Elecciones europeas

El PSOE incluye a Blanco en la lista y coloca en un puesto de salida a un empleado de Solchaga

José Blanco, en rueda de prensa en el Congreso el pasado 18 de julio, cuando se archivó el 'caso Campeón'.

Despejada ya la lista europea del PSOE. Con varios titulares: la confirmación de Ramón Jáuregui como número dos, la elección de la diputada Soledad Cabezón por Andalucía, la entrada del exministro José Blanco en el puesto diez –pese a las dudas iniciales– y la sorprendente incorporación de un economista formado con Carlos Solchaga, Jonás Fernández, en el 14. De las primeras 25 plazas, son nuevos 16, lo que supone una renovación del 64%. Y, por primera vez en su historia, los socialistas componen una lista cremallera

A las cinco de la tarde se reunió en Ferraz la Comisión Federal de Listas, presidida por el secretario de Organización, Óscar López. Y concluyó en apenas tres horas. El trabajo venía bastante cocinado. Para empezar, se confirmó a Jáuregui (San Sebastián, 1948), diputado por Araba en el Congreso, exministro de la Presidencia, como tándem de Elena Valenciano para las elecciones europeas del 25 de mayo. En los comicios a la Eurocámara de 2009 también tenía ese mismo puesto, aunque en esa ocasión era el número dos de Juan Fernando López Aguilar, quien en esta ocasión ocupará la cuarta plaza. El número tres es finalmente para Soledad Cabezón, diputada en la Cámara baja por Sevilla y secretaria de Igualdad en la última ejecutiva de José Luis Rodríguez Zapatero. De cinco, la europarlamentaria castellanoleonesa Iratxe García. El Comité Federal ratificará mañana sábado toda la plancha. 

La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE andaluz, la federación de mayor peso, había guardado con el máximo celo su propuesta. Había sonado el nombre de la senadora y exconsejera Mar Moreno, pero se descartó por completo hace unos días. Pero al final Díaz ha situado en el puesto de honor, en el tres, tras Valenciano y Jáuregui, a Cabezón, también exalcaldesa del municipio sevillano de Albaida de Aljarafe. La jefa del Ejecutivo ha completado su propuesta con otras dos mujeres, Clara Aguilera, exconsejera, secretaria de Ciudadanía del PSOE-A y parlamentaria autonómica, la 11, y la almeriense Carmen Ortiz, la 17. Quien se cayó de la candidatura fue Carmen Romero, exmujer de Felipe González, que en los comicios de 2009 acudió en la sexta plaza y que ahora quería repetir. Los socialistas andaluces entendían que Romero no podía entrar por su cuota, y Ferraz tampoco acababa de verla. "Carmen es propuesta de Carmen, y tiene 68 años", aducía un miembro de la ejecutiva federal. 

Los tres nombres planteados por el PSOE-A –no los puestos, que ya estaban pactados con Díaz– fueron de los últimos flecos en cerrarse antes del arranque de la reunión de esta tarde. Igual que de las últimas cosas que se acabaron por atar fue la propuesta del PSPV. Los socialistas valencianos habían pensado primero en Ángel Luna, pero al ser la lista cremallera, lo tendría más difícil para entrar en el grupo de los diez primeros. Así que Ximo Puig, el secretario general, puso el nombre entonces de Inmaculada Rodríguez-Piñero, secretaria de Economía y Empleo de la ejecutiva federal y diputada por Valencia. Y se aceptó, como relata un miembro de la Comisión de Listas. Ella se suma como número 7. 

Apuesta de Valenciano por la "renovación y juventud"

Tras Valenciano, Jáuregui, Cabezón, López Aguilar y García, se sitúan el ganador de las primarias del PSC, Javi López; Rodríguez-Piñero, y los ya eurodiputados Enrique Guerrero y Eider Gardiazabal. De diez, el extitular de Fomento José Blanco. Aunque había dudas acerca de la conveniencia de su inclusión, y era palpable la resistencia de Valenciano, esta semana la balanza se decantó a su favor al lograr el apadrinamiento de su federación, el PSdeG, como ya avanzó infoLibre. En el partido ya se comentaba que era muy complicado decir no a Blanco, porque además de exministro fue número dos de Zapatero durante casi 12 años, de 2000 a 2012. La incertidumbre final respecto a Blanco era su lugar: él no quería ir entre los cinco primeros, por lo que se barajaba darle a él o a Guerrero el ocho o el diez. Guerrero, un hombre ligado a los gabinetes de González y Zapatero, más apegado a la sede federal que a su federación, Madrid, se coló en el ocho.  

