LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las elecciones vascas se convierten en un esprint por los indecisos, Álava y por erosionar a EH Bildu

Sanidad

Países de la UE excluyen del copago algunos fármacos como reclaman los médicos

Imagen de archivo de un envase de pastillas.

Blindar frente al copago los fármacos para determinadas enfermedades para que nadie quede excluido de ningún tratamiento por falta de medios. Esta es la última propuesta de la Organización Médica Colegial (OMC), entidad que agrupa a los colegios de médicos de toda España, esbozada este miércoles por su presidente en unas jornadas sobre el presente y futuro del modelo sanitario y que ya se lleva a cabo en otros países de la UE. Aunque no dio muchos detalles, Juan José Rodríguez Sendín explicó que su organización está trabajando en una propuesta consistente en discriminar enfermedades y familias del copago con el objetivo de que se les "garantice que tienen sí o sí medicamentos gratuitos".

Consultadas por infoLibre, fuentes del Ministerio de Sanidad aseguraron que el departamento que dirige Ana Mato está "abierto a estudiar cualquier opción", si bien recordaron que, en el actual sistema, ya existen mecanismos que "garantizan" la equidad en el acceso a los medicamentos. En este sentido, señalaron la existencia de los llamados fármacos de aportación reducida por los que los pacientes pagan, tengan la renta que tengan, un 10% de su precio con un límite de 4,13 euros por receta. Se trata de 40 grupos de productos entre los que está los antidiabéticos orales y la insulina, los antidepresivos, los tratamientos para controlar las arritmias o los medicamentos para el tratamiento del cáncer que se toman fuera del hospital. 

Rodríguez Sendín dijo que primero se deben clasificar los procesos cuyos tratamientos que son "de imprescindible necesidad". Aunque no precisó más información sobre dicho listado de medicamentos "blindados" y si éste incluiría solo principios activos o se detallarían fármacos por marca comercial, es fácil suponer que se estaba refiriendo a este tipo de fármacos que, hasta el momento, tienen una aportación reducida. No obstante, si España llegara a adoptar esta medida en algún momento, no sería el primer país europeo en hacerlo. Según el informe Los sistemas sanitarios en la UE, que edita el Ministerio de Sanidad, son al menos tres los países que, a pesar de haber implantado sistemas de copago, tienen listas de fármacos para determinadas patologías financiados al 100% por la Administración. Es el caso de Francia, Italia y Holanda.

En el primero, existe un copago para medicamentos de 0,50 euros por receta hasta un máximo de 50 euros al año. Aunque los franceses pagan por adelantado las medicinas, existe una lista de medicamentos que están totalmente cubiertos por el sistema y que lucen en su caja un símbolo blanco barrado. En Italia existen tres categorías de reembolso establecidas en base a criterios de eficacia clínica, balance de riesgo-beneficio, aceptabilidad del tratamiento por los pacientes y coste del tratamiento. La primera de ellas establece que para los tratamientos para enfermedades graves y crónicas el reembolso es del 100%. En Holanda, según el informe de Sanidad, también existe una lista de medicamentos que son reembolsables completamente. 

Un tribunal obliga a Castilla y León a pagar el tratamiento que había negado a una niña

La barrera del copago 

Desde que entró en vigor el copago, son numerosos los expertos que lo han cuestionado. Helena Legido-Quigle, investigadora en la London School of Hygiene and Tropical Medicine, señala a infoLibre que los copagos "son pequeños gastos directos que suponen una barrera para un tratamiento eficaz". Legido-Quigle asegura que la evidencia científica constata que tienen consecuencias para la salud y cita un artículo sobre la influencia del copago en los pacientes con problemas de hipertensión que concluyó que por cada dólar en que se incrementaba el coste del tratamiento, los enfermos dejaban de tomarlo un día. "Es difícil tener evidencias en sanidad, pero en este campo sí existen. Otros estudios realizados en España con profesionales del sector que estamos a punto de finalizar también muestran que un gran porcentaje de ellos consideran que el copago sí tiene consecuencias sobre la forma en que los pacientes abordan sus tratamientos", asevera. 

Esta investigadora cree que la medida planteada por la entidad que agrupa a los colegios de médicos es un "mal menor", pero que lo "ideal" sería volver al sistema anterior a la implantación del copago en medicinas. "La consecuencia más importante del copago es que en algunos casos puede disuadir a los enfermos de comprar ciertas medicinas por falta de recursos económicos. Que un paciente haga de médico es muy peligroso y puede tener graves consecuencias a medio plazo", sentencia. 

Más sobre este tema
stats