LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La especulación y el rentismo siguen dominando el mercado de la vivienda tras el fin de las 'golden visa'

Vecinos afectados muestran su "impotencia": "No pudimos hacer nada, fue cuestión de minutos"

Vecinos de los dos edificios arrasados por el incendio registrado en el barrio valenciano de Campanar han mostrado su "impotencia" por cómo han vivido los hechos, dado que "no podían hacer nada", simplemente "salir corriendo" con lo puesto, incluso en pijama, dado que el fuego se propagó "muy rápido, en cuestión de minutos".

Vicente, vecino de uno de los edificios afectados por el incendio que se ha saldado, por el momento, con cuatro fallecidos, ha indicado a los medios de comunicación: "Fue todo muy rápido. Hay familias enteras que se han quedado con lo puesto". Este vecino ha explicado a los medios este viernes que "en cuestión de 15 ó 20 minutos se envolvió todo el edificio, todos pensamos que por la fachada, que tiene un material que prende mucho y, unido al viento, ardió como una falla en València", ha dicho. "Hay gente que lo ha perdido todo, familias enteras que se han quedado con lo puesto", ha lamentado. Vicente se ha quedado esta noche en casa de una hermana suya y ha señalado que "hay gente que se ha ido a hoteles". "Estamos cada uno donde hemos podido", ha apostillado.

Miguel, vecino del primer piso de uno de los dos edificios afectados, donde residía desde hace siete años, ha resaltado que el fuego "se propagó por la séptima planta" y a partir de ahí lo hizo "por toda la fachada". Los vecinos "salimos unos con otros como pudimos y hasta que en cuestión de minutos" las llamas se extendieron por "todo el edificio". "Nos hemos quedado sin nada", ha añadido.

Ha agregado que el conserje del edificio fue "el primero que se puso a trabajar": "Empezamos a salir, la gente mayor, los que pudimos, y así fue todo. Salimos porque detectamos el olor, vimos que caían todas las placas con fuego, la parte de la lana de roca que había en la fachada del aislante. Mi mujer se vistió, salió corriendo hacia abajo, yo también salí, sin nada, con toda la documentación en casa. No tenemos absolutamente nada porque se ha pegado fuego todo". "En principio los bomberos creían que lo iban a poder sofocar, porque era un séptimo, pero el aire que soplaba era imparable, Entonces, no les dio tiempo, empezaron a subir y la gente mayor fuimos ayudándonos los unos a los otros", ha expuesto.

Asimismo, ha mostrado la "suerte" que ha tenido de poder pasar la noche en el piso de su hija, pero ha advertido de que otros vecinos "no tienen nada, porque hay mucha gente que viene de fuera o que vive de alquiler". "Es algo que creo es que estás en una película, es esa sensación... recuerdas 'El Coloso en llamas' y dices, eso no puede ser, es surrealista, a mí no me puede pasar", ha continuado, al tiempo que ha reconocido estar en 'shock' tras haber conocido que hay víctimas mortales.

"Fue cuestión de 20 minutos"

Leopoldo, otro de los ciudadanos que se encontraba en su domicilio cuando comenzó el fuego, ha afirmado que los hechos sucedieron "en cuestión de 20 minutos" y ha mostrado su "impotencia" porque ellos no podían hacer "absolutamente nada". "Ahora, nos han dicho que hasta que no entren los bomberos, que tardarán por lo menos un par de días, no podremos volver a entrar a la finca", ha agregado.

Kiko también se encontraba en el momento de los hechos en su domicilio, mientras que su mujer "había bajado cinco minutos antes". En ese momento, ha contado cómo vio "una humareda por detrás", se asomó al balcón y ya "estaba la Policía y mi mujer llamándome", por lo que bajó "lo más rápido" que pudo. "Algunos vecinos ya estaban fuera y yo ya no me podía esperar", ha agregado.

En cualquier caso, ha subrayado que "lo más importante" es ahora que los vecinos "estén bien, porque las personas al final son lo más importante". Pese a ello, ha reconocido "no tener palabras": "Parece una broma, no sabes decir nada porque ayer estabas ahí en casa". Por su lado, José Luis, uno de los vecinos que ha dormido en el hotel dispuesto para acoger a los afectados, ha relatado que ha pasado la noche "con mucha incertidumbre" porque "no te imaginas" que haya podido pasar esta situación. "Pero es que se quemó más rápido que una falla", ha subrayado, al tiempo que ha insistido en la "intensidad y la rapidez" con la que se extendieron las llamas por el edificio.

Los expertos atribuyen la propagación del fuego de València al material combustible de la fachada

Los expertos atribuyen la propagación del fuego de València al material combustible de la fachada

"Es una barbaridad, en 20 minutos estaba todo el edificio con más de 600 personas dentro, es increíble, lo que no sé es cómo no han habido más -víctimas-", ha continuado. Sobre la extinción de las llamas, ha apuntado que los bomberos "hicieron lo que pudieron" porque la situación era "muy difícil y complicada", sobre todo para poder llegar "a los pisos más altos". "Pero la cuestión es que al final nosotros nos hemos quedado sin nada", ha lamentado.

"Ahora por la mañana es peor todavía porque por la noche parece que uno está en "shock" y no se entera tanto, pero la realidad cuando ves la luz es muy distinta. Encontrarte en tu ciudad sin nada, con todo perdido, es una sensación horrible", ha afirmado. Sobre el momento en que se dieron cuenta del inicio del incendio, ha explicado: "Estábamos sentados en el sofá viendo la televisión y empecé a notar un olor plástico. Mi mujer se fue a la cocina y abrió la puerta que da al balcón y vio una humareda negra enorme. Entonces le dije: Vámonos que va a empezar a entrar humo, y efectivamente empezó a entrar humo por la casa. Nos pudimos poner un pantalón y yo de hecho voy en pijama".

"He visto cómo se quemaba mi piso en directo"

Belén, vecina alemana que residía en el cuarto piso del edificio, no se encontraba ayer en su vivienda puesto que se había desplazado hasta su segunda residencia en Dénia (Alicante). "He visto quemar mi piso por las cámaras de seguridad que tenía dentro de la vivienda, he visto cómo se quemaba todo", ha asegurado. "Empezó el teléfono a sonar cuando todavía era pequeño el incendio y no dábamos crédito de que lo que estaba pasando. Tenemos en casa cámaras de seguridad y hemos visto en directo cómo se iba quemando primero el salón, luego el dormitorio, hasta que las cámaras dejaron de funcionar. Y gracias a Dios nos ha pillado en Dénia, no estábamos aquí, hemos llegado ahora mismo", ha relatado.

Más sobre este tema
stats