PORTADA DE MAÑANA
Ver
La Audiencia Nacional avala la batalla de Sanidad para impedir que se conozca el precio real de los fármacos

El Gobierno retira la reforma de la ley del suelo ante la falta de apoyos en el Congreso para aprobarla

La ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, durante una rueda de prensa este jueves en el Congreso.

El Gobierno ha solicitado poco antes de las 9 de la mañana de este jueves la retirada del orden del día del Pleno del Congreso la reforma de la ley del suelo ante la falta de apoyos parlamentarios y para que la norma "no se vea afectada por la situación electoral", según han informado fuentes del Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana y recoge Europa Press.

La propia ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, ha explicado que, una vez que pase el "furor" de las elecciones europeas del 9 de junio, estará dispuesta a negociar su proyecto con todos los grupos parlamentarios, tanto con el PP como con sus aliados. "Lo que hago como ministra es poner esta norma a disposición de los grupos parlamentarios para que, cuando pase el furor electoral, puedan tomar como referencia un buen texto, técnicamente muy bueno", ha dicho Rodríguez en el Congreso.

La decisión tiene lugar dos días después de que la Cámara Baja tumbara la ley del PSOE para prohibir el proxenetismo, que tuvo el voto en contra de PP pero también de los socios de gobierno como Sumar, ERC, Junts, EH Bildu y PNV. Solo votaron a favor los socialistas y el BNG, mientras que Podemos y Vox se abstuvieron.

En esta ocasión, el partido minoritario del Gobierno, Sumar, ya había anunciado su intención de rechazar la ley del suelo. Tras conocerse su retirada, el portavoz de Sumar en el Congreso, Iñigo Errejón, ha celebrado la decisión del Ministerio de Vivienda y ha advertido al PSOE de que, "cuando se pone en manos del PP, pasan estas cosas". "El PSOE impulsó una ley que sabe que no contaba con nuestro apoyo. Así lo manifestamos en el seno del Gobierno y la trajo, deprisa y corriendo", ha reprochado a su llegada al Pleno del Congreso señalando además que su socio de Gobierno "aspiraba" a sacar esta norma con el PP.

Errejón también ha advertido de que ponerse en manos de los populares no es buena receta porque después "van y te dejan caer". "Si las políticas de urbanismo y de vivienda las sacas con el PP, estás sacando políticas de pelotazo", ha abundado.

Además, ha remarcado que desde su formación son "firmes" y la prioridad para esta norma debería ser la lucha contra el cambio climático y facilitar el acceso a la vivienda. "No somos sólo nosotros que somos socios de Gobierno, el conjunto de los socios de la investidura manifestaron hace tiempo que este proyecto de ley se parecía más a los del PP y que, por tanto, si salía, salía con el PP", ha incidido.

El portavoz de Sumar ha abogado por negociar y mejorar el texto porque, según él, en los gobiernos "no se está para permanecer, se está para transformar las cosas" y su formación, para esto es "fiable y siempre llega hasta el final". "No se avanza confiando en el PP, se avanza confiando en sus propias fuerzas y en sus propias mayorías", ha incidido.

En la misma línea se ha manifestado la vicepresidenta segunda y líder de Sumar, Yolanda Díaz, quien a través de su cuenta de X, ha recordado que desde su formación lo dijeron "hace meses". "Esta ley del suelo es especulativa y no protege el territorio, evitar la nulidad de planes urbanísticos genera inseguridad jurídica y efectos perjudiciales para el interés público", ha remarcado y ha abogado por avanzar en una política de vivienda "verde" que cuide las ciudades.

Gobierno y PSOE cargan contra el PP por su "falta de sentido de Estado"

Por su parte, los de Alberto Núñez Feijóo dijeron que no ayudarían al PSOE cuando le faltaran sus aliados independentistas. Por este motivo, y con tal de evitar una segunda derrota en el Parlamento en menos de 48 horas, el Gobierno ha decidido retirar la norma, que se tramitaba este jueves.

El Ministerio dirigido por Isabel Rodríguez ha cargado contra el PP por su "falta de sentido de Estado" y por haber "primado sus intereses electoralistas" a una demanda de ayuntamientos y comunidades autónomas "para favorecer el desarrollo de vivienda pública". En la misma línea se ha posicionado eEl portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Patxi López: "Prefieren meter el dedo en el ojo al PSOE en lugar de ser vehículo de lo que piden los ayuntamientos", ha dicho.

