PORTADA DE MAÑANA
Ver
Más de 13.500 condenados por violencia de género se sometieron a programas de reeducación en 2023

Afganistán, Siria o Yemen: viajar a países de alto riesgo que las agencias venden como "cuentos de hadas"

Dos combatientes talibanes patrullan en el lugar donde una monumental estatua de Buda de 38 metros de altura fue tallada en la ladera de un acantilado en Bamiyán.

Fotos y vídeos con los talibanes o convivencias con tribus africanas que se venden como "experiencias inolvidables" por parte de algunas agencias de viajes, pero que en realidad esconden un gran riesgo. El asesinato de tres turistas españoles en un atentado en Afganistán ha puesto el foco en el turismo dirigido a países en conflicto o regímenes totalitarios.

El Ministerio de Asuntos Exteriores dentro de sus recomendaciones de viaje califica entre cinco niveles de alerta a todos los países del mundo. El máximo nivel agrupa a 13 territorios a los que “se desaconseja el viaje bajo cualquier circunstancia”: Afganistán, Bielorrusia, Eritrea, Haití, Palestina, Papúa Nueva Guinea, República Centroafricana, Siria, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Ucrania y Yemen. Además, en la mayoría de estos destinos España no cuenta ni con embajada ni con otro tipo de representación diplomática física.

Una información que contrasta con la imagen de muchos de estos países que ofrecen algunas agencias de viajes. Una de ellas es Against The Compass, encargada del viaje del grupo de personas que sufrió el atentado el pasado 17 de mayo en Afganistán, y que también ofrece rutas por Palestina, Siria, Haití y Yemen. Este último destino sufre atentados constantes de los rebeldes hutíes, pero la compañía lo define como "un país que parece sacado de un cuento de hadas, un destino que sigue maravillando a todos y cada uno de sus visitantes". Otra de las agencias españolas especializadas en este tipo de turismo es Last Places, que en sus rutas a a Pakistán, Afganistán o Sudán del Sur tampoco ofrece ningún tipo de información respecto a las dinámicas de violencia.

En ninguna de las webs de este tipo compañías aparecen enlaces a las recomendaciones de viaje y a la información que ofrece el Ministerio de Exteriores. Fuentes gubernamentales consultadas por infoLibre explican que su información es de acceso libre para cualquier ciudadano y que las agencias deberían incorporarla en sus itinerarios. Ante la imposibilidad de limitar los viajes de los españoles a estos países, insisten en que la ciudadanía tiene que ser muy consciente de la situación de los territorios a los que acuden.

Blanqueamiento y financiación

Conseguir que el turismo sea uno de los atractivos del país se ha convertido en uno de los objetivos de los talibanes, pero también de otros países totalitarios. ¿Por qué? Les ayuda a lavar la imagen de su dictadura y a conseguir financiación. Mònica Bernabé, actualmente periodista del Diari ARA y excorresponsal en Afganistán durante 8 años (2008-2016), explica que "los talibanes han fomentado el turismo como fuente de ingresos desde que llegaron al poder para mostrar ante sus ciudadanos que saben gestionar mejor que el anterior gobierno, que tenía el apoyo estadounidense".

La excorresponsal explica que los grupos turísticos necesitan un permiso para poder entrar al país. Además, en la llegada a cada ciudad deben acudir a las oficinas turísticas para informar de su presencia y pagar las tasas exigidas. "He estado en algunos hoteles en Afganistán, incluidos en los viajes de estas agencias, por solo 55 dólares la noche", señala Bernabé, que sospecha de los altos beneficios que pueden obtener tanto el gobierno afgano como las agencias, ya que estos viajes suelen rondar los 4000 euros por persona.

La periodista catalana tuvo que usar velo cada día de los ochos años que estuvo como corresponsal debido al riesgo de ser secuestrada o ser asesinada. Una violencia que, asegura, los talibanes ya no ejercen sobre los occidentales, pero que sí siguen sufriendo las afganas. Bernabé subraya que "no debemos olvidar la naturaleza de estos fundamentalistas islámicos y la represión que sufren las mujeres en el país". Además, critica la actitud de los youtubers o creadores de contenido como Lethal Crysis que han acudido al país y han mostrado una imagen de "compadreo" con los extremistas.

"La discreción es la regla de oro"

Al igual que la reportera del Diari ARA, su compañero y amigo Gervasio Sánchez explica a infoLibre que durante su estancia en el país también tuvo que "mimetizarse" físicamente con los talibanes para no parecer extranjero y sufrir algún asalto. El fotoperiodista de conflictos y crisis humanitarias explica que "un grupo de 13 personas sin burka ni una escolta armada es un objetivo fácil" para un grupo terrorista como ISIS, que intenta desestabilizar el régimen taliban.

Estado Islámico reivindica el atentado en el que murieron tres turistas españoles en Afganistán

Estado Islámico reivindica el atentado en el que murieron tres turistas españoles en Afganistán

A pesar de que ambos insisten en que Afganistán es más seguro desde 2021, la seguridad del país es bastante cuestionable para un turista. "Con más de tres personas ya llamas la atención en Afganistán porque la discreción es la regla de oro. Es imposible que pases desapercibido con un grupo de 13 personas en tres furgonetas. Es como si estuvieras gritando atácame", critica Bernabé en referencia al grupo de turistas que sufrieron el atentado terrorista.

Un turismo de siempre

Gervasio Sánchez colabora con El País Viajes y Azul Marino liderando expediciones a la antigua Yugoslavia (Bosnia, Serbia...) y varios países de Latinoamérica. El reportero del Heraldo de Aragón lleva más de 40 años recorriendo el mundo y afirma que "siempre ha existido gente que busca experiencias excitantes en el extranjero". "En el año 94 cuando ocurrió el genocidio sobre los tutsis en Ruanda y había miles de cadáveres, me encontré a un grupo de turistas catalanes que iban a ver los gorilas en el Parque Nacional de Virunga", recuerda Sánchez.

Ante las acusaciones que se dirigen a este turismo minoritario, el fotoperiodista aragonés asegura que el problema no es solo el nivel de violencia de los territorios. "Hay ataques terroristas en muchas partes, incluso en países europeos como Bélgica o Francia", señala Sánchez. Lo importante, según el fotoperiodista, es la preparación y el conocimiento sobre los riesgos de los destinos.

Más sobre este tema
stats