La portada de mañana
Ver
El Gobierno pone la primera piedra para un frente común europeo que cambie la relación con Israel

Fernando Garea: "El PP ha renunciado a diferenciarse de Vox siendo un partido de Estado"

El periodista Fernando Garea (Madrid, 1962) ha desarrollado una larga carrera profesional en diferentes medios de comunicación. Ha trabajado en estos últimos años en periódicos como El Mundo, Público y El País. Fue presidente de la Agencia EFE. Durante los últimos meses, ha sido el primer director de El Periódico de España, cargo del que ha sido relevado recientemente. Gran conocedor de la vida política española durante las últimas décadas, se une a los que mantienen que en nuestro país “sería deseable que hubiera esa capacidad y menos complejo por parte de los gobiernos para hablar con la oposición y, por parte de la oposición, para no utilizar todo política y partidariamente”.

El PP y los fondos europeos

"Forma parte de la estrategia del Partido Popular de Pablo Casado que lo que busca es el conflicto permanente con el Gobierno a costa de lo que sea. En este caso con los fondos europeos, hace algo muy peligroso que es llevarlo a Europa, teniendo en cuenta que es Bruselas quien tiene que autorizar que lleguen esos fondos que son vitales para la recuperación y el futuro de España. No está justificada esa acción del PP, a pesar de que el Gobierno podía haber sido más transparente en esa gestión y podía haber articulado algún sistema como ya existe en algunos países de Europa, en los que se intercambia información e, incluso, se hace corresponsable al resto de partidos de esa distribución de los fondos y también, en este caso, sería deseable a las comunidades autónomas".

La estrategia de la confrontación

"El Partido Popular ha descubierto que en algunas comunidades autónomas le ha funcionado muy bien la confrontación con el Gobierno de Pedro Sánchez. Considera, por ejemplo, que el triunfo electoral de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid tiene que ver con esa confrontación con el Gobierno central a propósito de todos los temas posibles. Y lo que está haciendo es explotar esa confrontación en todas las comunidades. Si hay elecciones en Andalucía, lo hará en Andalucía; en Castilla y León también lo ha hecho y, de cara al 2023, en las elecciones autonómicas y municipales, seguro que lo hará también como forma de obtener esos réditos electorales del castigo al Gobierno de Pedro Sánchez, que se supone que rentabilizan esos presidentes autonómicos del Partido Popular".

PP versus Vox

"El Partido Popular, Pablo Casado, está actuando influido totalmente por la existencia de Vox. Está acomplejado en ese espectro de la ultraderecha y la derecha y lo que hace es permanentemente mirar a Vox. Primero, para no pactar nada con el Gobierno y segundo asumiendo en su agenda y en su lenguaje algunos de los postulados de Vox. En lugar de mirar hacia el centro, el PP lo que está haciendo es actuar condicionado por Vox y ha renunciado a algo que, probablemente, sí le podría funcionar, que es diferenciarse de Vox siendo un partido de Estado. ¿Cómo se es un partido de Estado? Llegando a acuerdos sobre asuntos esenciales, por ejemplo, la renovación de los órganos institucionales o en acuerdos, por ejemplo, durante la pandemia. Eso lo que le hace es alejarle del centro y asumir esos postulados de Vox y, a veces, engordar excesivamente a Vox".

El futuro de Vox

"Según todas las encuestas de cara al calendario electoral próximo, lo que viene es una toma de poder importante por parte de Vox porque, aunque no entre en gobiernos autonómicos, sí que tiene capacidad para decidir. El PP no va a poder sumar con Ciudadanos porque no va a existir prácticamente en esas comunidades y tiene que apoyarse en Vox. Vox va a ser determinante en esas comunidades y este poder de la ultraderecha puede ser un anticipo de lo que puede ocurrir en las elecciones generales si Pablo Casado no obtiene una mayoría suficiente. La existencia de Vox lo que hace es colonizar la agenda política especialmente en asuntos que no estaban en la agenda y que, de pronto, el PP asume: la inmigración, la ocupación, la seguridad, la delincuencia, etc. Y que ese lenguaje termine empapando el espectro político es preocupante".