Entre los 25 primeros puestos de la lista, que cambiarán en un 64%, el PSOE incluirá a un grupo de políticos jóvenes, de entre 30 y 40 años, con una trayectoria ligada a Europa, para visualizar su "apuesta decidida por la renovación y la juventud". Algunos nombres ya eran conocidos. Por una parte, los ya eurodiputados Sergio Gutiérrez, 31 años, actual secretario general del Grupo Socialista español en el Parlamento Europeo –propuesto por Castilla-La Mancha–, como número 12; Iratxe García, 39 años, especializada en temas de agricultura e igualdad (Castilla y León), en el puesto 5; Eider Gardiazabal, 38 años, ponente de presupuestos de la UE (País Vasco), en el 9, y Ricardo Cortés, 44 años, experto en Cooperación al Desarrollo (Cantabria), en el 18. Por otra, los nuevos Jonás Fernández, economista de 34 años (Asturias),en el 14; Borja Cabezón, secretario de Política Internacional del partido en Madrid, de 33, en el número 16; y la extremeña Begoña García Bernal, teniente de alcalde de Arroyo de la Luz (Cáceres), de 43 años, en la plaza 19. También se incorporan a la candidatura los miembros del PSC Javi LópezJavi López, de 28 años, en el 6, y Esther Niubó, de 33, en el 15. 

De estos nombres, destaca Jonás Fernández por un dato: su vinculación con el extitular de Economía Carlos Solchaga. Como describe en su web, ingresó coma analista de economía y política internacional en Solchaga Recio & asociados en 2005, la consultora presidida por el exministro. Tres años después fue nombrado director del Servicio de Estudios, cargo que mantiene

El empeño por componer una lista cremallera y con dirigentes jóvenes es atribuible, según fuentes de la dirección, a la propia Valenciano, quien desde el principio adelantó que quería una candidatura "potente", sin hueco para las viejas glorias. La alternancia de mujeres y hombres no estaba tan clara en los últimos días, pese a que era un compromiso expreso adquirido en la Conferencia Política del partido, el pasado noviembre. Pero la número uno y vicesecretaria general, igual que Susana Díaz, presionaron para que se respetase esa promesa. 

Entre los 25 primeros puestos, 16 son nuevos y 14 tienen menos de 44 años, que es la edad media de este primer tramo de la candidatura. Estas 25 primeras plazas quedan como sigue:

  1. Elena Valenciano, 53 años, nueva
  2. Ramón Jáuregui, 65 (PSE), repite
  3. Soledad Cabezón, 40 (Andalucía), nueva
  4. Juan Fernando López Aguilar, 52 (Canarias), repite
  5. Iratxe García, 39 (Castilla y León), repite
  6. Javi López, 28 (PSC), nuevo
  7. Inma Rodríguez-Piñero, 56 (Comunitat Valenciana), nueva
  8. Enrique Guerrero, 65 (Madrid), repite
  9. Eider Gardiazabal, 38 (PSE), repite
  10. José Blanco, 52 (Galicia), nuevo
  11. Clara Aguilera, 49 (Andalucía), nueva
  12. Sergio Gutiérrez, 31 (Castilla-La Mancha), repite
  13. Inés Ayala, 56 (Aragón), repite
  14. Jonás Fernández, 34 (Asturias), nuevo
  15. Esther Niubó, 33 (PSC), nueva
  16. Borja Cabezón, 33 (Madrid), nuevo
  17. Carmen Ortiz, 57 (Andalucía), nueva
  18. Ricardo Cortés, 44 (Cantabria), repite
  19. Begoña García Bernal, 43 (Extremadura), nueva
  20. Pere Joan Pons Sampietro, 42 (Baleares), nuevo
  21. María Muñiz, 51 (Asturias), repite
  22. Juanra Ferreira, 32 (Juventudes Socialistas y Extremadura), nuevo
  23. Isabel María Casalduero, 39 (Murcia), nueva
  24. Alejandro Colldeforns, 43 (PSC), nuevo
  25. Rosa María Balas, 36 (Extremadura), nueva

