Hospitales concertados, aseguradoras, 'big pharma' y la Iglesia intentan frenar la nueva ley sanitaria

La directora general de la Fundación IDIS, Marta Villanueva, en un acto del sector sanitario este mismo mes de noviembre.

El economista Vicente Losada conoce bien el mundo de los grupos de presión. Aunque sostiene que le queda por aprender, ya lo ha trabajado a fondo como investigador de Audita Sanidad, una organización contra la privatización y el deterioro del sistema público que atribuye a lobbies y think tanks una fuerte influencia en la política sanitaria en España. Losada no tiene dudas sobre cuál es el "más potente e influyente" de todos estos grupos: la Fundación IDIS. "Y con diferencia", recalca.

Los siguientes en importancia son, según Losada, Farmaindustria, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) y la Asociación Española de Bioempresas (Asebio). Y resulta que las tres están vinculadas con IDIS, que actúa como un aglutinador de grupos de interés, empresas, asociaciones de profesionales y hasta de pacientes. Sí, IDIS es el transatlántico del sector, la organización nodriza. En guerra contra la supuesta desprivatización sanitaria, más en concreto contra parte del articulado de la Ley de Equidad ahora en tramitación, en IDIS se produce una alianza entre hospitales privados –con más de un tercio del mercado dependiente de conciertos públicos–, aseguradoras, multinacionales farmacéuticas con fondos de inversión detrás –el sector conocido como big pharma– y diversas órdenes de la Iglesia católica.

Contra la Ley de Equidad

Nacido en 2010, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) es no sólo el grupo de referencia del sector para fijar posiciones en el debate público, sino también un difusor constante de información que publica múltiples informes sobre la situación de la sanidad privada, sus resultados, sus logros y la opinión de los pacientes. ¿Con qué mensaje? Las ideas centrales de IDIS se resumirían así: las empresas realizan una contribución crucial a la sociedad y concretamente al sistema sanitario público. Según IDIS, que Madrid, siendo la comunidad con más PIB per cápita, sea la segunda que menos invierte en sanidad por habitante no es un síntoma de abandono, sino un efecto virtuoso de los seguros privados.

IDIS se opone a partes sustanciales de la Ley de Equidad, aprobada por el Gobierno como proyecto en junio y ahora en discusión parlamentaria. La ley tiene ante sí un recorrido incierto. Unidas Podemos (UP) llegó a amenazar con dejarla caer por considerar que no pone coto a las privatizaciones, aunque sí establece que la gestión prioritaria debe ser la directa y que los conciertos tendrán un carácter "excepcional". Lo que para UP es una formulación vaga, para IDIS es una amenaza.

La fundación lleva al menos un año erigida en altavoz contra cualquier pretensión de limitar por vía legal las privatizaciones. IDIS no sólo se ha pronunciado con motivo de algún hito clave en la tramitación, sino de pronunciamientos de líderes políticos de la izquierda. ¿Ejemplos? En noviembre de 2021 UP ya avanzó enmiendas para revertir privatizaciones, anuncio acompañado por este mensaje.

IDIS emitió un comunicado acusando a UP de "irresponsabilidad" y "demagogia". Poco después se conocía el anteproyecto. Pese a que no satisfacía las exigencias de UP, tampoco lo hacía con las de IDIS. La fundación calificaba de "error" la "preferencia de gestión sanitaria pública directa", dada su "ineficiencia". Su presidente, Juan Abarca, añadía en enero en Redacción Médica que la ley, teniendo aspectos positivos, presentaba el problema de ser resultado de los "equilibrios" del PSOE, que "tiene que contentar" a UP. Sobre la preferencia por la gestión directa, Abarca advertía de un posible "roce" con las competencias autonómicas.

Contra la "burbuja política populista"

Antes de la aprobación del proyecto, la fundación emitió un comunicado de rechazo a unas declaraciones del presidente, Pedro Sánchez, que había dicho que la ley serviría para que la sanidad "no se privatice por ningún gobierno de derechas en ninguna comunidad”. IDIS lamentó el uso de "un discurso cada vez más politizado". Aun considerando "respetable" la prioridad de la gestión directa, IDIS afirmaba: "Las declaraciones [...] son el reflejo de una clase política que vive de espaldas a la realidad. [...] Es urgente ya pasar página al discurso demagógico y sectario [...]. La burbuja de la política populista no hace más que dificultar una solución eficaz [...]. Sólo lleva al fracaso y al empobrecimiento de un sistema público ya a todas luces insuficiente".

