LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Los Gobiernos, el Congreso, la élite de los partidos y hasta el Ejército sirven de cantera al negocio del lobby

La transformación de Yolanda Díaz de una cándida paloma al lobo feroz

Manuel Cuadrado Vergara

Vaya por delante que la dirección de Podemos ha actuado con cierta negligencia porque creían que Yolanda Díaz en algún momento iba a convocar primarias para que el proceso fuera totalmente democrático, entre otras cuestiones. No tuvieron ni la intuición ni la inteligencia política de entrar desde el principio en el núcleo duro de Sumar por derecho propio, ya que el artífice de esta posible “futura organización” para aglutinar a todas las fuerzas de izquierda había sido Pablo Iglesias al señalar a Yolanda Díaz como su sucesora candidata a la presidencia del gobierno, cuando una mayoría podía imaginar que fueran Ione Belerra o Irene Montero, bien posicionadas tanto en Podemos como en el Gobierno. Craso error, estará pensando Iglesias, quizás el mayor de su vida cuando creyó ver a Yolanda como una cándida paloma. Repito, era muy importante entrar desde un principio entre los fundadores de Sumar y poder participar desde dentro en las directrices a consensuar y haber plasmado un espíritu más democrático tanto en su ideología como en su organización.

En otro orden de cosas he de confesar que hasta hace unos meses admiraba a Yolanda por su sencillez, humildad y su espíritu dialogante. Después de detectar ciertos detalles de frialdad con Podemos observé que ponía “tierra de por medio” con la citada fuerza política.                                                                                                   

De buenas a primeras nos hemos encontrado que la verdadera Yolanda Díaz se ha quitado su máscara convirtiéndose en una persona fría, calculadora y da la impresión de que todo esto estaba minuciosamente preparado, erigiéndose en juez supremo vetando a posibles rivales, Irene Montero y Echenique y limitando las opciones de Podemos en las próximas elecciones a 8 escaños. UP en la legislatura anterior tenía 35. Es así como Yolanda Díaz se ha convertido en dueña y señora de "Sumar”, restringiendo las libertades de cada grupo y con normas leoninas en relación a la asignación económica y, en definitiva, imponiendo un régimen dictatorial para manejar Sumar a su antojo. Con esta conducta tan rastrera ha humillado y ofendido a muchos militantes de Podemos que tendrán pocas motivaciones para votar y lo mismo sucederá con otros muchos electores de izquierda.

Yolanda Díaz se ha convertido en dueña y señora de Sumar restringiendo las libertades de cada grupo y con normas leoninas en relación a la asignación económica y, en definitiva, imponiendo un régimen dictatorial para manejar Sumar a su antojo

Hace algún tiempo Yolanda elogiaba a Irene Montero: “Es una de las mujeres más importantes de España, la quiero”. ¿Cómo a una persona que se la quiere, se pueden emplear artimañas para destruirla políticamente? Simplemente porque esas alabanzas eran pura hipocresía.  

Irene Montero en todo momento ha actuado con la máxima honestidad y ha protagonizado como ministra de igualdad el mayor avance en los derechos de las mujeres desde la guerra civil. Sí, ha sido promotora de la ley del sólo sí es sí. Pero es inconcebible que Yolanda la haya denunciado, cuando se da la circunstancia de que Yolanda también la votó y participó en la promulgación de esa ley, tanto en el Congreso de los Diputados como en el Consejo de Ministros. Si es tan inteligente y tan perfecta pudo haberse dado cuenta de los errores de la citada ley y haber tomado cartas en el asunto para corregirlos. (El 11 de abril de 2023 a las 15:27h. la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado que votará la reforma de la 'ley del solo sí es sí' en el mismo sentido que su grupo parlamentario, Unidas Podemos).

Todo lo que va en detrimento de la izquierda beneficia a la derecha por lo que puede intuirse después del desaguisado que ha generado Yolanda Díaz, que queriendo o sin querer, ya ha iniciado la campaña electoral a favor del PP y si Núñez Feijóo ganara las elecciones sería su responsabilidad y en tal caso tendría que dimitir al mismo tiempo que Pedro Sánchez.

Como toda esta línea de conducta de Yolanda es tan sospechosa, que cada cual haga sus cábalas y averigüe cuáles pueden ser las motivaciones y propósitos tan oscuros como la traición, para destruir al partido que la encumbró.

Yolanda Díaz ahora tiene que elegir entre rectificar, lo que le daría algunas opciones a la Izquierda de poder ganar las elecciones del 23J, o bien seguir instalada en su egolatría para entregarle a Núñez Feijóo la presidencia del gobierno en bandeja de plata.

___________________________

Manuel Cuadrado Vergara es miembro de la Plataforma por la Dignidad de Tenerife y socio de infoLibre.

Más sobre este tema
stats