Déficit público

España incumplirá el objetivo de déficit de 2013 pese al maquillaje contable de fin de año

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, mira en el interior de su cartera en un pleno del Congreso.

España no va a cumplir el objetivo de déficit pactado con Bruselas para el año 2013 del 6,5%. La cifra real se aproxima al 8%. El porcentaje resulta si se suman las partidas que no cuentan para el Procedimiento de Déficit Excesivo de Bruselas, desde las ayudas a la banca (5.000 millones), al impacto del aumento del déficit tarifario eléctrico (3.500 millones), pasando por 5.000 millones volatilizados en el cuarto trimestre. "Medio punto de PIB se ha extraviado por los pasillos del ministerio de Hacienda" señalaba el economista José Carlos Díez en su blog.

No se cumplirá ni siquiera el porcentaje "aligerado" de cargas. Hacienda tiene hasta el 1 abril para adelantar la cifra de déficit del año. Será un simple avance estadístico porque el cierre definitivo puede extenderse hasta fin de ejercicio. Como guía para no iniciados: cada punto del PIB son 10.000 millones. Un dinero.

El incumplimiento del déficit en 2013 es un hecho. No sólo lo dicen economistas más o menos críticos, escamados por los números aportados por la Intervención General de la Administración del Estado dependiente del Ministerio de Hacienda en el cuarto trimestre de 2013. Aunque a regañadientes, el incumplimiento lo ha renocido también el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El último pronóstico desfavorable lo ha hecho el servicio de estudios de la Fundación de Cajas de Ahorro, Funcas.  Como guía para no iniciados: cada punto del PIB son 10.000 millones. Un dinero.

Estimaciones previas

Funcas no ha modicado sus estimaciones previas. La Fundación calcula que el déficit de 2013 rondará el 6,8%. En el último Cuadernos de Información Económica, ya avanzaba que de confirmarse el incumplimiento, "significaría que el avance en 2013 en el proceso de consolidación fiscal habría sido nulo".

Pese a todo, Funcas, a través del responsable de elaborar las estimaciones, Ángel Laborda, restó importancia ayer al desvío del déficit y puso el acento en la mejora de las previsiones de crecimiento para este ejercio (1,2%). Antes, también había quitado hierro al incumplimiento, en declaraciones desde Bruselas, el ministro de Economía. Luis de Guindos.

Guindos explicó que todavía no se ha cerrado la cifra final del déficit o registrado en 2013, pero avanzó que se quedó "muy cerca" del objetivo pactado con la UE del 6,5% del PIB. "La cuestión es que estamos muy cerca del 6,5%", ha resaltado en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión del Eurogrupo.

Sobre la lluvia de porcentajes planea la desconfianza. El descenso del gasto público en el último trimestre en el 3,9% frente al alza en el anterior trimestre del 0,6% ha levantado muchas suspicacias. Precisamente en ese periodo los funcionarios sí cobraron la paga de Navidad (5.500 millones). Un año antes, cuando se suprimió esa paga extra, el consumo público intertrimestral sólo cayó un 0,3%.

Caída abultada

Es esa caída tan abultada la que está por aclarar. la cifra no es desdeñable. El maquillaje, tal y como ha calificado ya el PSOE, podría haber sido de unos 5.000 millones, un 0,5% del PIB.

Hacienda ha negado cualquier manipulación de los datos. Muy al contrario, sostiene que el descenso del gasto público en el último trimestre de 2013 se debe a la nueva forma de contabilizar  los consumos intermedios (el valor de los bienes y servicios empleados en un proceso productivo).

Hasta ahora, sostiene Hacienda, era habitual que buena parte de los consumos intermedios se imputaran en el último tramo del año. Sin embargo, en 2013 se imputó a lo largo del ejercicio.

El incumplimiento no va a pillar por sorpresa a nadie. La Comisión Europea, en sus previsiones económicas de invierno ya calculó que España incumpliría por dos décimas el déficit del 6,5% en 2013 pactado con la UE y se quedaría en el 6,7%.

Aunque la Comisión Europea considera que este año 2014 si se logrará el ajuste previsto (défcit del 5,8% del PIB), mantiene todas las alertas encendidas para el ejercicio sigueinte, el 2015. La Comisión Europea sostiene que el próximo año, cuando España tiene que rebajar el déficit al 4,2%, no sólo no se conseguirá el objetivo sino que el desajuste alcanzará el 6,5% del PIB, el mayor de la eurozona por delante de Chipre (6,1%) e Irlanda (4,3%) y muy lejos de los rescatados Grecia (1%) y Portugal (2,5%).

Bruselas sitúa el déficit de España en 2013 en el 7,1%, el cuarto más alto de la UE

Bruselas sitúa el déficit de España en 2013 en el 7,1%, el cuarto más alto de la UE

Más sobre este tema
stats