Los otros gamonales

Marea blanca en Cartagena contra el colapso hospitalario

Una nueva marea blanca alcanza a la Sanidad de Murcia

Carmen Valenzuela

En Cartagena (Murcia), el progresivo desmantelamiento de los servicios del hospital Santa María del Rosell mantiene en vilo a los casi 300.000 vecinos del área sanitaria a la que presta asistencia. Es lo que denuncia la Platafoma Salvemos el Rosell, un movimiento ciudadano integrado por pacientes, especialistas de la salud y sindicatos. La nueva marea blanca lleva años enfrentada al Gobierno regional por lo que cree que es un proceso encubierto de privatización y precarización de la sanidad pública murciana.

Hace tiempo que la plataforma exige la puesta en funcionamiento de todas las instalaciones del Hospital Santa María del Rosell, un centro que, aseguran, funciona a medio gas, por lo que se requeriría impulsar su actividad al completo para evitar el colapso del Hospital Santa Lucía,el único que en la actualidad presta todos los servicios a los ciudadanos de Cartagena y que absorbe la gran mayoría de las necesidades sanitarias del área.

La tensión ha terminado por estallar estos dos últimos meses con la recogida de setenta mil firmas de apoyo, la convocatoria de una manifestación a la que asistieron alrededor de 15.000 vecinos, un encierro simbólico en el propio hospital y una sonora pitada al presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel.

Las resoluciones que prometían dos hospitales

En las Asambleas Regionales celebradas en los años 2009 y 2010 se aprobaron de forma unánime dos resoluciones donde todas las fuerzas políticas se comprometían a garantizar el completo funcionamiento tanto de las instalaciones del Santa María del Rosell como aquellas correspondientes al Hospital de Santa Lucia, previsto como principal centro de asistencia sanitaria para la zona de Cartagena y que abriría sus puertas en 2011. Sin embargo, la situación que describe la Plataforma Salvemos el Rosell es bien distinta: el área que abarca los municipios de Cartagena, Fuente Álamo, Mazarrón y La Unión, así como cuatro municipios del Mar Menor, depende de los servicios asistenciales de un único hospital que se ha visto colapsado por las listas de espera y la dilatación de los plazos de acceso a las prestaciones sanitarias.

Según la federación sindical de sanidad y sectores sociosanitarios de Comisiones Obreras en Murcia, las listas de espera para operaciones, consultas médicas o pruebas diagnósticas se han multiplicado exponencialmente en los dos últimos años. Una situación que, según el sindicato, está obligando a derivar a los pacientes a centros de salud concertados. “Han pasado de 50 personas en lista de espera a 500 en cirugía mayor”, aseguró a infoLibre José Mula, delegado sindical de CCOO en Murcia.

Inspirados por la marea blanca de Madrid

Bajo el lema “Salvemos el Rosell”, la plataforma no ha dejado de hacer sonar sus consignas contra el cierre y desmantelamiento del hospital en numerosas manifestaciones y campañas. Pero la experiencia y el éxito de la marea blanca de Madrid el éxito de la marea blanca de Madrid les ha inspirado para llevar sus acciones al terreno judicial. “Nos hemos puesto en contacto con los abogados de la marea blanca de Madrid y nos brindan su apoyo”, dijo a infoLibre Leandro Sánchez, portavoz de la plataforma.

Pero no son solo los logros de la marea blanca los que han inspirado la lucha de la plataforma, sino situaciones cuyo dramatismo ha desencadenado la alarma social por las consecuencias de los recortes presupuestarios en la salud pública. El fallecimiento de dos pacientes en los pasillos de las urgencias del Hospital Virgen de la Salud de Toledo es un caso al que se refieren constantemente. “No queremos que alguien tenga que morir para poner un poco de cordura en este asunto”, sentencia Leandro Sánchez.

“El Rosell no se va a cerrar”

Por su parte, la Consejería de Sanidad de Murcia negó tajantemente a este diario que se estuviera procediendo al desmantelamiento de los servicios del hospital: “El Rosell no se va a cerrar, se va a potenciar para continuar ofreciendo una mayor calidad asistencial”, declaró por escrito a infoLibre esta administración. Asimismo, aseguró que tienen previsto incrementar la actividad de los quirófanos y que se "podrán crear nuevas unidades", aunque no precisó fecha ni plazos. Es una promesa que sin embargo, cuestina la plataforma. “Hablan de querer dotarlo de cosas como si fuera un gran geriátrico”, señaló Leandro Sánchez.

Además, desde la consejería subrayan que “la puesta en marcha del Santa Lucía ha conllevado importantes mejoras para los ciudadanos del Área de Salud II-Cartagena” y que acepar la propuesta de la Plataforma supondría "tener servicios a medio camino", al tiempo que se felicitan por "el trabajo que se está haciendo para lograr grandes servicios médicos”.

El incumplimiento de las promesas, el colapso de los centros de salud, la sombra de las privatizaciones y el progresivo deterioro de la sanidad pública en general, son parte de las preocupaciones que han logrado aunar a los sectores más dispares de la sociedad cartagenera en una lucha que, con el próximo asalto judicial abre un nuevo capítulo en la defensa del Estado del Bienestar en tiempos de recortes. Un asunto en el que cada vez más ciudadanos han dejado de ser meros espectadores para decidirse a tomar el papel protagonista.

Quién, qué, cómo

QUIÉN:La Plataforma Salvemos el RosellTwitterFacebook

QUÉ:

CÓMO:

La marea blanca celebra su victoria contra la privatización de la sanidad

La marea blanca celebra su victoria contra la privatización de la sanidad

Más sobre este tema
stats