La portada de mañana
Ver
La red infinita del lobby de la vivienda: fondos, expolíticos, un alud de 'expertos' y hasta un pie en la universidad

Protestas sociales

Los vecinos de Burgos se dan cita a primera hora para frenar las obras

Daños en una oficina del BBVA.

infoLibre

Los vecinos del barrio del Gamonal han anunciado que este lunes estarán en pie a las 6:30 para evitar que continúen las obras que pretenden convertir la arteria principal de Burgos, la calle Vitoria, en un bulevar. El alcalde ha asegurado que las obras van a seguir su curso. Se han desvinculado de los actos vandálicos sucedidos durante estos dos días.Al menos 23 detenidos, entre ellos ocho menores, y doce heridos

fue el balance de la segunda noche de disturbios que ha registrado el barrio de Gamonal de la capital burgalesa, tras una jornada en la que las concentraciones y manifestaciones se sucedieron en el populoso barrio. No osbstante han sido ya liberados 16 detenidos del primer día de trifulcas y 13 del segundo.

De los doce heridos, todos ellos de carácter leve, ocho son manifestantes, tres agentes de policía y un bombero, según una información publicada por Diario de Burgos recogida por Europa Press. Este diario es propiedad de Antonio Méndez Pozo, dueño a su vez de la empresa responsable de las obras que están en el origen de los disturbios. Méndez Pozo es un conocido empresario de Castilla y León al que que en 1992 la Audiencia de Burgos condenó –junto a ediles del PP– a siete años y tres meses de cárcel por falsedad en documentos públicos y privados, estafa y desacato. Cumplió nueve meses de prisión.

En concreto, el Servicio de Emergencias Castilla y León 112 atendió a dos personas: a las 23.08 horas se solicitó asistencia para un joven de 29 años que había recibido una pedrada en la calle Santiago y que fue trasladado en ambulancia de soporte vital básico al Complejo Asistencial de Burgos y minutos después, a las 23.14 horas, una nueva llamada indicaba que un varón de 17 años había sufrido una caída y cortes en las manos en la calle Antigua, por lo que se le trasladó al Complejo Asistencial de Burgos.

Bomberos y Policía indicaron también que había compañeros que habían resultado heridos pero no necesitaron ambulancia ya que se trasladaron por sus medios a un centro médico.

La jornada transcurrió marcada por la celebración de varias concentraciones y una manifestación que, de manera pacífica, recorrió algunas de las principales calles del barrio de Gamonal hasta la Comisaría de Policía de la avenida de Castilla y León y en la que participó más de un millar de personas para pedir la liberación de los 17 detenidos en la primera jornada de disturbios.

Tras la celebración de la manifestación, que retornó a las inmediaciones de la calle Vitoria, junto al lugar donde se ha comenzado a construir el bulevar, se registraron algunos actos vandálicos puntuales protagonizados por un reducido grupo de personas, que lanzaron basura y derribaron parte del vallado perimetral de las obras.

A las 21.00 horas, la concentración se fue poco a poco disolviendo aunque un grupo de más de 200 personas permanecieron junto a las obras, al menos, durante una hora más.

Incidentes

A partir de las 22.00 horas, se registraron los primeros actos vandálicos en la calle Vitoria a cargo de un grupo de personas que, ataviadas con pasamontañas y bufandas, comenzaron a volcar e incendiar contenedores.

Los vecinos denuncian que el ayuntamiento “impone su fuerza”

Los vecinos de Burgos denuncian que el ayuntamiento “no escucha” e “impone su fuerza”

En esta segunda noche de disturbios, el cordón policial de antidisturbios se amplió a las calles aledañas a la calle Vitoria, lo que propició que los manifestantes protagonizasen también actos violentos en otros lugares, como en las inmediaciones del antiguo Ayuntamiento de Gamonal, la Casa de Cultura del bario y el entorno de la barriada de Juan XXIII.

Las cargas policiales y los actos violentos se sucedieron durante varias horas, originando importantes destrozos en mobiliario urbano y escaparates de entidades bancarias. Además, se incendiaron más de 30 contenedores y se realizaron numerosas pintadas en fachadas, portales y establecimientos comerciales.

El Ayuntamiento de Burgos pretende reconvertir parte de la calle Vitoria en un bulevar, limitando el tráfico rodado y priorizando el tránsito peatonal y bicicleta. Las obras, que comenzaban el pasado jueves, cuentan con un presupuesto cercano a los 8 millones de euros y un plazo de ejecución de catorce meses, en el que además se construirá un aparcamiento subterráneo en la calle Vitoria.

Más sobre este tema
stats