Caso Pujol

Oleguer Pujol y su socio controlan desde las Islas Vírgenes un 12% de la trama investigada

Agentes de Policía tras el registro practicado en el domicilio de Oleguer Pujol.

Oleguer Pujol y su socio Luis Iglesias controlan desde una sociedad radicada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes, denominada Aegle International Limited, el 11,82% del capital de Drago Real Estate Partners Ltd, una compañía domiciliada en otro paraíso fiscal, la isla de Guernsey, en el Canal de la Mancha. Así consta en documentos registrales a los que ha tenido acceso infoLibre.

Drago Real Estate es la propietaria de todas las acciones de varias de las compañías españolas involucradas en las siete macrooperaciones inmobiliarias que, bajo la sospecha de blanqueo y fraude fiscal, investiga el juez Santiago Pedraz.

Esas operaciones y el temor a que Pujol o su socio destruyeran pruebas se sitúan tras la batería de registros lanzada este jueves por Pedraz . Una vez finalizados, el hijo menor del expresidente catalán Jordi Pujol acabó en una comisaría de Barcelona después de ocho horas de rastreo policial en sus viviendas y en las sedes de sus empresas. Oleguer Pujol, que se negó a declarar, salió de comisaría a última hora de la tarde en libertad pero con cargos.

Tras el fallido interrogatorio policial, este diario preguntó a los portavoces de Oleguer Pujol Ferrusola si ha declarado en España su participación en una sociedad de las Islas Vírgenes. “Ha declarado todo su patrimonio a la Agencia Tributaria”, fue la respuesta. InfoLibre preguntó de nuevo si en esa declaración se incluye el porcentaje que posee en Aegle International Limited. Esta vez no hubo respuesta.

Los documentos que obran en poder de este diario constatan el trasiego de dinero entre empresas extranjeras y sociedades españolas participadas por Drago Real Estate Partners –Longshore SL, Servifonía Plus SL y Tres Forcas Capital SL¬- o relacionadas con ella a través de sus socios, como Samos Servicios y Ursus Alfa.

Como norma general, los préstamos efectuados por compañías ubicadas en territorios de baja tributación, como son Luxemburgo, Guernsey y las Islas Vírgenes, permiten a las empresas españolas que reciben el dinero deducirse fiscalmente los intereses al tiempo que los fondos se mantienen en el circuito del grupo. Es decir, el dinero se mueve de un cubilete a otro pero nunca abandona la mesa de juego.

Para una de las operaciones investigadas, la compra del hotel Costa Canaria, desvelada en julio por infoLibre, la sociedad adquirente, Servifonía Plus SL, recibió ocho millones de euros procedentes de otra de las compañías de esta constelación que optaron por domiciliarse en el opaco refugio caribeño de las Islas Vírgenes, Eldersfield Investments Ltd. A su vez, Eldersfield posee el 8,1% de Drago Real Estate Partners. Como ocurre con Guernsey, el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes opera bajo el amparo del Reino Unido.

Los papeles que dejan al descubierto la estructura societaria de este entramado que se asienta sobre cuatro pilares geográficos –Guernsey, las Islas Vírgenes, Luxemburgo y Holanda, aunque esta última como estación de paso- y las filiales de su órbita tumban por completo la versión oficial que los socios de Oleguer Pujol difundieron en enero de 2013 como réplica a las primeras informaciones sobre el caso, publicadas por el diario El Mundo.

Enviado desde Drago Capital SL, sociedad casi homónima de la de Guernsey pero domiciliada en Madrid, aquel comunicado oficial llevaba la firma del secretario del consejo de administración de la sociedad, Ivan Azinovic. “Drago Capital SL y Drago Real Estate Partners Ltd no tienen absolutamente nada que ver la una con la otra".

Y agregaba esto: "No coinciden ni los accionistas ni los administradores, no tiene la una en la otra ningún interés ni directo ni indirecto. Tan sólo tienen en común el nombre”.

Pero la realidad es otra. Las cuentas de 2011 depositadas por Drago Capital SL en el Registro Mercantil señalan como únicos socios de la compañía a “Oleguer Pujol Ferrusola y Pavane Investment SA”. Esta última es una sociedad luxemburguesa propiedad de Luis Iglesias.

