LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La reforma de la jurisdicción universal permitirá reabrir casos que quedaron impunes tras el recorte del PP

La agenda española de la vicepresidenta Eva Kaili para favorecer a Qatar: cinco eurodiputados y Josep Borrell

De izquierda a derecha, los eurodiputados españoles Juan Fernando López Aguilar, José Ramón Bauzá y Javier Zarzalejos y el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Eva Kaili, la vicepresidenta del Parlamento Europeo acusada de cobrar sobornos de terceros países, desplegó una frenética actividad de lobby en la sombra durante el mes de noviembre de 2022. El 1 de diciembre estaba previsto que se votara en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE) la exención de visados de entrada en el espacio Schengen para los ciudadanos de cuatro países: Qatar, Kuwait, Omán, y Ecuador. Los mensajes de Whatsapp que Kaili envió aquellos días revelan que estaba especialmente interesada en conseguir esa ventaja para Qatar. Para ello aprovechó todos los contactos a su alcance. Según revela la investigación de la red de medios European Investigative Collaborations (EIC), a la que pertenece infoLibre y que se ha basado en documentos confidenciales obtenidos por el diario belga Le Soir, la exvicepresidenta del Parlamento Europeo incluyó en su agenda al menos a cinco eurodiputados españoles, además de a Josep Borrell, alto representante de la UE para Asuntos Exteriores.

El motivo de su elección estriba en que el presidente de la Comisión LIBE es el socialista Juan Fernando López Aguilar y dos de los “ponentes alternativos” de la propuesta eran Javier Zarzalejos, por el grupo de los los populares europeos (PPE), y José Ramón Bauzá, del grupo Renew Europe –liberales, PNV, Ciudadanos, el partido de Macron, entre otros–. Estos son nombrados por cada grupo para hacer el seguimiento de los informes que elabora el ponente principal sobre cada proyecto sometido a debate. Según explica la propia Eurocámara, los ponentes alternativos son piezas cruciales para fraguar consensos” que permitan aprobar las propuestas. Los informes de la Policía belga a los que ha tenido acceso EIC desvelan que Eva Kaili se reunió el 9 de noviembre de 2022 también con otros dos eurodiputados españoles, los socialistas Javi López y Javier Moreno Sánchez, compañeros de su mismo grupo.

Además, en las investigaciones policiales ha aparecido un sexto español: el asistente de otro eurodiputado socialista, Juan José López Gómez, que viajó a Doha en febrero de 2020 con casi todos los que luego han resultado implicados en el Qatargate para participar en una conferencia sobre redes sociales financiada por el ministro de Trabajo del emirato, Alí Al Marri.

infoLibre ha preguntado a todos ellos por sus contactos con Eva Kaili. Y todos niegan que la eurodiputada griega ejerciera ningún tipo de presión sobre ellos o les influyera sobre la exención de los visados. “La propuesta no lo requería, ya que contaba con una amplia mayoría para salir adelante, como se puso de manifiesto en la votación”, explica Juan Fernando López Aguilar.

En efecto, la exención de visados para Qatar y Kuwait se aprobó en la Comisión LIBE con 42 votos a favor y 16 en contra. Pero hasta ese momento habían surgido algunos obstáculos que inquietaban tanto al Gobierno catarí como a Antonio Panzeri, a Francesco Giorgi, pareja de Eva Kaili, y a la propia vicepresidenta de la Eurocámara, los tres principales integrantes de la “organización criminal” que, según la Policía belga, cobraba sobornos a cambio de hacer lobby en la sombra en Bruselas.

La ejecución de siete personas en Kuwait el 16 de noviembre y la propuesta del grupo Renew de que se concediera la exención a Qatar sólo cuando estuviera operativo el sistema informático Etias –una plataforma informática que permite controles automáticos de antecedentes penales– activan el cabildeo del trío. “Su apoyo [el de Juan Fernando López Aguilar] es necesario, querida, por favor”, suplica a Kaili el embajador de Qatar en Bruselas, Abdulaziz Ahmed Al Malki, en un whatsapp el 29 de noviembre. Al Malki le dice que ha hablado con el eurodiputado español. “Me ha dicho que votarán a favor de nuestros visados el jueves 1 de diciembre”, le cuenta.

Kaili acudió a la votación sin comunicarlo a su grupo

Fernández Aguilar niega a este periódico que compartiera con el embajador catarí cuál iba a ser el voto del grupo de los socialistas europeos en la comisión. También que Al Maliki le pidiera su apoyo. Y enmarca su conversación con el catarí en la normalidad parlamentaria. “Es común que los embajadores de estos países [los candidatos a la exención de visados] se interesen por el estado de las negociaciones y soliciten reuniones con el equipo negociador y con el presidente [de la comisión]”, detalla el eurodiputado socialista, quien asegura que esas reuniones son “debidamente incluidas en el Registro de Transparencia y son abiertas en una sala de protocolo". "Los servicios del Parlamento son también informados”, añade.

