PORTADA DE MAÑANA
Ver
El fiscal general se apoya en la sentencia del 'procés' para desmontar las tesis de los fiscales díscolos

Crisis de los refugiados

Nacionalidad y fecha de llegada: los inexplicables requisitos que mantienen a 50.000 refugiados atrapados en Grecia

Refugiados afganos protestan en el campo de Elinikón (antiguo aeropuerto de Atenas), utilizado como centro de acogida de refugiados, Grecia.

Según denuncia la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), hay más de 50.000 personas atrapadasatrapadas en Grecia esperando a ser trasladadas. Sin embargo, la Unidad de Reubicación griega informó este jueves a la Oficina de Asilo y Refugio española que, en estos momentos, no dispone de personas reubicables que puedan ser acogidas en nuestro país. "Lamentamos informarles de que en la actualidad no hay más expedientes que cumplan los criterios de elegibilidad establecidos en las Decisiones del Consejo de la UE para el Programa de Reubicación. En este sentido, la Unidad de Reubicación griega no va a enviar expedientes para los compromisos de reubicación", informó el organismo.

Según el último informe de la Comisión Europea, publicado el pasado 6 de septiembre, un total de 27.695 personas han sido reubicadas desde Grecia e Italia –los países que más solicitantes de asilo reciben en la Unión Europea– desde el año 2015, cuando los Veintiocho adoptaron el compromiso de recibir a 120.000 personas dentro del marco del plan europeo de emergencia. Concretamente en España se ha reubicado hasta ahora a 1.257 personas –168 procedentes de Italia y 1.089 de Grecia–, aunque el compromiso inicial adoptado por el Gobierno era de 15.888. 

No obstante, como denuncia CEAR, el problema de las más 50.000 personas atrapadas en la "ratonera" griega es que no cumplen los requisitos para convertirse en personas potencialmente reubicables. De esta forma, hay muchas que, por estar excluidas del programa de reubicación de la UE, no pueden llegar a nuestro país, como por ejemplo los iraquíes y los afganos que se encuentran allí. 

¿Por qué, a pesar de haber miles de refugiados que solicitan asilo, Grecia comunica que no pueden llegar más personas a España? La Unión Europea estableció unos requisitos para los refugiados que solicitan protección internacional que ha sido criticado por las ONG. Características como la nacionalidad de los inmigrantes determinan el futuro de estas personas, cuyo destino queda establecido por el programa aprobado en 2015. 

La nacionalidad, el primer condicionante

Según ha denunciado CEAR, el hecho de que haya personas a la espera de recibir protección en Grecia que no cumplan los requisitos necesarios para ser reubicados "evidencia el estrepitoso fraude del programa de reubicación", proceso que, a su juicio, ha supuesto "un fracaso por su carácter discriminatorio en base a la nacionalidad de las personas que podían participar en el mismo".

Según el programa, sólo son susceptibles de reubicación aquellas personas con una nacionalidad que supere una tasa de reconocimiento de protección internacional de un 75% en la media de los países de la UE, según explica a infoLibre Rosa Otero, responsable de comunicación de Acnur. "Estas nacionalidades van variando y cambian a los candidatos potenciales", aclara. 

Según el último informe de la Comisión Europea, en estos momentos los refugiados que son reubicables son aquellos procedentes de Eritrea, Siria, Yemen, Bahamas, Baréin, Bután, Catar y Emiratos Árabes Unidos. Así, todas las personas que no procedan de estos países no pueden ser reubicadas, por lo que se quedarían en Grecia a la espera de otro tipo de solución.

Según explica Otero, esta podría pasar por el reconocimiento de la persona como refugiada y así contar con los derechos que ello conlleva sin ser trasladada, o solicitar la reunificación familiar si tiene parientes en otro Estado de la UE. De esta manera, sería inmediatamente reubicada. En este sentido, Acnur ya señaló que, como derecho fundamental reconocido en instrumentos jurídicos internacionales y regionales como las Convenciones de Ginebra o los Pactos Internacionales de Derechos Humanos, la reunificación familiar es uno de los principios básicos a respetar para las personas refugiadas que, en multitud de ocasiones, se ven "forzados a separarse de sus familias". 

Sin embargo, según ha denunciado la propia CEAR, el requisito de la nacionalidad "obvia los tratados internacionales tales como la Convención de Ginebra, que establece la no discriminación por criterios de nacionalidad". 

La fecha de llegada a Grecia, requisito indispensable

Por otro lado, la fecha de llegada a Grecia constituye otro de los requisitos fundamentales para solicitar el asilo. De esta manera, sólo podrán pedir protección internacional en los países de la Unión Europea aquellas personas que hayan llegado al país en una antes de marzo de 2016, fecha en la que se aprobó el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, que establece que todas las personas llegadas a Grecia serían devueltas a Turquía.

De la misma manera, según indica Otero, al igual que hay una fecha mínima de llegada a Grecia, también hay establecida una fecha máxima: el 26 de septiembre de 2017. Justo ese día se cumple el plazo para que los países que se han acogido a este programa cumplan sus compromisos. No obstante, previsiblemente, no parece que ninguno vaya a hacerlo. "A partir de esa fecha, desconocemos lo que va a ocurrir", declara Favieres. 

Además de estas dos anteriores condiciones, las personas solicitantes de asilo tendrán que haberlo solicitado y registrado para poder acogerse al programa de reubicación según informa Favieres, quien añade que se da la posibilidad al refugiado de "seleccionar diez países para ser reubicado y, en función de las posibilidades, se inicia el proceso". 

Procedimiento legal

El establecimiento de estos requisitos, como explica Favieres, es legal desde el punto de vista de la UE pero no cumple los tratados internacionales sobre derechos humanos. El programa de reubicación y asilo adoptado por la UE es vinculante y concierne a todos los Estados, aunque se trata de una medida "puntual" que permite saltarse los términos establecidos en la Conferencia de Berlín, la cual establece que el país que recibe a los solicitantes de asilo debe hacerse cargo de ellos, sin que estos puedan ser trasladados. 

En este sentido se pronunció este miércoles el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que desestimó los recursos presentados por Eslovaquia, Hungría, República Checa y Rumanía. Estos países solicitaron que se rechazara la obligatoriedad de acogerse al programa alegando que la decisión se adoptó "viciada de errores de procedimiento o derivados de la determinación de una base jurídica incorrecta y, por otra parte, que no es adecuada para responder a la crisis migratoria ni necesaria para tal fin".

El alcalde pro refugiados acuchillado en Alemania confirma que fue un ataque premeditado

El alcalde pro refugiados acuchillado en Alemania confirma que fue un ataque premeditado

"A pesar de ser vinculante, como este reglamento no tiene rango legal, se desconocen las consecuencias de su incumplimiento", declara Favieres. 

Por otro lado, el TJUE manifestó que el incumplimiento del compromiso adoptado por toda la Unión Europea responde a "un conjunto de factores" imprevisibles en el momento de su aprobación, "en particular la falta de cooperación de determinados Estados miembros". 

 

Más sobre este tema
stats