La portada de mañana
Ver
La derecha apoya en Irlanda y Noruega el Estado palestino mientras PP y Vox lo censuran en España

Casi 300 alumnos acudieron al primer día de clase con la abaya, cuyo uso está ahora prohibido en Francia

Madres cubiertas con un velo acompañan a sus hijos a la escuela, este martes en Montpellier, Francia.

El Gobierno de Francia estima que "298 personas" acudieron el primer día de clase vestidas con la abaya, la túnica tradicional musulmana que cubre todo el cuerpo, aunque la gran mayoría accedieron a quitársela sin incidentes y sólo 67 "tuvieron que volver a casa", según el ministro de Educación, Gabriel Attal.

El ministro ha destacado que "una gran mayoría" de las niñas y adolescentes que llevaban la abaya accedieron a quitársela tras "una fase de explicaciones, de diálogo, de pedagogía", en virtud de una norma que se ha estrenado esta semana y que equipara esta prenda con otros símbolos religiosos.

El Gobierno alega que, en virtud de la ley de laicidad, la abaya tampoco tiene cabida en los centros educativos. Attal ha insistido en una entrevista en BFM TV en que "la escuela no estigmatiza a nadie", pero sí ha abogado por seguir "las reglas" en este ámbito.

El Gobierno francés niega "estigmatizar" a la comunidad musulmana por vetar la abaya en las aulas

El Gobierno francés niega "estigmatizar" a la comunidad musulmana por vetar la abaya en las aulas

Las autoridades, no obstante, esperan evaluar el impacto definitivo a lo largo de esta semana, ya que la vuelta a las clases es progresiva. El Consejo de Estado también tiene previsto examinar este martes la nueva medida, a raíz de una interpelación planteada por una asociación que defiende los derechos de la comunidad musulmana.

"Nuestra escuela está siendo puesta a prueba", declaró el ministro francés de Educación, Gabriel Attal, el lunes 28 de agosto, por el "aumento de los ataques" al laicismo. En efecto, se ha disparado el número de infracciones de este tipo (un 120% más entre el curso escolar que acaba de terminar y el anterior), aunque no está claro qué papel desempeña el uso de esos atuendos en las cifras anunciadas.

Sophie Vénétitay, portavoz del sindicato de enseñantes SNES-FSU, respondió pocas horas después de esa declaración: "Ese no es el principal problema del inicio del nuevo curso escolar. El problema es el número de alumnos en las clases y la falta de profesores, aunque no estamos diciendo que la cuestión de las abayas no exista". Jean-Rémi Girard, del sindicato Snalc, sin hacer de ello un punto central, reconoce que este anuncio responde a una petición de "aclaración" del asunto y de los directores de escuela en particular, "para evitar tener un instituto que diga sí aquí y dos calles más allá otros digan no". 

Más sobre este tema
stats