Financiación electoral

El PP instruyó durante años a sus alcaldes para financiarse ilegalmente y ocultarlo al Tribunal de Cuentas

El PP explicaba a sus alcaldes cómo financiarse ilegalmente mediante un PowerPoint

infoLibre

El PP instruyó durante años en las sedes regionales a sus dirigentes sobre cómo financiar campañas electorales superando el límite de gasto y sorteando los controles del Tribunal de Cuentas. En la Comunidad de Madrid se elaboró una presentación de PowerPoint con estas instrucciones, un documento al que ha tenido acceso El Mundo. En estas diapositivas, según el periódico, se detalla el procedimiento para desviar los donativos recibidos por la formación a las cuentas corrientes ordinarias y así camuflar los gastos de campaña, dado que con los fondos transferidos por la sede para las elecciones se alcanzaba el tope legal.

El documento, según los datos facilitados por El Mundo, se utilizó al menos en la sede del partido en la Comunidad de Madrid, donde las directrices se mostraban a los alcaldes conservadores de la región en sesiones privadas. El periódico asegura que el PowerPoint se utilizó, al menos, durante "el apogeo de la trama Gürtel" y que fue creado en enero de 1999, según la huella digital del archivo. Su nombre era "presentación pueblos financiación de campaña".

En una primera diapositiva se ofrecía la primera lección: cómo funciona la "financiación de los partidos políticos". El esquema explica que la cuenta corriente ordinaria de la formación se nutre de las cuotas de los militantes y los extras –"cenas, loterías y otras actividades"–, lo que se utilizaba para pagar "gastos ordinarios de gestión". La otra vía de ingresos son las donaciones. Se especifica que los dos tipos de donaciones, de particulares y de empresas, va a parar a una cuenta creada a tal efecto. La cuenta de donaciones aparece vinculada a la ordinaria con una flecha. El Mundo interpreta que los donativos se transferían a la cuenta habitual para, desde ahí, pagar la campaña, utilizando un método para que la artimaña pasase desapercibida.

Otra de las diapositivas explica que, durante una campaña electoral, y tal y como establece la ley, los gastos derivados de la promoción del partido de cara a las elecciones deben sufragarse únicamente desde la cuenta corriente de campaña. Sin embargo, el esquema asegura que, antes de campaña, y mediante la cuenta ordinaria –con ingresos procedentes de donaciones, como se explica en la página anterior–, se pueden realizar gastos como "inserciones en prensa o radio" o "vallas" siempre que en la factura no figure el concepto "para la campaña" o "de campaña electoral".

Posteriormente, se advierte de un peligro latente para el partido: el delito electoral, que se remarcaba en mayúsculas y en rojo. Este delito podía cometerse, explicaba el documento, si el partido informaba al Tribunal de Cuentas de una cifra de gasto inferior a la acreditada por el propio organismo según lo declarado por las empresas. El esquema lo deja bien claro: si "comunicamos" 5.000 euros y el "informe del Tribunal" habla de 5.600 euros, se comete la infracción. Para evitarlo, según El Mundo, se instaba a los alcaldes de la formación a consensuar en todo momento con los contratistas las cifras a declarar.

Las contrataciones irregulares le cuestan el cargo al alcalde de municipio ourensano Vilariño de Conso

Las contrataciones irregulares le cuestan el cargo al alcalde de municipio ourensano Vilariño de Conso

Más sobre este tema
stats