A Fernández Aguilar también le parece “normal” que Eva Kaili se interesara por las negociaciones para eximir de visados a Kuwait y Qatar, ya que era la encargada de las relaciones con la Península Arábiga. La víspera de que Al Maliki pidiera a Kaili el apoyo del presidente de la Comisión LIBE, ella envía a este último un mensaje que quiere que le haga llegar al ponente alternativo de los socialistas, el italiano Pietro Bartolo. Eva Kaili pretende que éste convenza a su vez a la socialista alemana Birgit Sippel para que incluya una moratoria sobre la pena de muerte en Kuwait e impedir así que las ejecuciones en ese emirato contagien a Qatar. “Sé que él [Bartolo] te respeta (mucho más que a Sippel)”, elogia al español.

Fernández Aguilar niega a infoLibre que le reenviara a Bartolo el mensaje tal y como ella quería. “Aparentemente”, precisa sobre la intermediación solicitada por Eva Kaili, “era una expresión de interés en el seguimiento del procedimiento legislativo de la exención de visados”.

Aunque al eurodiputado español el interés de su compañera griega no le resultó, según dice, inusual ni insistente, sí apunta que Eva Kaili votó el 1 de diciembre en la comisión, sustituyendo a otros parlamentarios ausentes, sin haberlo comunicado previamente al portavoz del grupo socialista. Es una práctica habitual que unos eurodiputados sustituyan a otros de su mismo grupo en estas votaciones, aunque no pertenezcan a la comisión encargada. Pero deben comunicarlo antes. De hecho, hubo un voto de más en el grupo socialista: el de Eva Kaili, por lo que uno de los eurodiputados tuvo que retirar su papeleta para que el recuento fuera correcto. 

“¡¡¡¡Sí!!!! ¡¡¡Por fin lo conseguimos!!!”

Kaili no comunicó su asistencia, pese a que debía de conocer perfectamente el procedimiento: el mismo día 1 de diciembre le pidió a otro español, José Ramón Bauzá, que acudiera a la comisión ese día. Cuando el eurodiputado de Ciudadanos le recuerda que él no es miembro de LIBE, Kaili le insiste: “Aun así puedes votar. Si alguien se ausenta”. “Sí, estoy en ello”, le responde Bauzá, que fue presidente del Gobierno de Baleares por el PP entre 2011 y 2015 antes de pasar al partido naranja.

Pero, finalmente, Bauzá no fue a la votación. A preguntas de infoLibre, responde que se encontraba en el Foro Mundial de Turismo, en Riad, la capital saudí. Una información que no dio a Eva Kaili. En la misma conversación de Whatsapp, la exvicepresidenta le recuerda que Renew, el grupo de Bauzá, va a votar en contra de conceder la exención de visados. Y el español le indica que Maite Pagazaurtundúa, vicepresidenta de la Comisión LIBE y también de Ciudadanos, votará a favor. “He hablado con ella”, le dice. Bauzá asegura que no lo hizo “para incidir en su voto”. “Y nunca tuve intención de hacerlo ni de sustituirla […] Además, ya conocía previamente su posición porque la había anunciado con anterioridad”, añade. Si mencionó a Pagazaurtundúa, fue “debido a la insistencia” de Kaili –le pregunta dos veces si va a reemplazar a otro diputado en la votación–, “pero no se produjo ninguna gestión”.

También para Bauzá, no obstante, las conversaciones de esos días con la eurodiputada griega forman parte de la “práctica parlamentaria habitual”. En ningún momento me resultó extraño que me escribiera a mí para comentar un asunto de Qatar o Kuwait”, destaca. José Ramón Bauzá pertenece a la Comisión de Relaciones con la Península Arábiga y preside el Grupo de Amistad de Qatar y la UE, que el propio eurodiputado suspendió en cuanto estalló el escándalo hace un año. Dice que en ese momento también rompió relaciones con el emirato.

En cualquier caso, los mensajes de Bauzá con Kaili traslucen su apoyo sin fisuras a la exención de los visados para Qatar. Cuando la parlamentaria griega le expone que Renew va a votar a favor de una resolución de condena al emirato por la violación de los derechos humanos con motivo del Mundial de Fútbol –“Tu grupo ha destruido nuestras relaciones con el Golfo”, le recrimina–, Bauzá le responde: “¡¡¡¡Es terrible!!!”. Le asegura que está en plena “batalla interna” con su propio grupo.

