Congreso de los Diputados

El PSC advierte de que pedirá grupo propio en el Congreso si la coalición catalana de Podemos lo logra

El PSC advierte de que pedirá grupo propio en el Congreso si la coalición catalana de Podemos lo logra

Ibon Uría

El PSC rechaza que En Comú Podem, la coalición que se presentó a las elecciones generales del 20-D por Cataluña y en la que participan Podemos, EUiA –la marca de Izquierda Unida en esa comunidad–, ICV y Barcelona en Comú –el partido de Ada Colau–, tenga grupo propio en el Congreso de los Diputados. Los socialistas catalanes aseguran que el Reglamento no lo permite. Pero, sabedores de que la Mesa de la Cámara baja tiene un amplio margen para interpretar la norma, advierten: si se abre esa puerta para la lista catalana del partido de Pablo Iglesias, también a ellos se les debe permitir separarse del PSOE en el hemiciclo.

Las Cortes Generales se constituyen el próximo miércoles 13 de enero. Ese día se elegirá al presidente del Congreso y a los otros ocho miembros de la Mesa: cuatro vicepresidentes y cuatro secretarios. El PSOE confía en imponer a su candidato frente al del PP, pero para ello necesita los votos de Podemos y el partido de Iglesias ha introducido en las negociaciones un elemento adicional: exige que sus alianzas autonómicas logren grupo propio. Es decir, que el partido morado vincula su apoyo a que un socialista presida la Cámara a poder desdoblarse en cuatro grupos: Podemos, En Comú Podem, En Marea –por Galicia– y Compromís-Podemos –por la Comunitat Valenciana–.

Los socialistas catalanes no ven con buenos ojos esta posibilidad. En declaraciones a infoLibre, fuentes oficiales del PSC reiteran en primer lugar que el Reglamento de la Cámara lo impide. Un dirigente de la Ejecutiva del partido menciona específicamente el artículo 23.2 de ese texto, que establece que "en ningún caso pueden constituir grupo parlamentario separado los diputados que pertenezcan a un mismo partido". El citado apartado también hace referencia a que "tampoco podrán formar grupo parlamentario separado los diputados que, al tiempo de las elecciones, pertenecieran a formaciones políticas que no se hayan enfrentado ante el electorado".

El PSC reclama estar al mismo nivel

La cuestión provoca tensiones entre PSOE y PSC. Dos dirigentes de la Ejecutiva de los socialistas catalanes confirmaron a este periódico que este tema se abordó con Ferraz antes de que comenzaran las negociaciones entre PSOE y Podemos –que por parte de los socialistas tiene encomendadas el portavoz en el Congreso, Antonio Hernando–. En esas conversaciones entre el equipo de Pedro Sánchez y el PSC, aseguran desde la formación catalana, ambas partes coincidieron en que no se transigiría con la pretensión de Podemos y que el PSOE rechazaría que el partido de Iglesias tuviera cuatro grupos, entre ellos uno para los diputados catalanes –especialmente ahora que Cataluña parece abocada a unas nuevas elecciones–.

Uno de esos cargos del PSC recuerda que ha sido una reivindicación "histórica" del partido el disponer de voz propia en la Cámara baja, como ocurrió hasta 1982, cuando se aprobó el actual Reglamento del Congreso y los diputados socialistas catalanes se integraron en el grupo del PSOE. Por eso, subraya, no se entendería que Podemos, "recién llegado a la Cámara", tuviera ahora un grupo catalán. "El Reglamento no lo permite y sería verdaderamente sorprendente que ellos tuvieran grupo propio y nosotros no", señala otro integrante de la Ejecutiva del PSC. "Si la puerta se abre para Podemos, se tiene que abrir para nosotros también", advierte esta última fuente, próxima al primer secretario, Miquel Iceta.

Podemos insiste en su exigencia

Pero Podemos no da su brazo a torcer. Carolina Bescansa, secretaria de Programa y Análisis político de la formación y diputada electa por Madrid, insistió este mismo viernes en que dotar a las alianzas territoriales de grupo propio es un compromiso "previo" al 20-D al que no se plantea a renunciar. En ese sentido, Bescansa lo tachó de condición "irrenunciable" en el marco de las negociaciones para decidir la composición de la Mesa del Congreso, y acusó al PSOE de no tener "ninguna propuesta sobre la que empezar a negociar" y de tejer "un gran acuerdo con el PP para garantizarse una gran mayoría en la Mesa, de tal manera que no fuera necesario negociar con nadie más".

No fue la única declaración en ese sentido. Mónica Oltra, vicepresidenta del Gobierno de la Comunitat Valenciana y dirigente de Compromís –coalición integrada en la lista en la que también participó Podemos en esa región–, defendió en una entrevista en la Cadena SER la creación de un grupo propio porque "Compromís no es Podemos y la coalición que se presentó a las elecciones generales no es Podemos". "Esto lo tienen claro tanto los diputados electos de Compromís como los de Podemos", recalcó. Oltra advirtió a renglón seguido de que no le "gustaría" apoyar un presidente del Congreso que estuviera dispuesto a vetar la constitución del citado grupo propio.

Por último, la portavoz de En Marea en el Congreso, Alexandra Fernández, aseguró también este viernes que su agrupación no se plantea otro escenario que el de conseguir formar un grupo parlamentario propio, pues en las pasadas elecciones generales hicieron "los deberes" al superar dos barreras que establece el Reglamento de la Cámara y con las que también cumplieron las listas catalana y valenciana participadas por Podemos: lograr al menos cinco diputados y el 15% de los sufragios en cada una de las provincias en las que se presentaron. "Entendemos que no cabe otra opción que la de que En Marea vaya a tener grupo propio en el Congreso", defendió Fernández.

Rafael Hernando dice que Podemos busca un “fraude de ley” en el reglamento del Congreso para tener más voz

Rafael Hernando dice que Podemos busca un “fraude de ley” en el reglamento del Congreso para tener más voz

Más sobre este tema
stats