Acoso sexual

Salma Hayek califica de "monstruo" a Weinstein y relata el acoso durante el rodaje de 'Frida'

La actriz mexicana Salma Hayek.

La actriz mexicana Salma Hayek ha escrito una columna en el diario estadounidense The New York Times en la que acusa al productor de Hollywood, Harvey  Weinstein, de ser un acosador sexual y un "monstruo".

Hayek sitúa las vejaciones sufridas durante el rodaje de Frida, un proyecto personal para el cual la actriz necesitaba financiación en 2002. 

Hayek logró que Weinstein se hiciera cargo del proyecto a través de su amistad con el director Robert Rodríguez y su esposa de entonces, la productora Elizabeth Avellan. “Sabiendo lo que sé hoy, me pregunto si fue mi amistad con ellos (y Quentin Tarantino y George Clooney) lo que me salvó de ser violada”, escribe.

La actriz mexicana relata que su vida consistió a partir de entonces en rechazar al productor: “No a abrirle la puerta a todas las horas de la nocheNo, en un hotel tras otro, en una localización tras otra, donde se presentaba de repente". Destaca también que incluso frecuentaba su presencia en rodajes de películas donde él ni siquiera participaba.

No a ducharme con él”, continúa Hayek, “no a mirarlo mientras se duchaba, no a dejarle darme un masaje, no a dejar que una amiga suya desnuda me diera un masaje, no a dejarle que me hiciera sexo oralno, no a desnudarme con otra mujer”. La actriz asegura que “con cada rechazo llegaba la ira maquiavélica de Harvey”. En una ocasión, el productor llegó a decirle: “Te mataré, no creas que no soy capaz”.

Tras la petición denegada al productor de incluir una escena lésbica en la cinta y los repetidos rechazos de la actriz de mantener sexo con él, Weinstein amenazó con no llevar a la gran pantalla el proyecto por no ser comercial.

Hayek revela que, de no ser por la directora, Julie Taymor, que probó a estrenarla en solo un cine de Nueva York, la cinta no habría resultado un éxito de crítica y de público.

La actriz que entonces encarnó a Frida Khalo reflexiona al final de la misiva sobre la indecencia de los acosos, que achaca directamente a la industria de Hollywood: "El cine ha dejado de esforzarse por averiguar qué quiere ver el público femenino y qué historias queremos contar”.

¿Qué hacemos con Woody Allen?

¿Qué hacemos con Woody Allen?

Más sobre este tema
stats