La portada de mañana
Ver
La desinformación amenaza a los 11,6 millones de españoles que ya viven en “desiertos de noticias”

A Pedro Sánchez, en su paréntesis reflexivo

Domingo Sanz

Sánchez, queremos ayudarte a reflexionar, pues podría ser un error lo de aislarte. Para tomar una buena decisión de cara el futuro también puede servir potenciar aún más los cinco sentidos y así captar mejor los detalles de todo lo que nos rodea.

Nos has enviado una carta para decirnos que el acoso político y judicial que está sufriendo Begoña te hace dudar de si “merece la pena” seguir en La Moncloa, y que el lunes nos informarás de tu decisión. Aunque me llama la atención que puedas saber hoy, jueves 25, que el próximo lunes sí sabrás la decisión que vas a tomar. No tengo pruebas para dudar.

Ya se han convocado acciones para apoyarte. Sé de una concentración en Ferraz para el sábado 27 a las 11 de la mañana y de una petición de firmas en la plataforma Change. Estoy de acuerdo. Por mi parte, sobre las 11:20 horas de hoy he accedido a la web de La Moncloa y te he enviado un texto con 197 palabras que incluía dos peticiones concretas para el caso de que te decidas a seguir, pero cogiendo el toro por los cuernos.

Quizás me equivoco, pero a esa hora allí no estaba tu carta. Creo que es donde deberías haberla colgado en primer lugar. Y en las redes después. En cambio, en la sección “Noticias sobre la actividad del presidente del Gobierno”, también en la misma web de La Moncloa, descubro ahora, a las 16:20 horas, que la primera noticia de ayer, 24 de abril, decía lo siguiente:

“El presidente del Gobierno defiende que el Ejecutivo escucha a la ciudadanía, tal y como demuestran las medidas adoptadas en el ámbito económico, y señala la desinformación como una de las principales amenazas a las democracias occidentales”.

Deberías atreverte, Pedro. Fuiste capaz de reconquistar el PSOE, de ganar la primera moción de censura, de indultar y amnistiar contra tantos derechistas y ultraderechistas, de abrir un paréntesis en público para reflexionar y hasta de afirmar que tu gobierno escucha a la ciudadanía

Aunque creo que La Moncloa y yo no hablamos el mismo idioma cuando nos referimos al significado de “escucha a la ciudadanía”, me vienen ahora tres nuevas propuestas. Ninguna estaba en mi escrito de esta mañana.

La primera es que el presidente debería haber pedido expresamente en su carta que le hiciéramos llegar ideas, consejos y opiniones para ayudarle a resolver la duda sobre “si merece la pena” o no seguir en La Moncloa.

La segunda es que si usted, que está leyendo, piensa que debe decirle algo al presidente no deje de hacerlo. Ya sabe, a través del enlace antes indicado, directo a La Moncloa, donde nos aseguran que “algunos mensajes los responde directamente el presidente” y nos informan que “todos los mensajes recibidos se tienen en cuenta, excepto aquellos que contienen palabras amenazadoras, insultos o contenido racista u ofensivo hacia el presidente del Gobierno o cualquier otra persona”.

Y la tercera es pedirle a Pedro Sánchez que, antes de comunicarnos el lunes su decisión, publique en la misma web de La Moncloa todos los escritos que haya recibido, previa autorización expresa de sus autores. Y lo anuncie también en medios y redes sociales.

Es lo mínimo que nos merecemos a cambio de la inquietud, para muchas personas zozobra, que nos ha regalado durante cinco días seguidos. Y también podría someter a votación entre la ciudadanía, durante otros cinco días, por ejemplo, todos los escritos recibidos en la web de La Moncloa que hayan incluido propuestas políticas de cara al futuro. 

Deberías atreverte, Pedro. Fuiste capaz de reconquistar el PSOE, de ganar la primera moción de censura, de indultar y amnistiar contra tantos derechistas y ultraderechistas, de abrir un paréntesis en público para reflexionar y hasta de afirmar que tu gobierno escucha a la ciudadanía.

Presidente, confío en que lo hagas. Las nuevas tecnologías, esas que ya la Constitución del 78 supo legislar en su artículo 18, pueden canalizar la participación de la ciudadanía en política de manera constructiva.

Solo es cuestión de voluntad política.

_________________

Domingo Sanz es socio de infoLibre.

Más sobre este tema
stats