La portada de mañana
Ver
La resistencia femenina al fascismo: “Los militares hicieron el golpe, nosotras lo transformamos en revolución”

En tan solo 24 horas Teresa Romero ha pasado de mostrarse tranquila, a mostrar un gran deterioro, tal, que ayer necesitó asistencia respiratoria. 14 especialistas la atienden permanente. Recibiendo todos los tratamientos posibles. Entre ellos, el suero obtenido de la hermana Paciencia, quien superó la enfermedad. Se encuentra aislada en el hospital Carlos III, en una de las tres plantas que ha cerrado el centro. La suya, la sexta. La quinta, donde atiende a otros posibles casos, y la cuarta, dedicada a los sanitarios que se ocupan de los ingresados. Porque además de Teresa hay otras 13 personas que se mantienen en observación. Entre ellas una enfermera a la espera del segundo análisis. En el primero ha dado negativo. También está el marido de Teresa, que por el momento no presenta síntomas. Al igual que los cinco médicos ingresados, como el facultativo que le atendió en urgencias en Alcorcón. A todos ellos se suman tres enfermeros más, dos peluqueras y un celador. Todos mantuvieron con Teresa un contacto de alto riesgo.

Más sobre este tema
Publicado el
stats