La portada de mañana
Ver
La negativa de Milei a rectificar abre la vía para una ruptura diplomática inédita en casi medio siglo

El juez da carpetazo a la causa sobre las supuestas cuidadoras de los hijos de Montero e Iglesias

La ministra de Igualdad, Irene Montero

El titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, da carpetazo al denominado caso niñera, en el que se investigaba el supuesto uso por parte de la ministra de Igualdad, Irene Montero, de una trabajadora a sueldo del partido como cuidadora de sus hijos. "No acreditado el hecho objeto de la investigación, procede acordar el sobreseimiento libre de la presente causa", recoge el auto de archivo, fechado el pasado miércoles y al que ha tenido acceso infoLibre. Hasta ahora permanecían investigadas en el caso, como supuestas niñeras, Teresa Arévalo y Gara Santana. La primera es asesora en Igualdad, mientras que la segunda fue responsable de Prensa de Podemos.

El procedimiento se inició a raíz de la documentación presentada en enero de 2021 por Mónica Carmona, antigua responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos. En ella, se abordaba la presunta utilización por parte de la ministra de Igualdad de Arévalo, persona a sueldo del partido, para el cuidado de sus hijos, una información a la que dijo haber tenido acceso a través de una "denuncia interna confidencial". A la asesora se sumó posteriormente como investigada Gara Santana, quien en el momento de los hechos ostentaba el cargo de asistente para la atención de los diputados del grupo de Unidas Podemos.

"De las diligencias de investigación practicadas no sólo no consta acreditado que Teresa Arévalo Caravallo o Gara Dolores Santana Suárez se encargasen del cuidado de los hijos de Irene Montero y Pablo Iglesias, sino que incluso no consta acreditado que persona alguna, ajena a los propios padres se haya encargado de su cuidado durante el tiempo que desempeñaban funciones remuneradas por el partido político Podemos o remuneradas por el erario público", recoge el auto de archivo.

En su resolución, el juez repasa todas las pesquisas realizadas a lo largo de todos estos meses. Unas diligencias de investigación que, expone, "se limitaron" a "la documental aportada" por Carmona, consistente en una factura relativa a los gastos de desplazamiento para un acto electoral en la que figuraban Montero, su hija y Arévalo, así como la testifical de una exempleada del partido que aseguraba haber formado parte del equipo de Montero en 2017 y 2018 y que en su declaración identificó a Santana como la persona que cuidaba a los críos.

El juez sostiene que el simple hecho de que la asesora de Igualdad viajara junto a la ahora ministra y su hija a Alicante para un acto electoral no es suficiente como para acreditar que el desplazamiento fuera "para el cuidado" de la niña, pudiéndose inferir "que lo hizo en cumplimiento del cargo que tenía dentro del partido político en dicho momento".

La macrocausa contra Podemos se agota: 'Neurona' sobrevive tras dos años sin apenas hilos de los que tirar

La macrocausa contra Podemos se agota: 'Neurona' sobrevive tras dos años sin apenas hilos de los que tirar

En cuanto a Santana, el juez destaca la "inexistencia de prueba objetiva que advere la declaración" de la exempleada como testigo. Así, resalta que la misma interpuso una "demanda por despido improcedente" tras ser despedida de Podemos, con lo que cabe "apreciar" que dicha persona "pueda albergar un cierto resentimiento respecto de dicho partido y de sus dirigentes". Además, recuerda que solo aportó un mensaje relativo a las supuestas peticiones por parte de Iglesias para que trasladase a Santana a su domicilio particular.

"Por los motivos anteriormente expuestos, no cabe erigirla en indicio racional suficiente acreditativo de que Gara Santana se dedicara durante cuatro o cinco meses al cuidado de los hijos de Irene Montero no obstante encontrarse percibiendo un sueldo proveniente de fondos públicos", apunta el auto.

Desde el partido se preguntan ahora quién reparará "todo el daño reputacional" sufrido por Montero, Arévalo y Santana. "Han sido acusaciones falsas que tenían el propósito de perseguir a la gente de Podemos", señalan fuentes de la formación política.

Más sobre este tema
stats