Y cuando, finalmente, el 1 de diciembre se aprueba la exención de visados y Kaili le guasapea un “lo conseguimos”, el español no disimula su satisfacción: “¡¡¡¡Sí!!!! ¡¡¡Por fin lo conseguimos!!!”. Bauzá explica que ésa es su forma habitual de expresarse por escrito, “con muchos signos de exclamación”, no una muestra de entusiasmo por el resultado de la votación.

“En caso de que quieras enviar un correo o hacer recomendaciones claras a tu grupo…”

Eva Kaili también tuvo en el alcance de su radar al eurodiputado del PP Javier Zarzalejos, a quien pide que “movilice” a los populares europeos para asegurarse el rechazo a la propuesta de condena a Qatar que ha presentado el Grupo de la Izquierda Unitaria Europea (GUE). Zarzalejos le da la razón: “Lo haremos, no debería salir adelante esa resolución. Algunos van a poner en el mismo saco a Kuwait, Qatar, la Copa del Mundo y las ejecuciones”, protesta. En su informe, la Policía belga llama la atención sobre el hecho de que el eurodiputado popular mantenga informada a Kaili de la postura de su grupo durante los días previos a la votación sobre los visados, pese a que Zarzalejos pertenece a otro partido y no comparte ninguna comisión ni delegación con la vicepresidenta griega.

El 30 de noviembre, Kaili le dice al eurodiputado del PP que “necesita” que las enmiendas de Renew sean rechazadas para conseguir que la exención de visas a Qatar sea concedida “lo más pronto posible” –exigir la implantación del sistema Etias podía suponer un retraso de años para disfrutar de esa ventaja–. Ella lo presenta como una sugerencia: En caso de que quieras enviar un correo o hacer recomendaciones claras a tu grupo…”. Zarzalejos le contesta que el PPE rechazará todas las enmiendas y se lo garantiza con el argumento de que es él quien está “al cargo de la lista de votación” de su grupo: “Lo haré”. 

infoLibre ha preguntado al eurodiputado del PP por estas conversaciones y si Kaili intentó influir en él sobre este asunto, pero Javier Zarzalejos no ha contestado a ninguna cuestión relacionada con Qatar. El político popular fue quien presentó una iniciativa para incluir a Ecuador en el “paquete” de países candidatos a la exención de visados, junto con Kuwait y Omán. Tanto el país latinoamericano como el sultanato quedaron finalmente fuera del documento aprobado.

Interés por Ecuador

No obstante, el PP, y Zarzalejos en particular, siguen “trabajando” a favor de la eliminación de los visados para los ecuatorianos. De hecho, el expresidente del país Guillermo Lasso se reunió el pasado julio en Bruselas con el eurodiputado popular para impulsar la hasta ahora fallida propuesta. Al poco de estallar el escándalo del Qatargate, Zarzalejos salió al rescate de Ecuador cuando la comisaria de Interior, la socialista sueca Ylva Johansson, advirtió de que el país latinoamericano no estaba “aún preparado” para beneficiarse de la exención de visados. El español tildó de “desafortunadas” las declaraciones de Johansson. “Ecuador no tiene nada que ver con países donde no existe pluralismo político y elecciones libres”, señaló en una entrevista con el periódico ecuatoriano Expreso.

La exoneración de visados es una vieja demanda de Ecuador, que no la consiguió al tiempo que sus vecinos Colombia y Perú, en 2016. Las relaciones entre el PP y Guillermo Lasso también son antiguas, anteriores incluso a la llegada del conservador a la presidencia en 2021. De hecho, forma parte desde hace más de una década de la red de influencias que el expresidente José María Aznar ha tejido en América Latina en torno a la Fundación FAES. Javier Zarzalejos lleva vinculado a ella desde 2004 y es su director desde 2017.

Según explica el eurodiputado, la inclusión de Ecuador en la propuesta sobre los visados fue fruto de un acuerdo con los socialistas y de un compromiso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el Ejecutivo ecuatoriano. Zarzalejos, que niega cualquier relación con Francesco Giorgi y Antonio Panzeri, coincide con sus compañeros de escaño en que el intercambio de opiniones e información sobre estos asuntos es “perfectamente normal”.

Tal y como muestran los informes policiales, Eva Kaili habló con los eurodiputados socialistas Javi López y Javier Moreno Sánchez el 9 de noviembre de 2022. Son algunas de las personas que menciona Francesco Giorgi a su jefe, Antonio Panzeri, como parte de la agenda que Eva Kaili va a poner en marcha ese día. Pero antes de que los contacte, Panzeri quiere dictarle a su asistente lo que la exvicepresidenta debe decirles no sólo a los dos españoles, sino también al presidente de LIBE, Juan Fernando López Aguilar, y al eurodiputado conservador alemán David McAllister. Tanto en sus respuestas a la Policía como a EIC, Eva Kaili siempre ha negado que fuera “teledirigida” por su pareja o por Panzeri. Giorgi, precisa, sólo le daba “consejos”.

