LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La empresa del 'caso Koldo' que logró 53 millones en contratos había sido sancionada por Hacienda

IGUALDAD

Un 40% de las jóvenes españolas reconoce haber sufrido violencia sexual

Manifestación del 8M de 2022.

Si algo ha puesto sobre la mesa el movimiento feminista en los últimos años es la dimensión real de la violencia sexual que sufren las mujeres. Lo hizo para llamar violación a lo que en un primer momento fue percibido como un abuso, el de La Manada en los Sanfermines de 2016, pero también para hacer pedagogía sobre el amplio espectro de violencias cotidianas que pesan sobre las espaldas de la mitad de la población. Y en primera fila de lo que se dio en llamar cuarta ola del feminismo, estaban las mujeres jóvenes. Este miércoles, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha revelado que un 21,7% de mujeres adultas afirma haber sufrido violencia sexual. Y son precisamente las más jóvenes las que lo hacen en mayor medida: el 39,2% identifica esta forma de violencia en algún momento de su vida. 

Así lo reseña la Encuesta sobre cuestiones de actualidad: la violencia sexual contra las mujeres. Según los datos desagregados por grupos de edad, son las más jóvenes las que en mayor medida dicen haber sufrido violencia sexual. El 39,2% de las chicas de entre 18 y 24 años así lo señalan, seguidas por el 28,5% de las que tienen entre 25 y 34 años. El porcentaje va cayendo conforme aumenta la edad: el 23,1% de entre 35 y 44 años; el 22% entre 45 y 54 años; el 19% de entre 55 y 64 años y el 19,1% de entre 65 y 74 años. El porcentaje roza el mínimo cuando se trata de mujeres de 75 años o más: solo el 7,6% se reconoce como víctima de violencia sexual

¿Significa esta tendencia que las mujeres jóvenes han sufrido más violencia sexual en algún momento de su vida que las mayores? ¿O tiene que ver con que las chicas reconocen como violencia sexual conductas que no siempre han sido identificadas como tal? La encuesta del CIS no responde a estas preguntas, que no han dejado de estar presentes en el análisis sobre la evolución de los delitos contra la libertad sexual. Las expertas llevan años debatiendo, precisamente, si la tendencia al alza de los delitos sexuales tiene que ver con una mayor prevalencia de la violencia o con una mayor concienciación a la hora de denunciar. Según la Macroencuesta de violencia contra la mujer publicada en 2019, solo el 8% de las mujeres que han sufrido violencia sexual fuera de la pareja da el paso de acudir a las autoridades para dar la voz de alerta. 

Los jóvenes señalan las estructuras de poder como base de la violencia

Otra de las preguntas que plantea el CIS, con respuesta espontánea, tiene que ver con las razones que están detrás de la violencia sexual. De nuevo en este apartado surge la brecha de edad. La respuesta que más se repite entre los jóvenes de entre 18 y 24 años, hombres y mujeres, señala como causa el “sentimiento de superioridad, de poder y derechos” de los hombres. Así lo razona un 12,4% de los encuestados que perteneden a este grupo de edad. Los entrevistados que tienen entre 25 y 34 años apuntan mayoritariamente (12,5%) a otra causa: “Falta de educación, carencia de principios y valores”. Y a partir de ahí, el resto de grupos de edad escoge otra razón por la que algunos hombres agreden sexualmente a las mujeres: “Tienen problemas mentales”. La única excepción en esta tendencia es el grupo de edad de entre 55 y 64 años, que también se inclina por la falta de educación como base del problema. 

Los datos que desmienten a Pilar Llop: el 83% de las víctimas de violencia sexual no presenta lesiones físicas

Los datos que desmienten a Pilar Llop: el 83% de las víctimas de violencia sexual no presenta lesiones físicas

Las expertas reiteran que no existe un perfil que determine cómo es un agresor y el movimiento feminista ha enmendado la idea de que la salud mental sea determinante para el ejercicio de la violencia, al señalar a los agresores como “hijos sanos del patriarcado”. No se trata de desórdenes psicológicos, vienen a plantear, sino de estructuras de poder. "Es un crimen ideológico, y los factores causales tienen que ver con valores y con una posición de poder y de sometimiento", decía Marisa Soleto, directora de la Fundación Mujeres, sobre los maltratadores machistas en este reportaje.

Tampoco las mujeres ven violencia en las relaciones sexuales forzadas

Una de los resultados más impactantes de la encuesta es aquel que determina que un 20,3% de los españoles cree que “obligar a la pareja a mantener relaciones sexuales no deseadas” es “inaceptable, pero no debe ser castigado por ley”. Los datos desagregados por género dan cuenta de que se trata de un pensamiento generalizado entre hombres y mujeres: el 21,2% de ellos mantiene esa opinión y un 19,4% de ellas hace lo propio

Además, el 28,2% de los entrevistados cree que “besar a una mujer contra su voluntad” tampoco debe estar penalizado por la ley. Y en este apartado, son las mujeres las que adelantan a los hombres: el 31,7% no lo considera un delito aunque sí cree que es inaceptable, frente al 24,5% de los varones.

Más sobre este tema
stats