PORTADA DE MAÑANA
Ver
El Constitucional saca los colores al Supremo y abre la vía para suavizar las condenas del 'caso ERE'

Educación

Inspectores de educación: "Todo se ha organizado no tarde, ni tardísimo, sino extremadamente tarde"

Un aula del sistema educativo andaluz.

infoLibre

La Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE) ha criticado este jueves la demora a la hora de convocar la Conferencia Sectorial del 27 de agosto para tratar 'la vuelta al cole' y la Conferencia de Presidentes autonómicos anunciada para finales de mes, que "son dos ejemplos evidentes de que la educación en España no es considerada un asunto de Estado".

"Todo se ha organizado no tarde, ni tardísimo, sino extremadamente tarde", ha reprochado el sindicato en un comunicado firmado por su presidente, Jesús Marrodán, que recoge Europa Press. En él se califica de "decepcionante la falta de realismo y compromiso con la educación y la carencia de liderazgo del Ministerio de Educación, que no está tomando decisiones relevantes concretas ni coordinando las políticas educativas territoriales".

En este sentido, el sindicato defiende que son necesarios "unos criterios educativos y sanitarios claros y una mayor dotación de medios materiales y humanos" para garantizar la reapertura segura de los centros educativos, "más necesaria que nunca ante la ola de rebrotes". Además, USIE cree que será necesario "un mayor compromiso" de inversión que los 2.000 millones anunciados por el Gobierno.

Respecto a la modalidad de estudio, el sindicato opina que las clases virtuales constituyen "la antiescuela por cuanto la socialización es muy escasa y el aprendizaje se resiente sensiblemente". Por esta razón, aboga por garantizar la presencialidad del alumnado. Asimismo, USIE hace hincapié en que "una veintena" de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ya han iniciado la vuelta a las aulas. "Ellos son un buen referente a tener en cuenta, y nos podrían dar ejemplos de cómo hacerlo bien", ha subrayado.

"Improvisación e inquietud"

En su opinión, la convocatoria de una reunión de presidentes autonómicos, "a estas alturas del mes de agosto, evidencia improvisación y un motivo de inquietud para toda la sociedad, que observa sorprendida cómo se limitan ciertas actividades, se toman medidas preventivas colectivas y, sin embargo, en el ámbito educativo gran parte de la responsabilidad se descarga en los equipos directivos, docentes y familias".

"Parece que, en vez de preparar el inicio del curso, van a analizar el final del pasado", ha manifestado el sindicato, que defiende que la salud de la comunidad educativa es "prioritaria" y, por ello, deben tomarse medidas "excepcionales, no solo incrementando recursos humanos, disminuyendo ratios y adaptando espacios, sino potenciando los medios tecnológicos y la capacitación digital de los docentes".

Para la organización del inicio de curso, propone que "todos los centros educativos" planifiquen la prestación de unos servicios mínimos esenciales para los alumnos en función de la situación sanitaria de su entorno, y que, a partir de ahí, se den respuestas "individualizadas y flexibles" de atención presencial.

"Todo ello adaptando al máximo la normativa vigente (horarios lectivos adaptados ofreciendo enseñanzas de Bachillerato y FP por turnos o tardes, regulación escalonada entradas y salidas sin tener que compensar el tiempo lectivo que se pierda, espacios, agrupamientos de alumnos que no respondan a niveles o edades, integrar asignaturas en ámbitos, permitiendo que los docentes impartan clases por afinidad de atribución docente y no sólo por estricta especialización de materias, entre otras que surjan en el seno de las comunidades educativas) para que los directivos de los centros puedan articular medidas contextualizadas", ha concretado.

Además, aboga por implementar unos criterios prioritarios para la presencialidad, que pueden ser "vulnerabilidad económica de las familias, necesidad de conciliación por las características del trabajo de los progenitores, alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo y grupos de menor edad (infantil y primaria)". Para ello, según ha explicado, Gobierno, comunidades autónomas y ayuntamientos deben "redoblar" los recursos materiales y humanos: docentes, personal de administración y servicios (PAS), personal de atención educativa complementaria (PAEC) y personal de limpieza.

Formación y prevención de riesgos laborales

En relación con los servicios de formación y de prevención de riesgos laborales, el sindicato considera que deben planificar sus intervenciones para, en unos casos, facilitar formación y recursos y, en otros, para validar los planes de contingencia de los centros y servicios educativos. "Los inspectores de educación debemos centrar nuestros esfuerzos en asesorar, ayudar y comprender las difíciles situaciones en las que se verán involucrados todos los sectores de la comunidad educativa, facilitando pautas y la conexión con las autoridades administrativas", ha subrayado.