Los documentos analizados por este diario, que desmenuzan el accionariado de la compañía de Guernsey Drago Real Estate Partners Ltd, atribuyen a la sociedad Aegle Int. Ltd el 11,82% de su capital. Y los propietarios de Aegle Int. Ltd son, al 50%, Oleguer Pujol y Luis Iglesias.

Adicionalmente, Oleguer Pujol como persona física posee en Drago Real Estate Partners otro 0,32% del capital y Nerine Trust Co. Ltd –otra compañía oficialmente propiedad de Luis Iglesias- ostenta un porcentaje idéntico: 0,32%. Es decir, en total, Oleguer Pujol y su socio controlan el 12,46% de Drago Real Estate Partners Ltd.

A continuación figura un resumen de cómo participa el tándem Pujol-Iglesias en las sociedades investigadas por operaciones inmobiliarias bajo sospecha.

Drago Real Estate Partners Ltd, pieza clave en la trama

Mayoritariamente participada por dos grandes inversores institucionales –el fondo de pensiones AGP Strategic y Phoenix Life Assurance Ltd-, Drago Real Estate Partners Ltd se sitúa en el centro del entramado empresarial. Como se ha indicado, Oleguer Pujol y Luis Iglesias son dueños de un 12,46% de su accionariado.

A través de su filial holandesa, denominada Drago Mediterranean Holding Cooperatief, la compañía de Guernsey domina al 100% cuatro sociedades españolas: la melillense Tres Forcas Capital SL y tres domiciliadas en Gran Canaria: Servifonia Plus SL, Bahoruco Park SL y Arquillo Resort SL.

Asimismo, y según los papeles a los que ha accedido este periódico, controla el 50% de Longshore SL, que ocupa un papel estelar en el entramado societario.

Longshore SL y LOS inmuebles DE Prisa

Constituida el 31 de marzo de 2008 con un capital social de 3.010 euros, Longshore adquirió, cuatro meses más tarde y por 300 millones de euros según el escrito con el que Anticorrupción emprendió en julio investigaciones sobre Oleguer Pujol, siete inmuebles hasta entonces pertenecientes al grupo Prisa y localizados en Madrid y Barcelona. Los bienes fueron hipotecados por 287,5 millones de euros.

La conexión entre Longshore SL y el equipo formado por Oleguer Pujol y Luis Iglesias no se limita al hecho de que el primero de ellos fuera nombrado administrador único de Longshore SL en mayo de 2008. Ni tampoco a que Drago Capital SL, justamente la empresa española que poseían de forma conjunta, se convirtiera en diciembre de 2012 en consejero delegado de Longshore.

La relación societaria del tándem Pujol-Iglesias es directa. Según los papeles a que ha tenido acceso este periódico, las acciones de Longshore SL se reparten al 50% entre Drago Mediterranean Drago Holding Cooperatief y la también holandesa Dotricia Management BV. Dado que Oleguer Pujol y su socio controlan el 12,46% de Drago Mediterranean -a través de Drago Real Estate Partners-, ello significa que tienen por esa vía el 6,23% del accionariado de Longshore SL.

En cuanto a Dotricia Management BV, se trata de una sociedad que pertenece en un 11,5% a Luis Iglesias a través de la luxemburguesa Pavane Investments, lo que supone que Iglesias controla otro 5,52% de Longshore SL. La participación conjunta y total de los dos socios en Longshore SL se eleva por tanto al 11,75%.

Servifonía Plus SL y la compra del hotel Costa Canaria SA

Domiciliada en Gran Canaria y ahora en proceso de extinción, Servifonía Plus es una de las sociedades cuyos movimientos de capital ilustran la pauta del grupo. Al ser propiedad al 100% de Drago Real Estate Partners, la participación accionarial de Oleguer Pujol y Luis Iglesias en la compañía de Guernsey es extrapolable de manera directa a Servifonía: ostentan, por tanto, el 12,46% del accionariado.

En julio de 2006, Servifonía compró el hotel Costa Canaria SA por 30 millones de euros. Al menos ocho millones procedían de las Islas Vírgenes, como desveló infoLibre en julio gracias ya entonces a documentos registrales. Esos ocho millones tenían su origen en Eldersfield Investments Ltd. Los papeles que ahora obran en poder de este diario demuestran que Eldersfield es propiedad del canadiense Marc Jonas, que participa en varias sociedades del grupo además de en la matriz Drago Real Estate.