La mayor descarga contra la posible desprivatización llegó en septiembre, cuando IDIS publicó un informe para influir en el debate parlamentario de la ley en el que alertaba que "la desaparición de la colaboración privada-pública podría aumentar las listas de espera" más de un 100% y subir la ocupación hospitalaria del 70,6% al 85%. La "reducción de conciertos" tendría un coste de 1.100 millones. “Esta hipótesis [...] podría ser una realidad de atenderse las enmiendas de UP", señalaba la directora de la fundación, Marta Villanueva.

Alianza de hospitales y seguros

El presidente Abarca y la directora Villanueva son las dos caras visibles de IDIS. Detrás hay un lobby sostenido por la musculatura de un sector colosal. Su patronato tiene treinta miembros, con destacada presencia de las ramas hospitalaria y de seguros en España, que facturaron juntos en 2021 más de 20.000 millones de euros. Figuran en el órgano de gobierno de IDIS las cinco principales aseguradoras del país, que concentran el 72,29% del mercado: Segurcaixa Adeslas, Sanitas, Asisa, DKV y Mapfre. También están integrados siete de los diez mayores grupos hospitalarios. Al frente de ellos figura Quirón, líder del sector. Está también Fresenius Medical Care, la rama de diálisis del grupo Fresenius, dueño de Quirón. Los otros seis dominadores del sector dentro del patronato son Vithas, HM, Hospitales Católicos de Madrid, Ribera, Hospiten e IMQ. A estos se suman otros grupos como IMED, Recoletas y Viamed, así como la Orden Hospitalaria San Juan de Dios. El interés de los hospitales es obvio. El 35% de su negocio en 2021 proviene de conciertos.

Losada, de Audita, pone el énfasis en Hospitales Católicos de Madrid (HCM). No por tamaño, sino porque ejemplifica la voluntad del sector de unir fuerzas más allá de sus diferentes intereses en pos de un objetivo común: "incrementar el trozo privado de la tarta de la sanidad". En 2014 siete hospitales de órdenes religiosas "dejaron de lado su competencia, que es mucha, para ganar fuerza conjunta", señala. El resultado fue HCM. Es la misma lógica que sigue IDIS, capaz de reunir a agentes de diversas ramas de un sector complejo y no exento de tensiones, como pudo verse durante la pandemia entre hospitales y aseguradoras.

Gigantes del sector farmacéutico (y financiero)

El patronato de IDIS se amplía con el sector farmacéutico, representado por el lobby Farmaindustria, que reúne a 139 laboratorios (94 internacionales y 45 españoles). Aquí aparecen nombres de colosos como Pfizer, Roche, Merck, Janssen –fiial de Johson & Johnson–, Bayer, Novartis, Amgen, Novo Nordisk, Astrazeneca o Sanofi, citando un puñado de marcas usuales en los listados de líderes de uno de los sectores globales más potentes.

El presidente de Farmaindustria es Jesús Ponce, a su vez presidente de Novartis España. Losada (Audita) recalca que cuando se habla del sector farmacia no hay que olvidar que detrás hay "grandes fondos de inversión". En un informe de septiembre de 2021 Amnistía Internacional identificó diez bancos, fondos y gestores de activos con participaciones de 213.000 millones en Astrazeneca, Johnson & Johnson, Moderna, Novavax, Pfizer y Biontech. Sobresalían Vanguard, Blackrock, State Street, Capital Group y Wellington en un listado con ocho compañías estadounidenses, una británica y una suiza.

Otra entidad considerada lobby por Audita Sanidad que pertenece al órgano de gobierno de IDIS es la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin). Su presidenta es María Vila, de la multinacional estadounidense de dispositivos médicos Medtronic, al frente de una directiva en la que están representadas Philips, Siemens y General Electric junto a las ya citadas Roche, Bayer y Johnson & Johnson.

Además de aseguradoras, hospitales, Farmaindustria, Fenin y empresas de servicios de diagnóstico y telemedicina a nivel individual, en el patronato de IDIS está la Asociació Catalana d'Entitats de Salut, con 45 años de historia, que forma parte del Consell de Direcció, el órgano superior de gobierno y dirección del Servei Català de la Salut.

Patronos, patrocinadores, colaboradores y asociados de IDIS

Todos los patronos aportan fondos a IDIS, confirma a infoLibre la fundación. Pero ser miembro del patronato no es la única forma de comprometerse económicamente. También ponen dinero los patrocinadores, los colaboradores y los asociados. En total, aportan fondos 86 entidades.