Elecciones en Castilla y León

"Si todo va como indican las encuestas, el Partido Popular ganará, pero no tendrá mayoría suficiente para gobernar y necesitará a Vox. Eso quiere decir que esas elecciones, para las que se inventaron la excusa de una supuesta moción de censura que nunca existió, son una especie de escalera de Pablo Casado que ha diseñado para intentar ganar las elecciones generales de final del 23 o principio del 24. El primer escalón fue Madrid; el segundo, Castilla y León; el siguiente, Andalucía; después, las autonómicas del 23; hasta llegar a las generales. Tiene el inconveniente para el PP de que probablemente obligará a acuerdos con Vox, que le exigirá asuntos que le podrían restar y alejar del centro. Para el Partido Socialista son unas elecciones muy difíciles, en las que es muy difícil que pueda sumar para ganar, al menos según todas las encuestas".

Estabilidad del Gobierno

"Bueno, la coalición de gobierno tiene dos cosas que la sostienen. Primero, el interés político de los dos partidos que la forman porque creen que les es más rentable seguir en el Gobierno y mantener la coalición. El otro fundamental es el miedo a lo que haya como alternativa, es decir, a que la derecha o la ultraderecha puedan ganar unas elecciones y gobernar. Y ese es el cemento que hace que la coalición, a pesar de estas diferencias, de estas discrepancias graves sobre asuntos fundamentales, se mantenga. Es curioso porque se presta mucha atención a las discrepancias en la coalición del Gobierno central y resulta que las coaliciones que menos han durado y que antes han saltado por los aires son las coaliciones que ha habido del centro y la derecha, del PP y Ciudadanos. En un año, se ha roto la coalición en Murcia, en Castilla y León, en Madrid. Y Andalucía está, también, próxima a esa ruptura".

A la izquierda del PSOE

Pablo Simón: "El PP no quiere que el Gobierno se ponga la medalla de ser el que da los fondos europeos"

Pablo Simón: "El PP no quiere que el Gobierno se ponga la medalla de ser el que da los fondos europeos"

"Unidas Podemos está en una situación de indeterminación e incertidumbre porque el anterior líder no ha terminado de irse. Formalmente se ha ido de la política, pero sigue teniendo una presencia activa en la vida pública y marcando la agenda de esa izquierda desde los medios de comunicación, de una forma incluso más activa que cuando estaba en política. Por otra parte, la que se supone será nueva líder tampoco termina de llegar. No tiene liderazgo orgánico en Unidas Podemos ni siquiera formalmente ha aceptado que vaya a ser candidata y la única muestra de su liderazgo es que fue designada, de alguna forma, por el anterior líder. En esa situación de indeterminación en la que está Unidas Podemos, a veces salen voces diferentes que no están siempre sintonizadas. Tiene que ver con un líder que no ha terminado de irse y una líder que tampoco ha terminado de llegar".

La salud del periodismo

"El periodismo en España tiene muchos problemas y el primero de todos es, precisamente, el económico. Si no hay empresas fuertes, si no hay empresas que puedan resistir las presiones, especialmente las económicas, el periodismo se resiente. Y para poder resistir esas presiones económicas tiene que haber empresas con la suficiente fortaleza para hacerlo. La solución, la salida, está en las suscripciones, el que los ciudadanos sean conscientes de que para acceder a contenidos tienen que pagar igual que pagan, por ejemplo, por plataformas de streaming para ver series. Por el momento lo que hay es una tarta publicitaria que cada vez se parte en más trozos y hace que la situación de los medios sea más difícil. Está pendiente, también, de que se produzca una verdadera recuperación económica que haga que las empresas más fuertes puedan invertir más en publicidad y, por tanto, a los medios les pueda ir mejor".

Periodismo de calidad

"El gran reto de los periodistas es ofrecer calidad a los ciudadanos para que los ciudadanos sientan la necesidad de suscribirse y acceder a esa información. El derecho a la información no es un derecho gratuito sino que hay que pagar por él y, para que haya buena información, tiene que haber esa independencia económica de la que hablaba antes. No hay información de calidad si no hay medios con fortaleza económica y no hay medios con fortaleza económica si los ciudadanos no pagan por esa información. Los ciudadanos a través de las redes, con razón, están permanentemente criticando la calidad del periodismo en España. Tienen razón, tenemos que asumir esa crítica, pero también hay que decirles a los ciudadanos que además de que nosotros nos esforcemos en hacerlo mejor, también ellos tienen en su mano mejorar esa calidad si asumen que tienen que pagar por el producto que es la información".

Más sobre este tema
stats