La portada de mañana
Ver
La derecha apoya en Irlanda y Noruega el Estado palestino mientras PP y Vox lo censuran en España

Energía

El mercado eléctrico de futuros anticipa fuertes subidas de la luz tras las elecciones

La subida de la luz revela las trampas del sistema que fija los precios

El mercado eléctrico de futuros OMIP no trae buenas noticias para los consumidores. Tampoco para el Ministerio de Industria que, tras los sobresaltos de fin de año, intenta convencer de que el nuevo sistema de facturación del recibo de la luz por horas es mucho más barato que el anterior, basado en subastas trimestrales que encarecían la factura.

Las malas noticias de OMIP, la parte del mercado ibérico (Mibel) que se ocupa de gestionar los mercados a plazo, apuntan a una significativa subida en el precio de la electricidad a partir de junio. Frente a un precio medio en lo que va de año de 27 euros MWh, los contratos cerrados para junio y julio muestran precios por encima de 50 y 52 euros en horas valle (las de menor demanda) y de hasta 60 euros MWh en las horas de mayor consumo. 

La razón para la escalada de los precios que apunta OMIP está en la menor contribución al sistema de las energías renovables, agua y viento. En los primeros meses del año, las energías limpias han tenido buen un comportamiento y han tirado hacia abajo de los precios.Con agua y viento en abundancia, la energía eólica por sí sola cubrió el 25,6% de la demanda entre enero y abril, según datos de la Asociación Empresarial Eólica.

Menos renovables

Pero con un tiempo más estable y seco, la contribución de las renovables será menor y eso se notará en los precios. Un ejemplo de cómo las renovables rebajan los precios es lo que sucedió el 25 de marzo. Ese día, muy ventoso, la energía eólica cubrió el 46,9% de la demanda, según REE, y el precio medio del mercado fue de 9,65 €/MWh, según datos de OMIE.

La relación entre la mayor producción de energía limpia y la contención del recibo no forma parte de la ecuación de Industria. El departamento que dirige José Manuel Soria prefiere destacar las bondades del nuevo sistema de facturación horaria, con cálculos que destacan cómo en un  solo mes, el de abril, las nuevas tarifas del Precio Voluntario para el pequeño Consumidor (la antigua TUR) habrían ahorrado al consumidor medio entre 10 y 12 euros al mes (entre el 10% y el 15%).

"Son cálculos discutibles y comparaciones sesgadas" explica Jorge Morales de Labra (Plataforma por un Nuevo Modelo Energético). Para Morales, los precios que supuestamente se han abaratado en abril "se mantienen sin cambios respecto al sistema anterior si no se tiene en cuenta el efecto que supuso la eliminación de la subasta Cesur".

Si se confirman las subidas que ya apuntan los contratos de futuros de junio y julio, el Gobierno habrá conseguido una contención aparente de los precios antes de las elecciones europeas de mayo, pero efímera porque el recibo volverá a subir en meses posteriores.

La confusión, además, puede aumentar porque Industria, tras eliminar el sistema de subastas trimestrales en diciembre subastas trimestralesestimó un precio del kilowatio para el trimestre de entorno a 48 euros MWh, muy por encima del real, lo que obligará a las compañías a devolver lo cobrado de más. Confusión añadida y dificultad para comparar.

Precios altos

Para el exdirector del IDAE, Javier García Breva, todo forma pate de un objetivo muy presente en la reforma eléctrica aprobada por el Ejecutivo. "Se trata" explica "de mantener los precios altos porque es la única forma de lograr un doble objetivo, garantizar los ingresos de las compañías y reducir el déficit de tarifa (30.000 mllones de deuda acumulados).

Ladislao Martínez (fundación Renovables) lo explica así: "La reducción de la demanda por la crisis ha tenido un papel muy importante en el agravamiento del problema de los sucesivos déficit. El grueso de los costes de acceso, transporte, distribución, anualidad del déficit, interrumpibilidad, etc) son fijos, por lo que si la demanda se reduce (o no crece de acuerdo con lo previsto) el coste unitario de acceso crece. Ello fuerza a subir el precio si se quiere cubrir costes o a incurrir en déficit"

De esta forma, la subida que se insinúa a partir de junio no pillará por sorpresa a Industria, algo que sí sucedió en el mes de diciembre. Entonces, mientras el Gobierno y las eléctricas discutían quién, cómo y cuándo se hacía cargo del nuevo agujero entre ingresos y gastos del sistema generado en 2013 (3.600 millones de euros) los precios se descontrolaron hasta marcar récords de una década (por encima de los 100 euros MWh en algún caso). 

Industria pide cautela

Industria tarda dos semanas en reaccionar a la anómala escalada de los precios de la electricidad

El nuevo sistema de facturación por horas regulado convive con el mercado liberalizado y con las ofertas anuales (más caras) que han tenido que presentar obligatoriamente  las compañías suministradoras. La situación es tan compleja que hasta el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ha tenido que llamar a la cautela a los consumidores. 

El nuevo sistema de revisión del precio de la luz, según declaraciones de Nadal recogidas por Europa Press, "está permitiendo la entrada de una competencia efectiva en el sector por parte de las empresas comercializadoras". pese a todo, ha pedido al consumidor que tenga "cuidado" al comparar las nuevas ofertas anuales.

 

Más sobre este tema
stats