"Esto demuestra en qué estamos cada uno en este momento", ha lamentado López en los pasillos del Congreso, recalcando que la norma de Vivienda "nace de una petición de los ayuntamientos gobernados por el PP, el PSOE y otras fuerzas políticas". "Pero hay quien prefiere, en lugar de hacer de vehículo de lo que piden los ayuntamientos, meter el dedo en el ojo al PSOE o al Gobierno", se ha lamentado.

El PP: "La soledad de Sánchez no tiene precedentes"

Así, la vicesecretaria de Organización del PP, Carmen Fúnez, ha reaccionado a esta decisión del Ejecutivo asegurando que "la soledad" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "no tiene precedentes" y responde a la "debilidad" de un PSOE que pactó una investidura pero no una legislatura. "Está claro que la soledad de Pedro Sánchez no tiene precedentes. Nunca un presidente del Gobierno había estado tan solo", ha sostenido la 'número tres' del PP en una entrevista en RNE, que ha recogido Europa Press, en la que ha asegurado que el jefe del Ejecutivo negoció su investidura pero no "un Gobierno que legislase y gobernase para todos los españoles".

En su opinión, el Gobierno ha retirado la ley del suelo porque Sánchez "no se ha atrevido" a pasar por una situación "de bochorno parlamentario" ante la mirada de toda España, ya que sería la segunda vez en menos de 48 horas que "los propios socios del Gobierno, incluida su vicepresidenta segunda votarían en contra" de una norma aupada por los socialistas.

"Es una situación inédita en democracia. La soledad de Sánchez llega incluso hasta el hecho de que su propia vicepresidenta del Gobierno votaría en contra. No tiene ningún sentido", ha añadido la dirigente del PP, rechazando a su vez que la retirada de la norma la haya provocado su partido por "falta de sentido de Estado", como ha sostenido el Ministerio de Vivienda, y alegando que "el problema está sentado en el Consejo de Ministros".

Preguntada sobre si el PP tenía decidido su sentido de voto a la reforma de la ley del suelo, Fúnez ha indicado que la norma "era poco ambiciosa" y no respondía "a lo que verdaderamente se necesitaba en materia de vivienda". No obstante, ha recordado que los 'populares' no habían presentado enmienda a la totalidad, como si había hecho uno de los socios del Gobierno, Junts, y que ha sido Sumar quien había anunciado su posición en contra.

ERC: "Es dramático que no sean capaces de negociar"

Por su parte, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha criticado la gestión del Gobierno con la reforma de la ley: "Es dramático que a estas alturas el PSOE no sea capaz de negociar leyes". "Por un lado es normal, porque la van a perder, pero por otro dramático, porque hay un camino a recorrer que no quieren recorrer, que es el camino del diálogo y de la interlocución", ha dicho a su llegada al Pleno del Congreso.

Rufián ha explicado que se ha enterado por la prensa de la retirada de la ley del suelo y ha señalado que lo que planteaba el PSOE eran unas "las lentejas, o las comes o las dejas". Y eso, ha avisado, es "mal negocio en política"

Bildu avisa al PSOE de que debe negociar las leyes con sus socios

El portavoz adjunto de Bildu en el Congreso, Oskar Matute, ha advertido este jueves al PSOE de que, si quiere que la legislatura "tenga recorrido" tendrá que negociar las leyes antes de enviarlas a la Cámara porque sólo así evitará tener que tomar decisiones como la que ha adoptado al retirar del orden del día del Pleno la reforma de la ley del suelo.

En declaraciones en el Congreso, Matute ha indicado que "lo ocurrido esta semana ha demostrado lo que no se tiene que hacer para que la legislatura tenga recorrido". Se refería tanto a lo sucedido con la Ley del Suelo como con la proposición de ley del PSOE contra el proxenetismo que el Pleno tumbó el martes con los votos de Sumar, el resto de socios y también el PP.

Según Matute, para que la mayoría que apoya al Gobierno la mayoría "tenga profundidad y capacidad para alcanzar cambios profundos en la sociedad" hay que cuidarla. "Y cuidarla significa interlocutar", ha explicitado, avisando de que si la parte socialista del Ejecutivo no asume esa realidad continuará esta "dinámica" de bloqueo y de "suma cero" que "impide avanzar hacia ningún lado".

