Violencia género

Un juez no cree que rociar a una mujer con gasolina implique querer asesinarla

infoLibre

La Audiencia Provincial de Murcia condenó este sábado a 8 años de prisión y una indemnización de 7.000 euros a Jesús G.M, un hombre de Bullas que fue acusado de intentar asesinar a su mujer al rociarla con gasolina e intentar prenderla fuego con un mechero. Sin embargo, de los tres magistrados de la sala, uno consideró, en un voto particular, que el acusado debería haber sido absuelto por el delito de homicidio en grado de tentativa al considerar que se vulneró la presunción de inocencia G.M. y que los indicios no son suficientes para dictar la sentencia condenatoria, según informó La Verdad de Murcia.

La opinión del juez Augusto Morales contrasta frontalmente con la del presidente del tribunal, José Luis García, y el ponente de la sentencia mayoritaria, Álvaro Castaño-Penalva, que no tuvieron dudas en señalar al acusado culpable de los delitos de homicidio en grado de tentativa y quebrantamiento de condena –Jesús G.M. no podía acercarse a la víctima–.

Si bien Morales se mostró conforme con el segundo delito, no consideró suficientemente probado que el acusado intentase asesinar a su pareja. Asegura que el mechero con el que iba a prenderle fuego no fue aportado a las actuaciones y que la única referencia que se tiene del objeto es la declaración de los guardias civiles que intervinieron. El juez tampoco descarta que fuera la propia víctima la que se rociara con la gasolina.

La policía detiene a la expareja de la mujer asesinada a puñaladas en Pontevedra

Más sobre este tema
stats