LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Qué está fallando: así ven el repunte de asesinatos tres exdelegadas del Gobierno contra la violencia machista

Rezo del rosario y ahora muñecas hinchables: la concentración ultra en Ferraz es ya un esperpento

Manifestantes portan muñecas hinchables profiriendo insultos machistas contra la ministras socialistas.

infoLibre

La duodécima noche de manifestaciones en la calle Ferraz, que ha reunido a 1.300 personas, ha concluido este martes alrededor de las 23.00 horas cuando la gran mayoría de manifestantes ha abandonado la zona quedando solo en primera fila facciones más radicales del movimiento Noviembre Nacional.

Bajo un fuerte dispositivo policial la jornada ha discurrido pacíficamente, si bien se han producido algunos momentos de tensión cuando los manifestantes han comenzado a lanzar objetos contra la prensa provocando que la Policía Nacional se pusiera el casco y se alejara de las vallas de protección.

Los manifestantes, apoyados también por Vox en redes sociales, se han concentrado sobre las 19.30 horas y han gritado contra el presidente del Gobierno en funciones y contra el "golpe de Estado" que está perpetrando. Pedro Sánchez hijo de puta; No es un presidente, es un delincuente o Por siete votos vendes a tu madre, han lanzado los presentes entre pitadas.

No han faltado tampoco los cánticos contra el líder de Junts, Carles Puigdemont, a quien le exigen que pague sus "delitos" y que entre en "prisión" con el cántico “Puigdemont, ratero, vuelve al maletero” contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska e incluso contra la Policía Nacional, a quienes tachan de "subnormales" y "sin cojones".

Para proteger la sede de los socialistas, la Policía ha acordonado las calles aledañas aunque a las 19.30 horas todavía había acceso al tráfico en Marqués de Urquijo que pasadas las 20.00 horas ha sido cerrada al tráfico al congregarse más gente.

Como el lunes, la concentración en Ferraz se ha producido de forma pacífica entre vítores a la bandera, a la Guardia Civil y a la Constitución de 1978 aunque también cargando contra la prensa española a la que consideran "manipuladora" y controlada por el Ejecutivo. Como ya ocurrió en anteriores jornadas, los asistentes han gritado contra los cámaras y reporteros de televisión que se encontraban trabajando en el tumulto a gritos de "fuera" y alentando una gran pitada para que abandonaran la zona.

La tensión ha aumentado alrededor de las 21.00 horas, cuando un grupo de manifestantes ha irrumpido en la concentración portando muñecas hinchables desnudas con el logo del PSOE cantando "no es una sede, es un puticlub" y "estas son las ministras del Gobierno" señalando a las figuras de plástico. El día anterior, se habían producido incidentes después de que un grupo ultracatólico comenzara a rezar el Rosario, siendo insultado por otra facción de concentrados. El Grupo Universitario Católico convocó a sus fieles frente a la sede del PSOE bajo el lema "Dios es español y está de parte de la nación".

Este grupo de personas ha tomado la primera línea de la concentración y la tensión ha vuelto a la calle Ferraz cuando el lanzamiento de un objeto de vidrio contra la prensa ha hecho saltar las alarmas procediendo los efectivos policiales a retirarse de las vallas, al igual que los periodistas, y enfundarse los cascos de protección.

A partir de las 22.30 horas el grupo se ha ido reduciendo considerablemente y sobre las 23.00 horas prácticamente la totalidad de los asistentes han abandonado la calle Ferraz citándose mañana en el Congreso, donde tendrá lugar el debate de investidura de Pedro Sánchez.

Más sobre este tema
stats