ÉXODO INMIGRANTE

La Seguridad Social ha perdido casi medio millón de extranjeros desde 2008

La Seguridad Social ha perdido casi medio millón de extranjeros desde 2008

La Seguridad Social ha perdido 489.730 afiliados extranjeros desde 2008, un 24% de sus cotizantes. Es decir, casi medio millón de inmigrantes han regresado a sus países de origen, están en el paro o en la economía sumergida desde que estalló la crisis. Sólo en el último año han desaparecido de los registros de la Seguridad Social 102.545 trabajadores extranjeros, de acuerdo con los últimos datos hechos públicos por el Ministerio de Empleo.

Esa cifra se traduce en una caída de la afiliación del 6,2%, muy superior a la que sufre el conjunto del sistema, del 0,51%. De hecho, la tasa de paro entre los extranjeros asciende al 36,3%, más de 10 puntos por encima de la tasa nacional. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2013, en España viven 4,3 millones de extranjeros de más de 16 años, de los cuales 3,17 millones son considerados activos, un 5% menos que hace un año y un 13,7% menos que en 2009, cuando alcanzaron su nivel máximo: 3,67 millones.

Precisamente el retorno de los inmigrantes se considera una de las causas de la caída de la población activa española de los últimos años, que de acuerdo con la EPA, ha sido de 268.000 personas en 2013. Desde 2011, en que se alcanzó su cifra máxima – 23,1 millones de activos–, la población activa se ha reducido en 449.000 personas. El desplome de la afiliación por nacionalidades resulta reveladora. Desde 2008 han salido de los registros de la Seguridad Social el 62,8% de los ecuatorianos. Hace cinco años había 227.110 cotizantes procedentes de ese país latinoamericano, hoy sólo quedan 84.286. También ha caído un 54,4% el número de afiliados colombianos –62.181 permanecen a fecha de diciembre de 2013– y un 49% el de peruanos –42.212–.

Fotografía del trabajo inmigrante

Entre los marroquíes, actualmente 185.834 cotizantes, el descenso ha sido del 24,4%, y entre los rumanos, el colectivo más numeroso, con 244.241 afiliados, la bajada alcanza el 15,8%. Sólo aumenta el número de cotizantes chinos, un 26% desde 2008. Ahora figuran en los registros de la Seguridad Social un total de 89.786 asiáticos. De ellos, 42.559 son autónomos y constituyen el grupo más numeroso desde 2009, cuando el desplome de la construcción acabó con la hegemonía rumana en este ámbito. En 2008 41.640 rumanos cotizaban a la Seguridad Social como autónomos, por sólo 24.005 chinos. En 2013 las cifras se han invertido y de los primeros sólo quedan en los registros 25.164. Los chinos, por tanto, casi han duplicado su actividad como emprendedores en los cinco años de la crisis.

Las estadísticas de la afiliación también permiten obtener una fotografía muy precisa del trabajo inmigrante en España. Así, la mayor parte está empleado en el sector servicios: 203.493 en la hostelería y 169.072 en el comercio. Otros 218.781 trabajan como empleados del hogar. Y 194.115 más en la agricultura. El 44% de los trabajadores extranjeros vive en Cataluña –345.697– y la Comunidad de Madrid –334.076–.

España destruyó 200.000 empleos en 2013 y perdió 268.000 activos

España destruyó 200.000 empleos en 2013 y perdió 268.000 activos

Más sobre este tema
stats