La lenta recuperación del enorme sector turístico impide aún a España recuperar el PIB de 2019

El Caminito del Rey, uno de los grandes reclamos turísticos de Málaga, ha reabierto este viernes tras retirarse 5.500 toneladas de piedras.

Pese a que España creció más de lo que se esperaba en 2021 (5,5%), el PIB aún no ha recuperado los niveles que tenía a finales de 2019, mientras que prácticamente todos los países de la eurozona sí lo han hecho, pequeños o grandes. Una gran parte de la explicación reside en el turismo, sector clave para la economía española, que aún está en recuperación a nivel global. Pero hay cuatro países que dependen aún más del turismo y sí han recuperado el nivel prepandemia: Croacia, Grecia, Portugal y Malta. ¿Por qué estos han recuperado su nivel previo y España no? Los expertos señalan que la industria turística española tiene un tamaño mucho mayor, lo que hace más lenta su recuperación.

“Hay que pensar que España tiene que alcanzar cifras mucho más altas que las de los países del entorno. Tenemos que conseguir que los turistas internacionales vuelvan a gastar 91.000 millones de euros”, explica a infoLibre Manuel Figuerola, profesor emérito de la Universidad Nebrija y un experto en economía turística. España fue en 2019 el segundo país del mundo que más turistas recibió, después de Estados Unidos. 

Según los datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística, los turistas internacionales gastaron unos 87.000 millones de euros en 2022, un 5,3% por debajo de esos aproximadamente 91.000 millones que se dejaron en España en 2019. “El dato de 2022 no me parece que sea malo. Estamos hablando que España, que dejó de recibir turistas de un día para otro, tiene que recuperar cifras de gasto cercanas a los 100.000 millones de euros”, expresa Figuerola. 

En España el peso del turismo en el PIB fue de un 12,4% del PIB. A la hora de armonizar este dato para compararlo con los países de alrededor, el dato varía un poco por la metodología del cálculo. Según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, España es el quinto país europeo en el que el turismo tiene mayor peso (14%), por detrás de Croacia (24,8%), Grecia (20,7%), Portugal (17,1%) y Malta (15%). 

Pese a que el pedazo de tarta es mayor en estos países, la tarta española es mucho más grande. Esto hace que el “pedazo turístico” español sea mucho más grande en términos absolutos. Por ejemplo, aunque el turismo en Croacia contribuya casi un 25% de su economía, el PIB de este país en 2019 fue de 55.000 millones de euros; en España, de 1,2 billones, lo que le procura ser la cuarta economía del euro.

España, el único país que no ha recuperado niveles previos

“Hay relación entre el mayor peso del turismo y lo que le está costando a España recuperarse”, explica Leslie Bravo, Directora del Máster en Empresas de Destinos Turísticos de la Universidad Nebrija. “Depende de la reactivación económica de los países emisores de turistas. España también se enfrenta a una amenaza: la reactivación de Turquía y Egipto como destinos”, apunta la economista.  

Según los datos revelados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística, España recibió en 2022 71,5 millones de turistas, una cifra que aún no alcanza los 83 millones que llegaron en 2019. En julio y agosto vinieron a España alrededor de 9 millones de personas cada mes, mientras que en los años antes de la pandemia esa cifra superaba los 10 millones

En este sentido, un factor que lastra la recuperación española es su dependencia del turismo británico: uno de cada cinco turistas que llegan a España es de Reino Unido. Este país está atravesando por un período especialmente negativo para su economía: desde que se aprobó el Brexit, los británicos han afrontado solos una pandemia, los problemas globales en las cadenas de suministros y los efectos energéticos de la invasión rusa de Ucrania. En 2019 llegaron a España 18 millones de turistas británicos. En 2022, han sido 15,1 millones.  

No hay PERTE para el turismo

El hecho de que España aún no haya conseguido recuperar su nivel de PIB previo a la pandemia es frecuentemente invocado en la arena política. Alberto Núñez Feijóo, desde hace más de un año recuerda frecuentemente este hecho, que atribuye a la gestión económica del Gobierno: “La UE sería la única clase en la que todos los alumnos copian al último”, criticó este miércoles, en el cara a cara que mantuvo con Sánchez en el Senado.

El presidente del PP se ha sumado este mes a la petición que hizo el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. El portavoz de la patronal reclamó en octubre un Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) para el turismo, como también lo hay para la industria de los semiconductores o para el vehículo eléctrico. 

Fuentes gubernamentales han detallado a infoLibre que la recuperación del turismo, que casi roza los niveles de antes de la pandemia en visitas, gasto y empleo, no ha necesitado de esta figura. Estas fuentes especifican que entre 2020 y 2022 España ha destinado al menos 1.858 millones de euros en proyectos turísticos locales y autonómicos, aunque la cifra aún no está consolidada. 

Para 2023 está prevista una convocatoria de 478 millones de euros, proveniente de los fondos europeos, destinados a planes de sostenibilidad turística. El Gobierno espera que España supere este año las cifras cosechadas en 2019, algo que le devolverá al punto de partida del PIB que España perdió cuando los ciudadanos de medio mundo se quedaron confinados en sus casas. 

Más sobre este tema
stats