PORTADA DE MAÑANA
Ver
La Audiencia Nacional avala la batalla de Sanidad para impedir que se conozca el precio real de los fármacos

El futuro de Cataluña

JxCat descarta investir a Puigdemont a través de una asamblea de electos

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, este lunes en rueda de prensa.

infoLibre

JxCat ha descartado este lunes investir con una asamblea de electos a su candidato a presidir la Generalitat, Carles Puigdemont, han explicado a Europa Press fuentes de la candidatura.

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, ha afirmado este lunes que a su partido le "suena bien" tener un Govern que considera legítimo y que trabaje desde Bruselas, y otro ejecutivo y efectivo que trabaje desde Catalunya: así, se investiría a Carles Puigdemont en Bélgica a través de una asamblea de electos y a otro candidato en el Parlament.

Lo ha dicho en rueda de prensa tras reunirse la dirección de ERC, al ser preguntado por la información que publica La Vanguardia sobre la posibilidad de pactar estos dos gobiernos como mecanismo para desencallar la investidura y que JxCat y ERC puedan llegar a un acuerdo.

"Si decimos que suena bien es porque da todo el valor al Govern legítimo de Bruselas y lo hace compatible con acabar con el 155", ha resumido Sabrià, que ha declinado entrar en detalles sobre la negociación porque argumenta que no beneficiaría llegar a un acuerdo.

Según la información de La Vanguardia, la fórmula pasaría por investir a un president en el Parlament que no fuera Puigdemont para evitar consecuencias judiciales, y luego investir a Puigdemont en Bruselas a través de una asamblea de electos.

Esta asamblea de electos podría ser la que impulsó la Associació de Municipis per la Independencia (AMI) y que hasta ahora no ha entrado en vigor, un órgano que se creó en 2016 por si el Estado ponía "obstáculos" al proceso soberanista como el de intervenir las instituciones catalanas.

Antes de descartar la alternativa definitivamente ha comparecido ante los medios el portavoz adjunto de JxCat en el Parlament, Eduard Pujol, que ya ha avanzado que no veían bien la propuesta: "Presidencia hay una y será la del president Puigdemont. La investidura será la del president Puigdemont".

ERC exigió la semana pasada proceder a una investidura que no tuviera consecuencia penales y esta fórmula le hubiera permitido hacer un pleno en el Parlament con un candidato alternativo sin problemas legales y en paralelo una investidura simbólica en Bélgica.

La CUP rompería los acuerdos alcanzados

La diputada de la CUP Maria Sirvent ha avisado este lunes de que no darían por buenos sus acuerdos con JxCat y ERC del 28 de enero, y deberían negociar de nuevo, si cambiara el plan de investir a Carles Puigdemont (JxCat) president de la Generalitat en el Parlament.

"No participaremos de un pleno hecho a medida del TC. Entendemos que la investidura efectiva del candidato más votado significa un embate democrático real con el Estado", ha dicho en un comunicado recogido por Europa Press. Por tanto, "si el pleno no se presentase en estos términos, los acuerdos alcanzados hasta el momento tendrían que iniciarse de nuevo", según Sirvent.

Lo ha dicho el mismo día en que los diputados cupaires Carles Riera y Vidal Aragonés se reúnen en Bruselas con Puigdemont, aunque fuentes de la CUP han asegurado a Europa Press que el comunicado no tiene nada que ver con esa reunión, que valorarán tras debatirla internamente.

El 28 de enero, la CUP llegó a un principio de acuerdo con JxCat y ERC para apoyar la investidura de Puigdemont a cambio de retirar el concierto a las escuelas que segregan por sexo, formar una Asamblea Constituyente y volver a hacer pública la empresa ATLL.

El documento no llegó a sellarse porque el martes de la semana pasada —cuando JxCat, ERC y la CUP debían rubricarlo— el presidente del Parlament decidió aplazar el pleno de investidura de Puigdemont, lo que desencadenó reproches entre JxCat y ERC.

Las negociaciones entre JxCat, ERC y la CUP no contemplan el regreso de Puigdemont

Las negociaciones entre JxCat, ERC y la CUP no contemplan el regreso de Puigdemont

Los cupaires especifican ahora que, si el plan de JxCat y ERC pasa ahora por "una investidura simbólica u otro candidato a la Presidencia", tendrían que volver a sentarse a negociar, porque los puntos acordados eran a cambio de investir a Puigdemont.

La CUP considera que el retorno a la "normalidad autonómica significa prolongar indefinidamente los efectos de los artículos 155 y 135 de la Constitución". Por eso, pregunta a JxCat y ERC si realmente pretenden materializar la república.

En concreto les piden "honestidad, claridad y sinceridad en relación a si su acción política irá encarada a la desobediencia, a impulsar el Proceso Constituyente y a avanzar en políticas sociales o si seguirán posponiendo estas cuestiones por una pugna partidista relacionada con nombres y cuotas de partido".

Más sobre este tema
stats