Elecciones 26-J

Sindicatos y trabajadores acusan al INE de poner en riesgo el voto por correo por un conflicto laboral

La sede del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los sindicatos CCOO y UGT y 43 delegados provinciales de la Oficina del Censo Electoral acusan al consejo de dirección del Instituto Nacional de Estadística (INE) de poner en peligro la gestión del voto por correo en las próximas elecciones generales como consecuencia de un conflicto laboral. Los trabajadores del INE son los encargados de la formación del Censo Electoral y de los trámites relacionados con el sufragio a distancia, cuyas solicitudes se han quintuplicado para los comicios del 26-J. 

El origen del conflicto está en la modificación apresurada y no negociada del sistema retributivo del personal laboral. Durante los procesos electorales estos trabajadores suelen hacer horas extra para hacer frente a la mayor carga de trabajo: actualización, exposición y reclamaciones del censo, recepción de papeletas de los electores que votan a distancia, envíos a Correos... La cuestión es que este trabajo tradicionalmente se venía cobrando a través de un complemento de productividad que ahora se va a ver mermado.

El pasado 13 de mayo, el Consejo de Dirección del INE suscribió un Acuerdo por el que cambia este sistema. A partir de estos comicios, la retribución por estas tareas se basará, exclusivamente, en el número de horas extraordinarias realizadas, que se pagarán a una media de 14 euros brutos. La Asociación de Estadísticos Superiores del Estado (AESE) señala que esta modificación supondrá que la retribución de estos trabajadores por su esfuerzo extra para el 26-J se vea reducida en un 60%. 

En respuesta a preguntas de infoLibre, un portavoz del INE subraya que no se ha producido un recorte en el gasto de personal dedicado al próximo proceso electoral, que será similar al del 20-D y un 10% superior al de las generales de 2011. Y que si fuera necesario incorporar efectivos o realizar actuaciones adicionales a las previstos por necesidades del servicio, esta partida podría verse incrementada. En este sentido, asegura que está "garantizada la correcta gestión del proceso electoral por parte del INE".

Respecto al descenso en las retribuciones denunciado por los sindicatos y los 43 delegados provinciales de la Oficina del Censo Electoral, dicho portavoz señala que este "cambio sobrevenido" es consecuencia de la "obligada adaptación" a un requerimiento de la Inspección de Trabajo de abril de 2016, que reconocía una reclamación previa formulada por un comité de empresa del INE. Y añade que el organismo "va a tener que hacer un esfuerzo adicional que va a afrontar con diversas medidas, siendo la principal el aumento de sus efectivos voluntarios que van a participar en el proceso electoral".

En este sentido, subraya que el INE está realizando las actuaciones y medidas necesarias, tanto para que su personal tenga "el reconocimiento económico satisfactorio y adecuado, como para que el proceso electoral se desarrolle de forma satisfactoria". 

Consecuencias "muy negativas"

Sin embargo, los 43 delegados provinciales de la Oficina del Censo Electoral que han firmado una carta enviada por la AESE al presidente de la Junta Electoral Central alertan de que este cambio en el sistema retributivo va a tener "consecuencias muy negativas" e "impredecibles" en la organización de los trabajos electorales y que va a provocar que "un alto porcentaje del personal laboral –que es el mayoritario en estos procesos– no esté dispuesto a participar en los trabajos propios de las elecciones fuera de la jornada habitual".

Un portavoz autorizado de la Junta Electoral Central (JEC) confirmó a este periódico que la institución había recibido este escrito, si bien señaló que la JEC no se pronuncia sobre cuestiones laborales que tienen que acordarse entre el INE y sus trabajadores.

En ese mismo documento, los 43 delegados provinciales de la Oficina del Censo Electoral también señalan que la contratación de personal eventual para suplir la mayor carga de trabajo para el 26-J "no resuelve en absoluto el problema" y es "poco operativa" porque las bases que regulan el procedimiento de contratación establecen plazos de más de tres semanas para poder disponer de estos efectivos. Cuestionan, además, a estos trabajadores se les pueda instruir en pocos días en tareas que no están habituados a realizar. 

En este mismo asunto insisten los sindicatos, que afean al INE que, a sabiendas de que era probable la convocatoria de nuevas elecciones, la dirección del organismo público no contara con la parte social para hablar sobre la contratación de nuevo personal. "Ahora vienen procesos selectivos para seleccionar personal con dudosas garantías de que se ajusten a la legalidad", señalan en un comunicado conjunto CCOO y UGT, que reclaman la necesidad de la existencia de un acuerdo marco que garantice la contratación "con las condiciones legales establecidas" para hacer frente a la mayor carga de trabajo durante los procesos electorales. 

La organizaciones sindicales, que también afena a la dirección del INE que no se haya reunido con ellos, califican de "grave y sospechoso" que el organismo público haya tomado la decisión de reducir las retribuciones intuyendo la reacción que iba a provocar en el personal laboral. Y, especialmente, teniendo en cuenta el importante incremento de las solicitudes de voto por correo, que se han multiplicado por hasta cinco en estos pocos días de apertura de la solicitud. 

Mismo presupuesto 

Por su parte, en su misiva, los 43 delegados provinciales subrayan la "paradoja" de que disponiendo para el 26-J de los mismos medios económicos que en los comicios del 20-D, no puedan utilizarse. Asimismo, en la carta enviada por AESE se subraya que el informe de la Inspección de Trabajo en la que se basa el INE para justificar el cambio en las retribuciones no discutía la cuantía de las mismas ni el concepto por el que se abonaban.

Asimismo, los delegados provinciales recuerdan que las retribuciones del personal laboral siempre han sido fiscalizadas sin que haya existido objeción alguna, por lo que entienden que se puede seguir retribuyendo al personal laboral como se ha hecho hasta ahora, con independencia de que el trabajo fuera de la jornada habitual tenga la consideración de horas extraordinarias.

---------------------------------

(*) Esta información ha sido actualizada para incluir las respuestas del INE, que fueron respondidas a infoLibre en la mañana del 20 de mayo de 2015. 

Los estadísticos del Estado piden a Economía la destitución del presidente del INE

Los estadísticos del Estado piden a Economía la destitución del presidente del INE

Más sobre este tema
stats