Javi López indica a infoLibre que, en efecto, Kaili le preguntó sobre su postura sobre la exoneración de visados para Qatar, un debate que el español dijo desconocer porque no formaba parte de la Comisión LIBE. Por el contrario, Javier Moreno asegura que en su conversación Kaili no le habló en ningún momento de Qatar y que, si votó a favor de la exención, fue porque ésa era la posición de su grupo.

Amigo de Giorgi

Juan José López Gómez es el asistente del eurodiputado socialista Ignacio Sánchez Amor, miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores y de la Subcomisión de Derechos Humanos. López Gómez formó parte de un grupo de Whatsapp bautizado como “Doha” que incluía además de a Eva Kaili y a su pareja, Francesco Giorgi, a los eurodiputados Marc Tarabella y Alessandra Moretti, así como a la asistente de esta última, Francesca Garbagnati, todos ellos implicados en el Qatargate, y a los asesores griegos Ionnis Dalmas y Dimitris Zacharias.

Ese grupo se formó con ocasión del viaje que todos ellos hicieron en febrero de 2020 a la capital catarí para participar en una Conferencia Internacional sobre Redes Sociales. Cuando los investigadores belgas preguntaron a Eva Kaili por “Juanjo Spain”, el nombre con el que Juan José López aparecía en el grupo de Whatsapp, la eurodiputada griega aseguró que había “colaborado personalmente” con él en el pasado y que era amigo de Francesco Giorgi. “Prefiero no responder a cuestiones de carácter estrictamente personal”, responde a infoLibre Juan José López, quien con Kaili dice mantener “en lo profesional la relación habitual con una diputada que era compañera del mismo grupo político” y conocer a Panzeri de su tiempo en el Parlamento Europeo.

Sobre el viaje a Doha, explica que fue invitado por el Comité Nacional de Derechos Humanos de Qatar, que entonces presidía Alí Al Marri, el actual ministro de Trabajo. Fue ese comité el que pagó el viaje y la estancia de la misión europea, explica.

Carta con urgencias a Borrell

Pero las maniobras de Eva Kaili en favor de Qatar comenzaron muchos meses antes y picaron mucho más alto. El 20 de abril envió una carta a Josep Borrell, el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, sobre la exención de visados para Kuwait y Qatar. En ella, tras enumerar los argumentos por los que, a su juicio, debería concederse tal beneficio a esas dos autocracias del Golfo, Kaili le solicita “una actualización oficial sobre este asunto” e incluso le “insta” a “acelerar los procedimientos necesarios” para otorgárselo “lo antes posible”.

“La celebración de un acuerdo de exención de visado con Kuwait y Qatar en estos tiempos difíciles no sólo mostraría coherencia con la intención de la UE de reforzar su cooperación con la región del Golfo, sino que también permitiría a esos países aumentar aún más su apertura e interconexión con la UE y sus Estados miembros”, sostiene. Eva Kaili envió la misma carta, el mismo día, al vicepresidente de la Comisión Europea Margaritis Schinas, responsable de los asuntos de migración, y a Ylva Johansson, comisaria de Asuntos de Interior. Siete días después, la Comisión Europea aprobó la exención propuesta para Kuwait y Qatar.

Bruselas desaprovecha la oportunidad de combatir la corrupción seis meses después del 'Catargate’

Bruselas desaprovecha la oportunidad de combatir la corrupción seis meses después del 'Catargate’

Sin embargo, los tres comisarios niegan que la carta “influyera en modo alguno en la decisión del Ejecutivo europeo”. “En ese momento, la propuesta ya se encontraba concluida y en proceso de adopción estándar", sostiene el portavoz de Josep Borrell en su respuesta a infoLibre.

Una de las líneas de defensa de Eva Kaili subraya que ella no hacía más que cumplir con un plan de cooperación con Kuwait y Omán que habían puesto en marcha Borrell y Johansson en 2019. También mantiene que su posición sobre Qatar estaba alineada con la política oficial de la UE en esta materia. “No entendemos a qué plan de cooperación se refiere”, responde el portavoz de Borrell.

En un mensaje de Whatsapp del 17 de noviembre de 2022, Kaili le advierted a Javier Zarzalejos de que, si se aprueba la propuesta de resolución del Grupo de la Izquierda Europea contra Qatar, será “un desastre para Borrell”. El portavoz del alto representante de la UE ha rechazado “comentar conversaciones privadas” ni quiere ”especular sobre las interpretaciones o motivaciones de sus autores”. Y recalca que ni la Comisión Europea ni el Servicio Europeo de Acción Exterior (EAAS) ni el alto representante para Asuntos Exteriores ”tienen voz ni voto en los procesos del Parlamento Europeo, que es una institución completamente independiente”.

Más sobre este tema
stats