaciones de personas jurídicas, es decir, de empresas o fundaciones. Por contra, sí podrán seguir haciéndolo las fundaciones de las formaciones políticas. Es el caso de FAES, la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, vinculada al PP y presidida por José María Aznar. Esto significa que seguirán teniendo abierta la vía de las fundaciones para recibir dinero de personas jurídicas.

Según avanzó este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la vicepresidenta del Gobierno, "las fundaciones y asociaciones vinculadas a los partidos políticos tendrán que inscribirse en el Registro de Partidos Políticos".

¿Supone un coladero que se prohíban las donaciones de empresas a los partidos políticos y no a las fundaciones con las que mantienen vínculos? Soraya Sáenz de Santamaría no dio respuesta complenta a esta pregunta. Optó por defender que el Ejecutivo ha "intensificado que las fundaciones que tienen una vinculación con un partido lo tengan que declarar, que eso sea público y que sea un requisito previo a la obtención de subvenciones de esta naturaleza".

A su juicio, de esa forma, se incrementan las "obligaciones de transparencia, control y rendición de cuentas" de las fundaciones, ya que hasta ahora podían recibir "determinadas subvenciones" por estar relacionadas con un partido "pero eso no había que declararlo o reconocer esa circunstancia".

El PP usó cuatro fundaciones para falsear facturas por al menos 600.000 euros

El PP usó cuatro fundaciones para falsear facturas por al menos 600.000 euros

Devolución de los fondos

Según la referencia del Consejo de Ministros, las donaciones indebidas que reciban los partidos tendrán que ser devueltas o ingresadas en el Tesoro. Y, "se prevé el cobro de las sanciones impuestas a los partidos en periodo ejecutivo por la Agencia Tributaria".

También anunciado ya hace un año, el texto que debatirán ahora los grupos parlamentarios regula la figura del responsable de la gestión económica-financiera de los partidos políticos. "Comparecerá ante el Parlamento una vez emitido el correspondiente informe por parte del Tribunal de Cuentas". Esto significa que, a día de hoy, si Bárcenas, ahora en prisión, siguiese siendo tesorero del Partido Popular tendría que acudir a comparecer al Congreso de los Diputados.

Más sobre este tema
stats