Ursus Alfa y la ADQUISICIÓN de oficinas de Bankia

Participada al 100% por Promontoria Holding XXXIII BV, una filial holandesa de Cerberus, uno de los gigantes de los llamados fondos buitre, Ursus Alfa compró 97 sucursales de Bankia en noviembre de 2010 por 96,4 millones de euros.

La fórmula fue la misma que se había aplicado en el caso de Prisa y conocida como leasing back: Ursus adquiere la propiedad de los inmuebles y se los alquila a su anterior titular, que pasa a tener derecho preferente de recompra.

La presencia accionarial de Oleguer Pujol y Luis Iglesias en este proyecto se fraguó de una forma indirecta y de muy difícil detección. Duivelsklip Financing BV, una compañía holandesa cuyo accionista único es Luis Iglesias, tiene una cuenta en participación –un contrato entre dos partes que permite a una de ellas invertir en un proyecto sin constar como socio y manteniendo, por tanto, oculta su identidad- sobre Promontoria Holding XXXIII BV equivalente al 4,9% del capital.

A su vez, otra sociedad participada al 100% por Oleguer Pujol, Zante International Ltd, tiene una cuenta en participación sobre Duivelsklip. Y esa cuenta representa el 98% del capital. Pero la tuerca admite otra vuelta más: porque Luis Iglesias tiene a su vez una tercera cuenta en participación, esta sobre Zante International Ltd y que representa el 64% del capital.

En resumen: la estructura de muñeca rusa habitual en entramados societarios que conducen a paraísos fiscales fue utilizada aquí con el añadido de que la presencia de Pujol Ferrusola e Iglesias en el proyecto impulsado por la filial de Cerberus quedaba a salvo -o casi- de miradas gracias al ardid de las sucesivas “cuentas en participación”.

Samos y lOS inmuebles del Banco Santander

Responsable de la compra de inmuebles del Banco Santander en noviembre de 2007 y nada menos que por 2.013 millones de euros, parcialmente financiados con un crédito sindicado en el que participó el propio vendedor de los inmuebles, Samos Servicios y Gestiones SL acaba de cambiar la identidad de su accionista único.

Presidida por Oleguer Pujol en 2007, año de su constitución, Samos tuvo en un primer momento como socio a la compañía holandesa Cuius Holding BV, protagonista de otra de las operaciones financieras investigadas en el caso: Cuius recibió en noviembre de 2007, el mes en que adquirió el parque inmobiliario del Santander, un préstamo sindicado de 1.926 millones de euros.

Lo sorprendente es que, según el escrito con que Anticorrupción abrió investigaciones en julio, “entre los prestamistas se encontraba la propia Samos”. Es decir, la sociedad que era propiedad al 100% de Cuius prestó dinero a su matriz.

En marzo de 2008, Cuius fue reemplazado por otra sociedad neerlandesa: Sant Midco Holding BV. Y en septiembre de 2014, con las investigaciones sobre Oleguer Pujol ya iniciadas, Samos inscribió un tercer cambio en la identidad de su accionista único, que pasó a ser la compañía luxemburguesa Ziloti Holding sarl.

De nuevo, se repite la estructura de muñeca rusa que oculta en su último nivel la participación de Pujol Ferrusola o su socio Luis Iglesias. Porque, en agosto de este año, y así consta documentalmente, las acciones de Ziloti Holding sarl –apenas 12.500 euros de valor nominal- fueron traspasadas desde el socio fundador –Headstart sarl- a la luxemburguesa Atisha Holding sarl.

¿Y quiénes participan en Atisha Holding? Entre otros, el canadiense Marc Jonas, dueño de la caribeña Eldesfield y socio de Drago Real Estate. Y Luis Iglesias a través de su compañía de Luxemburgo Pavane Investments SA, con una participación minoritaria de 143 acciones.

Oleguer Pujol y su socio invirtieron en 8 sociedades del grupo investigado por blanqueo

Oleguer Pujol y su socio invirtieron en ocho sociedades del grupo investigado por blanqueo

Más sobre este tema
stats