El portavoz de Bildu ha incidido en que Vivienda no ha hecho "todo el trabajo previo" que tenía que hacer y ha explicado que ha sido a primera hora de esta mañana cuando se ha avisado a su grupo de la decisión de retirar la ley.

El PNV enmarca la retirada en el contexto electoral

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha enmarcado la decisión del Ministerio en el "contexto electoral" de las elecciones europeas, sin embargo, cree que es "grave" la falta de "coherencia" de Sumar, socio minoritario del Ejecutivo. "Sumar lo votó en el Consejo de Ministros y ahora va a apoyar los vetos e incluso hablan de que esto es para pelotazos urbanísticos; pero vamos a ver, un poquito de coherencia", ha reclamado Esteban este jueves a su llegada al Pleno del Congreso.

A su juicio, lo que el Gobierno tiene que hacer es traer las normas "muy consensuadas" y eligiendo bien el momento de su tramitación. "Quiero pensar que esto se está produciendo por el momento que es", ha insistido, haciendo referencia a la campaña para los comicios europeos que comienza este mismo jueves.

El dirigente vasco ha hecho un llamamiento a ser "responsables" a la hora de actuar políticamente y tomar decisiones porque "ya sabemos como están los números aquí". "El PP es consciente también de que es necesaria la reforma a esta ley, pero evidentemente, en un momento preelectoral, si normalmente no le da ni agua al Gobierno, esta vez no le va a dar ni sed", ha ironizado.

EL GOBIERNO SIGUE CON LOS MISMOS APOYOS

Desde el Ejecutivo, también han justificado su decisión alegando que, al retirarla, la norma no se vería "afectada por la situación electoral". Aunque, la retirada de esta norma llega justo dos días después de que la Cámara Baja tumbara la ley del PSOE para prohibir el proxenetismo.

Al hilo de esta cuestión y preguntado por su el motor del Ejecutivo está en mal momento, el portavoz del PNV lo ha descartado. A su juicio, el Gobierno sigue en la "misma" situación que al inicio de la legislatura porque "nadie" ha dicho que le vayan a retirar el apoyo.

"Estamos un poquito al ralentí o a la espera de que pase ya la última jornada electoral", ha insistido y ha defendido que la legislatura no puede ser solo "producción legislativa" porque el Gobierno tiene que gobernar y no medirse por cuantas leyes aprueban.

Copiar al portapapeles

Imprimir

Anterior

Podemos contribuía al "pelotazo del bipartidismo"

Por su parte, la líder de Podemos, Ione Belarra, ha calificado de "buenísima" noticia esta decisión. A su juicio, se trataba de una norma que contribuía "al pelotazo del bipartidismo" y por eso los morados habían presentado una enmienda para su devolución al Gobierno. "Estamos muy satisfechas de que el Gobierno haya decidido retirar esta reforma de la ley del suelo", ha celebrado a su llegada al Pleno del Congreso, ya que a su juicio, se trataba de una norma hecha ad hoc para que se pudiera llevar adelante el "pelotazo urbanístico" más grande de nuestro país.

¿Más seguridad jurídica o vuelta a la España del ladrillo? El 'no' a la Ley de Suelo une a Sumar y a Podemos

¿Más seguridad jurídica o vuelta a la España del ladrillo? El 'no' a la Ley de Suelo une a Sumar y a Podemos

Además, ha recordado que su formación ya contribuyó a paralizar esta reforma "en dos ocasiones" cuando formaban parte del Ejecutivo de coalición al considerar que entre sus objetivos está el de poner "muy difícil" la posibilidad de que la ciudadanía pueda parar megaproyectos urbanísticos. "Iba a servir simplemente para reforzar la cultura del pelotazo que es una cultura bipartidista", ha incidido.

Asimismo, Belarra ha reprochado al Ejecutivo que no se haya puesto en contacto con su formación "en ningún momento" y ha asegurado además que han conocido la decisión de la retirada "minutos antes" de que comenzara el debate a través de un "mensaje de Whatsapp" de miembros del Ejecutivo.

Preguntada por si desde el Gobierno han intentado en las últimas horas que retirasen la enmienda a la totalidad que habían registrado desde su formación y llevar acabo algún tipo de negociación, la dirigente morada lo ha descartado. "Ya nos conocen y sabían que esto era una línea roja para Podemos", ha explicado.

Más sobre este tema
stats