LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La especulación y el rentismo siguen dominando el mercado de la vivienda tras el fin de las 'golden visa'

Brexit

May se ofrece a dimitir para la siguiente fase del Brexit si su partido apoya el acuerdo en el Parlamento

Theresa May, durante un acto de la Conferencia de los Conservadores en Manchester.

infoLibre

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, se ha reunido este miércoles con los tories en el órgano de gobierno del Partido Conservador en el Parlamento y les ha ofrecido su dimisión para la siguiente fase del Brexit si apoyan el acuerdo negociado por Londres y Bruselas en una tercera votación.

"Sé que algunas personas temen que si votáis a favor del Acuerdo de Retirada yo lo tome como un mandato para lanzarme a la segunda fase (del Brexit) sin el debate que necesitamos tener. No lo haré. He escuchado lo que estáis diciendo", ha anunciado May en la Comisión 1922 de Westminster.

"Le pido a todo el mundo en esta sala que apoye el acuerdo para que podamos completar nuestra histórica obligación de acatar la decisión del pueblo británico de abandonar la Unión Europea de una forma suave y ordenada", ha indicado.

Después, la premier se ha declarado "preparada" para dejar el cargo antes de lo previsto para "hacer lo correcto para el país y para el partido". "Sé que hay un deseo de un nuevo enfoque y un nuevo liderazgo para la segunda fase de las negociación del Brexit y no me interpondré en el camino", ha afirmado.

Posteriormente, la oficina de May ha enviado un comunicado a los diputados conservadores en el que se indica que la carrera para suceder a la primera ministra comenzará después del 22 de mayo, cuando Reino Unido abandonará la UE, si el acuerdo es aprobado conforme a la prórroga concedida la semana pasada por los líderes europeos, según ha informado Reuters.

La Cámara de los Comunes ya ha rechazado dos veces –una el 15 de enero y otra el 12 de marzo– el acuerdo del Brexit, pero Downing Street pretende forzar una tercera votación este viernes con la intención de que sea la definitiva. El presidente de la cámara baja, John Bercow, ha advertido de que no podrá ser el mismo texto.

Hasta ahora, una mayoría de conservadores se ha negado a dar luz verde al Acuerdo de Retirada por el 'backstop' o el mecanismo de emergencia diseñado por las partes para evitar que con la ruptura vuelva la 'frontera dura' entre Irlanda del Norte e Irlanda.

Los 'tories', divididos

The Times señala a Boris Johnson, ex ministro de Exteriores y una de las voces más críticas con May y su hoja de ruta para el Brexit como uno de los diputados 'tories' dispuestos a cambiar de rumbo y apoyar el acuerdo. "La promesa de un nuevo líder para suceder a May le ha hecho dar el paso", ha escrito en Twitter su editor político Sam Coates.

No obstante, algunos 'tories' han comenzado a ceder y sopesan aprobar el acuerdo del Brexit por considerar que es la menos mala de todas las opciones posibles en estos momentos, que incluyen una salida caótica, cancelar el divorcio o celebrar un segundo referéndum. Otros aún resisten y exigen un compromiso claro de May sobre su propia salida. "Era inevitable", ha dicho la legisladora conservadora Pauline Latham. "Parece que ha tomado la decisión correcta. Ha entendido el estado de ánimo del partido, lo cual ha sido una sorpresa", ha indicado a Reuters.

Entretanto, los diputados británicos se preparan para votar a las 20.00 horas una nueva tanda de enmiendas sobre el Brexit que contemplan hasta ocho opciones distintas. Los resultados se conocerán una hora después. May ya ha recibido las primeras críticas a su promesa de dimisión.

"Demuestra una vez más que sus caóticas negociaciones del BrexitBrexit han sido sobre gestión del partido, no a favor de los principios o el interés públicos", ha reprochado el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, en su cuenta oficial de Twitter.

