El futuro de Cataluña

Sánchez respalda el bloqueo de Rajoy al nuevo Govern y emplaza a Cs y a Podemos a cerrar filas contra Torra

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Fernando Varela

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, expresó este lunes su respaldo sin reservas a la decisión del presidente Mariano Rajoy de bloquear el nombramiento del nuevo Govern de Cataluña —lo que mantiene viva la vigencia del 155— con el argumento de que frente a la intención de Quim Torra de gobernar con personas huidas de la justicia o encarceladas la respuesta correcta es mantener la intervención de la autonomía catalana. “Al no gobierno del señor Torra se responde con la gobernabilidad de Cataluña”, sentenció.

En pleno aniversario de las elecciones primarias que le devolvieron a la Secretaría General del PSOE, Sánchez advirtió que la llegada a la Presidencia de Cataluña de un “supremacista” como Quim Torra  ha “destapado” la “raíces racistas del secesionismo” y debe servir para “buscar la unidad de las fuerzas políticas. Es hora de que Ciudadanos y Unidos Podemos asuman su condición de partidos de Estado”. Los de Rivera, explicó, deben renunciar a la “aznaridad”, que describió como la política destinada a confrontar territorios para dañar votos, que en su opinión es lo que hizo el primer presidente del PP. Y los de Iglesias, añadió, deberían a su vez abandonar “los prejuicios” que tiene contra la Constitución de 1978. No actuando como partidos de Estado, insistió, “está debilitando la respuesta frente al secesionismo”. 

Hace falta además, añadió, Sánchez, una “estrategia política” de la que carece el Gobierno y tomar medidas legales. A las ya anunciadas la semana pasada —reformar del Código Penal para que se pueda aplicar el delito de rebelión a los representantes públicos que violen el orden constitucional para proclamar la independencia de un territorio y modificar las normas que rigen las ceremonias de toma de posesión de los cargos con el fin de que la sujeción a la Constitución sea una exigencia y no un mero formalismo— los socialistas sumaron este lunes otra: que cualquier decisión política que suponga discriminación conlleve un agravamiento de las sanciones que prevé el proyecto de ley de igualdad que, a instancias del propio PSOE, está tramitando el Congreso.

La dirección el PSOE se mueve con mucha más comodidad en la dialéctica contra un presidente xenófobo que en el debate territorial. Así lo evidenció en la rueda de prensa el propio Sánchez, que no ahorró críticas contra Torra, al que situó como un ejemplo más del eco que la extrema derecha está teniendo en una gran parte de Europa gracias al malestar derivado de la crisis.

El racismo y el supremacismo “no nos va a a quebrar”, advirtió, pero hace falta “hacer pedagogía”. Porque es un fenómeno que se extiende por toda Europa y porque va a durar en el tiempo, de manera que va “a trascender” las medidas y las actuaciones que lleve a cabo un solo partido o un solo Gobierno.

De ahí su llamamiento a la unidad. “Podemos discrepar” en oteas cosas, pero “nos une la convivencia y eso es lo que está en riesgo por culpa del supremacismo”.

Sin dudas sobre la legalidad

Sánchez no mostró tener dudas sobre la legalidad del procedimiento elegido por Rajoy para impedir la formación de gobierno (la no publicación de los decretos de nombramiento) frente a quienes sostienen que lo correcto hubiese sido impugnarlos a posteriori. “Quien prolonga el artículo 155”, repitió en varias ocasiones, “es el señor Torra” al pretender que en el Govern estén presentes huidos de la justicia que permanecen fuera de España y personas encarceladas sin posibilidad de fianza.

El líder del PSOE se preguntó si una fuerza progresista como Esquerra se siente cómoda con un presidente racista y si con sus primera decisiones Torra no está perjudicando el futuro judicial de los dirigentes independentistas que permanecen en prisión.

¿Cuánto puede durar esta situación? El líder del PSOE no quiso aventurar un plazo, pero sí dejó claro que su partido —de común acuerdo con el PSC, precisó— está abierto a todas las posibilidades con tal de no permitir que esta situación se perpetúe en el tiempo. Incluida la de tramitar nuevas medidas al amparo del artículo 155 sobre cuyo contenido se negó especular pero que, en todo caso, no incluirían la repetición de las elecciones.

Sánchez admitió que le gustaría que Torra rectificara, no sólo nombrando un Govern cuyos miembros estén en situación de ejercer sus funciones sino abriendo una diálogo en Cataluña con todas las fuerzas no independentistas. “Tiene que tender puentes en el Parlament con la mitad de Cataluña, consensuar una posición común” y después plantear un diálogo con el Gobierno de España.

Torra mantiene la toma de posesión de los consellers y exige explicaciones al Gobierno

Torra mantiene la toma de posesión de los consellers y exige explicaciones al Gobierno

Más sobre este tema
stats