Elecciones 24-M

Rajoy y Santamaría acusan al PSOE de estar en una “deriva radical”

Rajoy y Santamaría acusan al PSOE de estar en una “deriva radical”

La resaca de la reunión entre Mariano Rajoy Mariano Rajoyy Pedro Sánchez fue el eje de la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministrosy también de la que siguió a la Reunión de Alto Nivel entre España y Marruecos. En el Ejecutivo no ha sentado nada bien que antes de acudir a almorzar con el presidente el jefe de los socialistas convocara a la prensa para pedir un cambio de las políticas económicas, esas políticas económicas a las que, según el Ejecutivo, se vieron obligados a tomar por la situación que heredaron del ahora principal partido de la oposición. Tampoco ha sentado nada bien que el PSOE esté dispuesto a sentarse a negociar con Podemos, la formación liderada por Pablo Iglesias, para arrebatar el poder a los conservadores allí donde son la lista más votada

En la primera de estas citas, la vicepresidenta del Gobierno no quiso perder la oportunidad de mostrar su enfado con los socialistas.

Soraya Sáenz de Santamaría admitió la "preocupación" del Ejecutivo ante la "deriva" que a su juicio está tomando el PSOE hacia planteamientos propios de la "izquierda radical". En este sentido, hizo un llamamiento a la "reflexión" al líder socialista. Y fue insistente en la idea de que quizá su postura no es compartida por todo el partido. Casi las mismas palabras emplearía después Mariano Rajoy tras la citada Reunión de Alto Nivel.

Para el presidente del Gobierno, "el sectarismo y la exclusión en el siglo XXI deberían ser cosas de las que se olvidaran los gobernantes responsables", mantuvo. Acto seguido, mostró su enfado por el hecho de que Sánchez hubiese afirmado en campaña que pactaría con cualquier partido menos con Bildu y el PP. Se trata de un gesto, a su juicio, "profundamente antidemocrático" que, además, anticipa inestabilidad. 

En este sentido, advirtió de que los gobiernos "pentapartitos", como los que se pueden formar en los próximos días en comunidades autónomas y ayuntamientos, "acaban por no funcionar". "Cuatro o cinco fuerzas de extrema izquierda que no tienen cabida en el gran proyecto europeo", llegó a afirmar. Pero todavía fue más lejos cuando sostuvo que de estos pactos también se hará una "lectura" fuera de España que afectará a los intereses generales del país.

“Creo que la lectura que se va a hacer de estos pactos, tanto fuera como dentro de España, afecta y mucho a los intereses generales de todos los españoles, y pienso que en el siglo XXI, tanto el sectarismo como la exclusión deberían ser cosas de las que se olvidaran, por lo menos, los dirigentes y gobernantes políticos responsables”, sentenció.

En esta rueda de prensa, además, Rajoy dio por sentado lo que venían días asegurando fuentes del Gobierno: no tiene ninguna intención de reunirse con el líder de Pablo Iglesias.

El discurso de Santamaría

Los argumentos esgrimidos por Rajoy no eran los primeros que se escuchaban del Gobierno contra el PSOE este viernes. Su mano derecha ya había desplegado un discurso similar horas antes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "Estamos muy preocupados por que puedan asumir que sus propuestas de Gobierno son políticas de izquierda de una importante radicalidad, que lo único que pueden generar es incertidumbre. Creemos que hay que generar políticas de Estado", alertó sobre las negociaciones que el PSOE mantiene con Podemos para formar Gobiernos en diferentes Comunidades y municipios tras el 24-M.

Para la vicepresidenta, esa "deriva" afecta personalmente a Pedro Sánchez. En este sentido, hizo "un llamamiento a muchos socialistas" que en su opinión se están planteando "hacia dónde va el PSOE": si plantea políticas de Estado que continúen la recuperación económica o tomará "otros derroteros, los de la "incertidumbre".

"No sé si lo que pretende el PSOE es que España vuelva a vivir momentos como la terrible crisis que hemos vivido y que queremos que no vuelva a repetirse jamás", se preguntó, para insistir en que la postura de Sánchez "de evitar pactos con PP" es "sencillamente muy preocupante". "Estamos muy preocupados por la deriva del PSOE", recalcó.

Pese a estas impresiones, mantuvo que su percepción no implica que la reunión entre ambos no fuera cordial. Dijo que las formas "nunca tienen que perderse". Pero que "la discrepancia ha sido muy grande".

Diferente tratamiento dio a Ciudadanos, con cuyo líder, Albert Rivera, se reunión Rajoy un día antes de hacerlo con Sánchez.

Según sostuvo, la intención del Partido Popular es sellar "pactos puntuales" con Ciudadanos (C's) inspirados por el principio de que gobierne la lista más votada.

"Se irá hablando de pactos puntuales en todos y cada uno de los sitios en los que sea posible, manteniendo un principio que es el que nosotros defendemos en todo caso: que las listas más votadas puedan conformar ayuntamientos estables", señaló.

Rajoy pide no generar “tantas expectativas” sobre cambios en el Gobierno y avala a Santamaría

Más sobre este tema
stats