Estaba previsto que Reino Unido abandonara la Unión Europea el 29 de marzo, pero la prórroga obtenida por May de los Veintisiete ha aplazado el Brexit hasta el 12 de abril, si no hay acuerdo, o el 22 de mayo, si el Parlamento aprueba lo acordado.

Tusk reclama "no traicionar" a los británicos que piden parar el Brexit

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha reclamado al inicio del debate en el Parlamento Europeo "no traicionar" a los británicos que en manifestaciones y recogidas de firmas piden frenar el Brexit, al tiempo que ha apuntado de nuevo la posibilidad de acordar una prórroga larga que permita retrasar a largo plazo la salida de Reino Unido.

Tusk ha criticado a los eurodiputados que cierran la puerta a la posibilidad de una prórroga larga porque pasaría por la celebración de las elecciones europeas de mayo también en Reino Unido y, por tanto, que hubiera de nuevo eurodiputados británicos al menos al inicio de la próxima legislatura.

"Pensar así es inaceptable. No podéis traicionar a seis millones de personas que han firmado una petición para revocar el artículo 50 (que activó el Brexit), ni al millón y medio de personas que se manifestaron para pedir un nuevo voto, ni a la mayoría creciente que quiere permanecer en la UE", ha censurado Tusk. El presidente del Consejo europeo ha advertido de que estas personas "deben sentir que están representados por ustedes en esta Cámara, porque son europeos".

A juicio deTusk todo puede pasar de aquí a la fecha límite de abril y ha adelantado que "lo más probable" es que los jefes de Estado y de Gobierno europeos tengan que reunirse de nuevo en Bruselas antes del día 12 para cerrar con May en una cumbre el plan definitivo.

Barnier, a los británicos: "No es en Bruselas en donde se elige dejar la UE"

El jefe negociador de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier, ha reclamado este miércoles a los británicos que impulsaron el proceso de divorcio que asuman su responsabilidad y las consecuencias de sus actos, de modo que se pueda concluir la separación cuanto antes y de manera ordenada.

"Nadie en Bruselas está intentando robar el Brexit o darle la vuelta a la votación del pueblo británico, pero no es en Bruselas en donde se elige dejar la UE", ha asegurado Barnier, durante un debate en el Parlamento Europeo, en respuesta a las críticas del eurodiputado y exlíder del Partido de la Independencia de Reino Unido (UKIP), Nigel Farage. En el curso del debate en el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo (Francia), Farage ha descrito como una "humillación nacional" la prórroga pactada la semana pasada entre la primera ministra británica, Theresa May, y sus socios en la UE, y ha dicho que se trata de una "traición a cámara lenta" del resultado del referéndum de hace casi tres años.

Estas son las ocho opciones de 'Brexit' entre las que debe elegir esta semana el Parlamento

Estas son las ocho opciones de 'Brexit' entre las que debe elegir esta semana el Parlamento

También Tusk ha tenido palabras para Farage: "Fue usted el que hace tres años pensó que era posible organizar otro referéndum con el fin de invalidar el previo. Así que sea usted también coherente hoy", le ha pedido Tusk a Farage, tras recordar que Reino Unido votó en 1975 sumarse al club comunitario y que es la consulta de 2016 en la que se impuso el Brexit la que debe ser recordada como un segundo referéndum.

Pero Barnier, para quien el Brexit no tiene ventajas para nadie y es un desenlace en el que "todos pierden", ha replicado que el bloque europeo trabaja para asegurar una separación que evite el caos. Barnier ha defendido el modelo de prórroga en dos tiempos que diseñaron los líderes después de escuchar de May que no tenía un plan alternativo al fracaso de las negociaciones.

Los líderes de la Unión Europea a 27 aceptaron en su última cumbre dar dos semanas más a Reino Unido, hasta el próximo 12 de abril, para aclarar el modo en que quiere afrontar el Brexit, si con un acuerdo que permita una desconexión ordenada o bien con una ruptura traumática sin reglas acordadas.

Más sobre este tema
stats