En este punto, la organización opina que el asesoramiento debe "ganar peso" ante la supervisión, centrada en el cumplimiento de la normativa educativa, pues se trata de "una situación transitoria y compleja". "Los planes de inspección deben simplificarse al máximo para que se pueda atender lo realmente necesario e importante", concluye.

Estudiantes advierten de que las medidas son "más insuficientes todavía" en la escuela pública

El Frente de Estudiantes ha advertido este jueves de que las medidas sanitarias a aplicar de cara a la 'vuelta al cole' en septiembre "no son suficientes, pero son más insuficientes todavía" si se tiene en cuenta la situación "de precariedad y falta de medios en que se encuentra la escuela pública". Según explica a Europa Press la portavoz del Frente de Estudiantes, Eva Madariaga, es "importante" poner de manifiesto que el período de confinamiento como medida para frenar la pandemia del nuevo coronavirus "puso de manifiesto la desigualdad que existe en el sistema educativo".

En este sentido, Madariaga cree que "las consecuencias de esa agudización de la brecha educativa" se expresarán en el inicio del nuevo curso 2020/2021, "momento en que se verán los efectos de la desconexión, tanto la digital como la que deriva de la realidad socio familiar del estudiante". En relación con las medidas sanitarias a implantar, la portavoz de la organización estudiantil destaca "la falta de concreción y planificación", que recuerda a "la situación de incertidumbre que se vivió durante el final del pasado curso".

Respecto a la situación en la que se hallan las escuelas para poder garantizar la salud de estudiantes, docentes y todo su entorno, Madariaga opina que "si bien en algunos centros podrán ser aplicadas de manera que se garantice su efectividad, la precaria situación de la gran mayoría de los centros públicos redunda en serias dificultades para garantizar el distanciamiento".

"Esto es lo fundamental. ¿Cómo se van a adaptar aulas en clave de garantizar la distancia en un centro en el que ya se da clase en bibliotecas y despachos? ¿Cómo se va a producir el desdoblamiento en grupos si en circunstancias normales estamos hablando de que faltan docentes en nuestros centros? ¿Hay medios para abordar las consecuencias del confinamiento en el desarrollo educativo del estudiantado?", cuestiona la portavoz del Frente de Estudiantes.

Por su parte, la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae) reclama al Gobierno central y las comunidades autónomas (CC.AA.) que la vuelta a las aulas en septiembre sea una "prioridad política". "Nos jugamos mucho y existe demasiada incertidumbre a menos de un mes del comienzo del curso escolar", explica la presidenta de Canae, Andrea Henry.

La escuela afronta ya su primer desafío con niños de 0 a 3 años que no llevan mascarilla

La escuela afronta ya su primer desafío con niños de 0 a 3 años que no llevan mascarilla

En este sentido, Henry asegura que los estudiantes tienen "todavía expectativas" de que se cree un plan de vuelta a las aulas desde el Ministerio de Educación y Formación Profesional, consensuado con todas las CCAA. "Pedimos, por favor, que la vuelta a las aulas sea una prioridad política y que, como hemos comentado, haya una coordinación real entre el Ministerio y las comunidades", ha subrayado.

Respecto a la modalidad de estudio, considera que "hay que apostar por la educación presencial, y semipresencial, en caso de que esta primera opción no sea sanitariamente viable, pudiendo garantizar el acceso a educación 'online' de todos los estudiantes si se opta por la segunda opción". "Solo así podremos garantizar el derecho a la educación de todos y todas las estudiantes por igual", defiende la presidenta de Canae. En relación con el nuevo plan, Andrea Henry apunta que debe "reforzar la plantilla de profesores y profesoras y reducir el ratio de estudiantes por aula".

Asimismo, ve necesarios protocolos que, en caso de positivo por covid-19, "no perjudiquen a la educación y desarrollo de los propios estudiantes (sobre todo en el tema de evaluación, exámenes, etc.) y con una mayor inversión en recursos que proporcionen igualdad de condiciones y medidas sanitarias en todos los centros educativos, independientemente de su titularidad". "Es el momento de actuar y nos estamos jugando el futuro de muchos y muchas estudiantes ya que esto afecta a muchas ámbitos: equidad, conciliación, abandono escolar, etc.", afirma Andrea Henry.

Más sobre este tema
stats