Entre los primeros, los patrocinadores, figuran laboratorios multinacionales como Pfizer, Roche, Merck, Novartis, Novo Nordisk y Astrazeneca –todas ellas en Farmaindustria–, empresas de tecnología como Philips, Siemens y Medtronic –todas ellas en Fenin–, además de la consultora Accenture, entre otras. Junto a estos patrocinadores internacionales, figuran los españoles: la farmacéutica Rovi y las distribuidoras Bidafarma y Cofares, entre otras.

En la nómina de colaboradores reaparecen Bayer y Amgen. ¿Y quiénes son los asociados? Hay variedad. Empresas de diagnóstico –Affidea, Ascires–, aseguradoras –Fiatc, Asefa–, la oncológica Bienzobas, la Fundación Tejerina contra el cáncer...

A preguntas de infoLibre, IDIS no detalla cuáles son sus principales financiadores.

La salud de la Iglesia

También colabora con IDIS como asociada la Fundación Hospital General Santísima Trinidad, vinculada a la Iglesia católica y que cuenta con cinco patronos eclesiásticos, a los que se suma como patrono honorífico el obispo de Salamanca, donde está el hospital. Pero las presencias más relevantes de la Iglesia en IDIS son otras, concretamente las de Hospitales Católicos de Madrid y la Orden San Juan de Dios, ambas en el patronato.

HCM reúne siete hospitales de órdenes y congregaciones como las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón, las Hermanas de Santa Ana o las Franciscanas Misioneras de María. En un artículo de abril de 2022, la presidenta de HCM, Olga Ginés, defendía como característica diferencial de los hospitales "propiedad de distintas congregaciones de la Iglesia" su atención desde "valores profundamente enraizados en la vida católica".

Uno de los hospitales de HCM, San Rafael, pertenece a la Orden de San Juan de Dios, cuya discreción contrasta con su relevancia en la sanidad española. Según IDIS, esta organización de la Iglesia católica cuenta con 26 hospitales y 5.637 camas, lo que la convierte en la segunda por número tras Quirón. El llamado "superior provincial" de la orden es el sacerdote Amador Hernández. Tanto HCM como San Juan de Dios se benefician de concertación con el sector público, según IDIS.

Colegios profesionales y organizaciones de pacientes

Las únicas entidades vinculadas a IDIS que no realizan aportación económica son los "patronos de libre designación". En esta miscelánea de entidades destaca la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), que reúne a unos 290 socios. Su presidenta es Ana Polanco, de Merck. Una segunda entidad considerada lobby por Audita que figura como patrono de libre designación es la Anefp, que agrupa a las fabricantes y comercializadoras de productos para el "autocuidado de la salud". Entre sus asociados están Bayer, Sanofi Johnson & Johnson y la propia Farmaindustria.

También son patronos de libre designación de IDIS la Organización Médica Colegial, el Consejo General de Farmacéuticos, la Organización Colegial de Dentistas, el Foro de Pacientes, la Alianza General de Pacientes, la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, el Consejo General de Enfermería y la Fundación Edad y Vida.

ASPE y CEOE

El activismo empresarial contra el posible retroceso en la privatización sanitaria no se limita a IDIS y todas las organizaciones en su estructura de muñeca rusa. Fuera de la fundación está la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), patronal nacida en 2016 que reúne a 1.300 entidades, entre ellas más del 80% de los centros hospitalarios privados. ASPE se opone con firmeza a la Ley de Equidad porque, al convertir en "excepcional" la "colaboración público-privada", supondrá renunciar a un ahorro de 2.746 millones. España sería "el único país europeo que proscribe a la sanidad privada". El presidente de ASPE, Carlos Rus, se convirtió en octubre de 2021 en presidente de la Comisión de Sanidad de la CEOE. El propio Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, afirmó en octubre durante una reunión de dicha comisión que la Ley de Equidad supone "un riesgo sin precedentes" para la "sostenibilidad del sistema". Rus ha apoyado a Garamendi para su reelección.

Audita identifica en total veinte entidades que desarrollan toda o parte de su actividad al servicio de los intereses del sector sanitario privado. Además de los ya citados –IDIS, Farmaindustria, Asebio, Fenin y ASPE–, figuran otros como Aeseg (medicamentos genéricos), Aesmide (contratistas), Aeste (servicios para la dependencia) y Fundación ECO (oncología).

El negocio sanitario bate récords impulsado por la privatización y el desgaste del sistema público

El negocio sanitario bate récords impulsado por la privatización y el desgaste del sistema público

Más sobre este tema
stats