La portada de mañana
Ver
Conservadurismo, elitismo y desconexión: así marca el sistema de oposiciones a los jueces españoles

El futuro de la radiotelevisión pública

PP y PSOE niegan la "conspiración" de la que les acusa Podemos y Cs para elegir a la nueva dirección de RTVE sin consenso

Instalaciones de RTVE en Torrespaña, en Madrid.

El consenso entre las principales fuerzas de la oposición con respecto a los nuevos tiempos de RTVE se ha roto definitivamente. Este miércoles salía adelante en el pleno del Senado la modificación de la Ley 17/2006 con un cambio significativo en comparación a lo que se acordó en el Congreso, gracias a una enmienda del PP: si en la primera votación de la dirección del ente público no hay entendimiento, en la segunda bastará con el voto favorable de tres quintos de los diputados. En su aprobación en la Cámara Baja, con el visto bueno de la gran mayoría de partidos, el texto recogía la necesidad del visto bueno de cuatro fuerzas parlamentarias para la aprobación de la nueva dirección. La norma tiene que volver al Congreso, y la llave de la modificación definitiva la tiene el PSOE: niegan ningún tipo de acuerdo con el PP en este asunto, en contra de lo que denuncian Unidos Podemos y Ciudadanos, pero no aclaran si se opondrán en la sesión del próximo jueves. Socialistas y conservadores suman, con holgura, más de los tres quintos de diputados necesarios, y el resto de la oposición, que se opone al cambio, sospecha que el bipartidismo quiere asegurarse su presencia en el futuro en la televisión y la radio públicas.

El portavoz del PSOE en la comisión del Congreso de control a RTVE, José Miguel Camacho, niega cualquier tipo de acuerdo con el PP en este tema. Ni para asegurarse el control de la radiotelevisión pública, ni para blindar los tres quintos en la segunda votación. "Nosotros llegamos un acuerdo con el PP para desbloquear la ley, ya que hubo un error en los miembros del consejo de administración. Y en la modificación, el PP introdujo esta enmienda. En una negociación, hay cosas que te gustan más y cosas que te gustan menos", explica. El PSOE, tanto en las enmiendas de su grupo en el Senado como en las intervenciones del pleno del pasado miércoles, insta a discutir en el Congreso esta modificación. Pero no aclara si ellos mismos se opondrán. "No me chirría esa enmienda. Al fin y al cabo, se trata de evitar que el PP ejerza el bloqueo", afirma el diputado.

Pablo Iglesias reúne de urgencia a su 'gobierno en la sombra' y los 'comuns' para tratar el 1-O

Pablo Iglesias reúne de urgencia a su 'gobierno en la sombra' y los 'comuns' para tratar el 1-O

El senador del PP Joaquín Ramírez, que ha participado en la comisión legislativa que ha tratado la llegada de la norma al Senado, niega la "conspiración" que otros partidos ven en la polémica enmienda. "No se habló con el PSOE. Pensamos que la enmienda mejoraba el texto. Sí es cierto que Óscar López [el portavoz del PSOE en la ponencia legislativa] por un lado mostraba una discrepancia, pero por otro lado no…". El político malagueño cree que el Congreso tumbará la modificación de los tres quintos, pero mantiene la duda con respecto a la posición socialista.

En el pasado pleno del Senado, el portavoz de Ciudadanos, Javier Alegre, sugirió que ambas formaciones podrían tener ya acordado el nombre del nuevo presidente de RTVE. El extremo es desmentido rotundamente por PP y PSOE. "Lo desmiento radicalmente. No ha habido ningún pacto", afirma Ramírez a infoLibre. Camacho asegura que ese supuesto es "radicalmente mentira" y lamenta que estas insinuaciones "enturbien la tramitación de la ley".

La senadora del grupo de Unidos Podemos en el Senado Vanessa Angustia califica de "intolerable" el acuerdo de los tres quintos, y adelanta que su formación se manifestará radicalmente en contra de este apartado en la vuelta al Congreso de la Ley 17/2006. Con respecto a la posición del PSOE, afirma que "se ha rumoreado" el acuerdo entre PP y PSOE para limitar el consenso en la segunda votación. "No lo sabemos", confirma, pero insisten en lo "sospechoso" de que los socialistas no se opusieran frontalmente en la Cámara Alta. "Se rompe el consenso entre los tres grupos. Y eso nos parece muy triste. No lo entendemos", concluye. La formación morada, al igual que Ciudadanos, puede quedarse fuera de la elección de la nueva dirección de RTVE, si se confirma lo que consideran un golpe en la mesa del bipartidismo.

Más sobre este tema
stats