La portada de mañana
Ver
La negativa de Milei a rectificar abre la vía para una ruptura diplomática inédita en casi medio siglo

Así se fabricó el milagro de Iñigo Quintero: tres inversores colocan a Dios en el número uno de Spotify

Iñigo Quintero en una actuación en Madrid Exposiciones y Eventos Urbanos.

Ni Rosalía había conseguido escalar tan arriba en el top global de las canciones más escuchadas en Spotify. Lo más alto que consiguió estar la estrella catalana en la lista fue con La Noche de Anoche, una colaboración con Bad Bunny que llegó al número dos. Pero el gallego Iñigo Quintero ha llegado al Top 1 Global y se ha convertido en el primer artista español en hacerlo en solitario. El único músico español que había alcanzado hasta ahora la primera posición en la lista de Spotify fue Quevedo con su colaboración con Bizarrap.

"Sueñas alto, es el poder que te han dado desde el cielo. No me sirven tus pocas señales". Son las primeras palabras de un tema que nada tiene que ver con el reguetón y la música americana que monopolizan los éxitos mundiales. Su autor no aclara si la canción es una referencia a la religión pero Jóvenes Católicos ya se ha apropiado del tema y lo relacionan con Teresa de Calcuta y San Juan de la Cruz. Lo único que está claro es que Iñigo Quintero estudió en el colegio religioso Fomento Peñarredonda de A Coruña. Según la organización, los versos en los que dice "Quiero verte, verte, verte", son las mismas palabras que Teresa de Calcuta decía en sus oraciones.

De 30 mil a 21 millones de oyentes en siete meses

Iñigo Quintero tenía 30.000 oyentes hace 7 meses, hoy tiene más de 21 millones. La causa es su canción Si no estás, que llegó a Spotify en septiembre de 2022, pero que se ha hecho popular un año más tarde después de su viralización en la plataforma de TikTok. Los usuarios de TikTok han usado el audio de Si no estás más de 3.000.000 de veces, entre su versión original y la versión Sped Up. Esta última se trata de la versión acelerada de la canción que triunfa en la red social. A esto hay que sumarle los millones de visitas de todos esos vídeos que han usado el audio, lo que dispara el número de usuarios que acaban en Spotify escuchándola.

El cantautor tiene publicadas tres canciones más que estrenó este año: Sobredosis, Será por ti y Sin tiempo para bailar. Quintero ha pasado de dar pequeñas actuaciones en salas como la Galileo Galilei, con aforo para 500 personas, a subirse la semana pasada al escenario del madrileño Wizink Center en la gala Por ellas de Cadena 100. Su próxima parada será el el 27 de octubre en el Auditorio Fórum de Barcelona invitado por Cadena Dial.

Sus fans han comenzado una campaña para que el cantante acuda a Eurovisión en 2024. Carteles con su candidatura han aparecido por Madrid y Quintero ha compartido una publicación en la que le animan a presentarse al concurso. Para ir a Eurovisión, Iñigo Quintero necesitaría haber presentado una canción no publicada al Benidorm Fest.

Los inversores del sello discográfico

La imagen aparente de Si no estás es la de un producto artesanal que sin videoclip se ha convertido milagrosamente en un éxito mundial. Pero la realidad es que se han destinado muchos esfuerzos a posicionar la canción. "Qué bien sienta acabar la semana con una canción a la que has dedicado tiempo y esfuerzo en el Top de Viral 50 España", escribía Hadrián Andre Revalderia en su perfil de LinkdIn, responsable editorial y marketing en Believe, la distribuidora de Quintero.

Elio, vocalista del grupo La Jetée y responsable de marketing, ha analizado con infoLibre las estrategias que se emplean en la industria musical para hacer escalar canciones en las listas. Lo primero que aclara es que, al tratarse de una industria, "podemos hablar de marketing igual que hablamos de ello en Inditex". "Lo que se hace es coger una canción y aplicarle todas las estrategias", añade. La primera es pagar a influencers para que usen el sonido en los vídeos que crean en plataformas como TikTok o Reels de Instagram, donde Si no estás se hizo viral primero, un año después de su lanzamiento.

Quien promueve la estrategia es el sello discográfico, en este caso Acqustic. Se trata de una startup fundada por Esteve Lombarte, que estudió Bussines Administration and Management en la universidad privada ESADE y, según indica Elio, está relacionado familiarmente con grupo empresarial Lombarte Group, de Sabadell. Además está financiada a capital riesgo, es decir, costeada por otras empresas que invierten en la fase inicial de la nueva sociedad. Los inversores fueron  Draper B1, Lanai Partners y Tokavi que en abril de 2021 invirtieron 425.000 euros en el sello. La inversión tiene que tener algo asegurado, como la promesa de alianzas de la empresa con otras empresas clave del sector, como ya declararon cuando anunciaron que habían conseguido la financiación. El sello ha preferido no responder a las preguntas de infoLibre porque se encuentran "desbordados".

Veintiuno: "No es momento para las bandas, Maneskin y Morat son las únicas en el top 100 de Spotify"

Veintiuno: "No es momento para las bandas, Maneskin y Morat son las únicas en el top 100 de Spotify"

Como industria, lo necesario es tener un producto mínimo viable, apunta Elio. Esto es, disponer de un producto listo para lanzar al mercado que cumpla con unos estándares mínimos. En el caso de la música, se entiende en términos de producción, estructura y sonido. "Una vez tienes los canales y la inversión para hacer en publicidad adecuada", apunta, los consumidores se hacen con la canción. Luis Miguel Pedrero-Esteban, profesor e investigador en la Universidad de Nebrija y autor de diversos artículos académicos sobre las plataformas de audio como Adolescentes, smartphones y consumo de audio digital en la era de Spotify, cuenta que, a pesar de que los algoritmos influyen, están programados por personas que articulan sistemas que favorecen un determinado contenido.

"Lo que se busca indudablemente es el tiempo de permanencia. Solo funciona si el usuario se queda", afirma Pedrero. A pesar de la estrategia y el interés en el éxito comercial de la canción, "el gran público decide si funciona o no", aclara el investigador. En la escala de la incidencia que tienen las decisiones editoriales lo que debe primar es "acertar y no imponer", afirma.

En el análisis que ha hecho con infoLibre afirma que la base de los nuevos fenómenos tiene que ver con el consumo y la promoción. El papel de la radio ha quedado superado por el binomio TikTok-Spotify. A la radio se acude de manera sincrónica, mucha gente a la vez, y a las plataformas, se acude de uno en uno, señala. "La radio tiene que defender mejor el componente del locutor que personaliza la música, como un influencer radiofónico" dice Pedrero, que también apunta a TikTok como la gran plataforma que pueda engullir a Spotify en el consumo musical, especialmente tras el anuncio de una plataforma de música propia. "Veremos si el ecosistema TikTok se convierte en la gran referencia", finaliza.

Más sobre este tema
stats