Catástrofes

El terremoto de 7,3 grados cerca de la frontera iraquí con Irán causa más de 400 muertos y 7.000 heridos

infoLibre

Al menos 414 personas han muerto y 7.000 han resultado heridas en el devastador terremoto de 7,3 de magnitud en la escala Richter que se registró la noche del domingo en la frontera de Irán con Irak, según informó la cadena de televisión kurda Rudaw.

 

El terremoto ha afectado especialmente a la provincia de Kermanshá, donde en la mañana de este lunes ya se habían contabilizado al menos 236 muertos en Sarpol-e Zahab, a unos 15 kilómetros de la frontera, y se teme que la cifra siga aumentando.

El vicegobernador de la provincia iraní de Kermanshá, Mojtaba Nikerdar, resaltó que "aún" había "personas bajo los escombros". "Esperamos que el número de muertos y heridos no aumente mucho, pero aumentará", lamentó.

Por su parte, el ministro del Interior iraní, Abdolreza Rahmani Fazli, resaltó que la noche dificultó "que los helicópteros vuelven a las zonas afectadas", agregando que "algunas carreteras" quedaron cortadas.

"Estamos preocupados por las aldeas más remotas", reconoció. Además, varios edificios se hundieron en zonas rurales de Irán y se registraron grietas en los muros de edificios de la región, tal y como indicó la agencia iraní de noticias Fars. El terremoto provocó además cortes en las líneas de teléfono y el suministro eléctrico y de Internet en la zona afectada.

El líder supremo del país, el ayatolá Alí Jamenei, ordenó a las autoridades que "entreguen ayuda a los afectados", resaltando que todas las capacidades del país deben ser puestas en marcha para evitar un mayor aumento en la cifra de víctimas.

Por su parte, el presidente de Irán, Hasán Rohani, habló por teléfono con Rahmani Fazli, quien le puso al corriente de la situación. Las autoridades de la provincia de Kermanshá anunciaron tres días de luto a causa del terremoto.

Balance en Irak

Por su parte, las autoridades de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí cifraron en la mañana de este lunes en siete los muertos en el territorio, agregando que más de 300 personas habían sido hospitalizadas, según la cadena de televisión kurda Rudaw.

El ministro de Sanidad de la región semiautónoma, Rekaut Rashid, detalló que cuatro personas habían muerto en Darbandijan, dos en Garmian y una en Sulaimani.

Los daños más graves se registraron en Darbandijan, unos 75 kilómetros al este de Suleimaniya, situada en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí. "La situación es muy crítica", resaltó Rashid.

En declaraciones a Reuters, indicó que el principal hospital del distrito había sufrido graves daños y se había quedado sin suministro eléctrico, por lo que los heridos estaban siendo trasladados a Suleimaniya.

Irán e Irak están situados sobre varias fallas tectónicas y son relativamente frecuentes los terremotos. El terremoto más grave de los últimos años fue el de 2003 en Bam, en el sureste de Irán, que provocó 31.000 muertos.

Equipos de emergencia

La Media Luna Roja iraní ha desplegado ya equipos de emergencia con una primera ayuda para las víctimas, al tiempo que ha enviado efectivos de búsqueda a varias localidades donde podría haber personas atrapadas, según un comunicado recogido por Europa Press.

La situación también se repite en el vecino Irak. "Nuestro equipo está trabajando a contrarreloj en las áreas afectadas", ha confirmado un portavoz de la Media Luna Roja iraquí, Mohamad Khosaii.

Por su parte, la coordinadora humanitaria de la ONU para Irak, Lise Grande, ha explicado en un comunicado que la "prioridad" es ayudar a las autoridades locales a "responder lo más rápidamente posible" a las necesidades de la población. Naciones Unidas ha desplegado un primer equipo en la zona de Darbandiján y también ha recibido una petición del Gobierno local para enviar un equipo de Evaluación y Coordinación frente a Desastres desde Ginebra.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha enviado un equipo de respuesta rápida al hospital de Solimania, en el Kurdistán iraquí, así como lotes quirúrgicos y de trauma con los que poder atender a los heridos que recibiese este centro a lo largo del día.

Por su parte, la ONG Acción contra el Hambre (ACH) ha movilizado equipos en Solimania para evaluar necesidades y analiza desde la madrugada los niveles de destrucción y las necesidades más urgentes en Darbandiján. La directora de la ONG en Irak, Aneta Sarna, ha adelantado que, en función de los resultados que arrojen estas primeras tomas de contacto, ACH decidirá "cuál es la respuesta más adecuada".

El coordinador de la respuesta a emergencias de ACH para el norte de Irak, Brian Hansen, ha explicado que, en el caso de las zonas urbanas, "en general no hay grandes daños", al margen de derrumbes puntuales de edificios. "Las áreas rurales han sufrido daños mucho mayores, a donde nuestros equipos se dirigirán mañana para llevar a cabo nuevas evaluaciones e identificar las necesidades prioritarias de las comunidades afectadas", ha adelantado.

Los trabajadores de la ONG han podido comprobar que varias familias han ofrecido sus hogares a aquellos cuya casa se ha visto afectada por el terremoto del domingo, de magnitud 7,3 en la escala de Richter.

Los más de 450 muertos en el terremoto de la frontera de Irak con Irán movilizan la ayuda humanitaria internacional

Más sobre este tema
stats