La Comisión de Listas tomó además un acuerdo "histórico": aprobó que a partir de ahora todas las candidaturas que deban aprobar los órganos federales sean cremallera. Ello afecta a los comicios europeos, generales, autonómicos y municipales en los ayuntamientos de más de 50.000 habitantes. Asimismo, se consensuó recomendar a todos los órganos territoriales para que las listas a los consistorios de menos de 50.000 habitantes alternen hombres y mujeres. Decisiones que, según recordaron fuentes oficiales del PSOE, son fruto de la Conferencia Política y de su "apuesta irrenunciable" por la igualdad. 

Hasta 21.000 millones para empleo juvenil

El Comité Federal del PSOE alumbrará mañana una declaración política, una especie de manifiesto para las europeas del 25-M. En él, los socialdemócratas se presentan como una “alternativa” frente a una política, la de la derecha, “marcada por la austeridad obsesiva y la ausencia de estímulos al crecimiento”. Una política, continúan, definida por la “inhibición ante el gravísimo problema del paro”. "Hoy, en medio de una crisis que es a la vez económica social y política, la Unión Europea está en serio riesgo de perder el sentido último de su identidad", advierten.

El documento, de doce páginas, se divide en seis apartados, el primero de los cuales se centra en la lucha contra el paro, una de las prioridades clave, como ya decía el manifiesto de Roma, firmado por todos los partidos socialdemócratas de la Unión. Los socialistas se comprometen "a triplicar hasta los 21.000 millones de euros el presupuesto actual de la Garantía de Empleo Juvenil y a ampliarla para que abarque a las personas menores de 30 años". También quieren "reforzar los programas destinados a los parados de larga duración de más de 50 años". Entre las propuestas, elevar del 15% al 20% el peso del PIB de la industria europea, acabar con el dumping social o promover normas estrictas que garanticen la igualdad salarial, el trabajo de calidad y la protección de los derechos de los trabajadores. 

En política económica, se plantea "dar una vuelta a la dinámica pasada", basada en la "austeridad extrema", empezando por un calendario distinto, más relajado, de reducción del déficit; la puesta en marcha de "un sistema de mutualización de la deuda (eurobonos); reducir a la mitad la evasión fiscal; combatir los paraíses; implantar una tasa Tobin a las transacciones financieras y garantizar que "los rescates de los bancos los paguen los bancos", y no los ciudadanos. 

Una renta mínima de inserción

El combate a la desigualdad en todos sus frentes forma parte nuclear de la declaración política, puesto que está "en el fondo de la crisis" desde 2008". Los socialistas ambicionan una Unión Social, una Europa "que no deje a nadie atrás". Proponen así la "creación gradual de una renta mínima de inserción que cubra las necesidades básicas de los ciudadanos", introduciendo así "redes últimas de protección" para los que no tengan recursos. 

La defensa de los derechos y libertades es otro que los puntos capitales del documento, porque sienten que este espacio está achicándose con los embates de la derecha. En España, con leyes como la de Seguridad Ciudadana o la contrarreforma del aborto. El PSOE considera que no se puede ceder en ese terreno y que hay que situarse a la vanguardia. Además, quiere impulsar medidas para combatir la violencia de género, para defender la libre circulación de ciudadanos y para mostrar una "solidaridad real" entre todos los Estados miembros en materia de inmigración y asilo

Los socialistas juzgan igualmente imprescindible diseñar una UE más democrática y participativa, con medidas como habilitar una circunscripción electoral común de al menos 50 europarlamentarios y con composición plurinacional o dotarde más poder a la Eurocámara. También quieren potenciar el papel de la UE en el mundo, como un "actor global relevante" y con una voz común.

¿Hasta cuándo puede aplazar Rajoy la elección de candidato para las europeas?

¿Hasta cuándo puede aplazar Rajoy la elección de candidato para las europeas?

Más sobre este tema
stats