x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Festival de Málaga

Carles Torras: “Me gusta provocar y generar debate”

  • El cineasta catalán se hace con la Biznaga de Oro a mejor película por Callback, un thriller rodado en inglés y en la ciudad de Nueva York
  • El filme retrata el reverso del sueño americano a través de Larry, un aspirante a actor que se gana la vida como operario de mudanzas

Noticine.com | infoLibre
Publicada el 03/05/2016 a las 10:25 Actualizada el 03/05/2016 a las 11:00
Carles Torras recibe la Biznaga de Oro en el Festival de Málaga.

Carles Torras recibe la Biznaga de Oro en el Festival de Málaga.

EFE
Callback, la cuarta película del catalán Carles Torras (tras Joves, Trash Open 24 H) ha resultado ganadora de la Biznaga de Oro a mejor película, y de los premios a mejor actor y guion, anunciados este fin de semana en el Festival de Málaga. Ha acabado triunfando frente a otras favoritas pese a estar dialogada en inglés y rodada en Nueva York, y pese a narrar una historia en el reverso del sueño americano. El protagonista de Callback es un aspirante a actor publicitario (el chileno Martín Bacigalupo) que se gana la vida como operario de mudanzas mientras sueña con ser actor de anuncios publicitarios, en medio de una sociedad hostil, clasista y xenófoba, hasta llegar al total desequilibrio mental. NOTICINE.com habla en exclusiva con el feliz triunfador de un certamen que ha ilustrado la gran diversidad del cine español.

Pregunta. ¿Se basa la película en algún hecho real?

Respuesta. De base real tiene la experiencia del actor protagonista, Martín Bacigalupo, que ha ido a muchos castings en Nueva York, y recogimos algunas anécdotas de cuando fue a esas pruebas, situaciones incómodas (como que, por ejemplo, el que te hace la prueba no quiera darte la mano al saludar) y que son un poco humillantes. Uno tiene que buscarse una casa en Brooklyn o Harlem por lo caro que está todo. Es una sociedad, la estadounidense, tan segregada y competitiva, con una calidad de vida tan mala... Si eres rico y famoso es el mejor sitio del mundo. Pero hay quienes viven en ese estado de semiesclavitud legal, sobre todo hispanos y negros que trabajan a siete dólares la hora. Hay bastantes detalles que son reales. La escena del que pide dinero en el metro, contando una historia personal muy cruda, me ocurrió a mí y también nos inspiramos en ello. 

P. ¿Cómo llegaron a conocerse usted y Bacigalupo, su coguionista y protagonista?

R. Nos conocimos gracias a un actor, Amadis de Murga, del que ambos eramos amigos. Cuando me instalé en Nueva York una temporada larga, le llamé. Compartíamos esta visión casi sarcástica sobre la sociedad americana. Creamos a Larry, un personaje hecho muy a la medida de Martín. Fue una aventura luego llevarme a todo el equipo. Estaba totalmente convencido de la gente que me rodeaba, de Martín y los demás, pero también era consciente de que era una película pequeña, con un presupuesto ajustado. Que nos reconozcan con la Biznaga... imagínate. 



P. Debió ser complicado filmar en Nueva York...

R. Es caro y complicado, requiere de mucha preparación. De todas maneras, tampoco es una película low cost en sentido estricto. Tiene un coproductor internacional, y un presupuesto de 400.000 euros. La hicimos en seis semanas, con apoyo de la televisión de Catalunya, y el ICEC [Institut Català de les Empreses Culturals]. Rodar en Nueva York... hay que buscar la forma de hacerlo. Cuando el equipo es inferior a diez personas y no usas trípode no requiere permisos, por eso hay que sacar el máximo de esas condiciones. Hemos intentado desprendernos de todo lo que no era estrictamente necesario.

P. ¿Fue uno de sus objetivos, encontrar ese tono frío y distante que tiene la narración?

R. Totalmente. Ese "tono frío y distante"... Es una buena forma de definirlo. Es una realidad cruda, dura y desagradable, la que rodea al personaje, pero hay un cierto distanciamiento respecto de los actos que comete Larry. Pensamos que el personaje podría resultar a veces repulsivo. Queríamos que el espectador no supiera cómo reaccionar ante él. Borramos la frontera entre géneros. No sabes si ves una película de terror o una comedia supernegra. Cada espectador se relaciona con ella de una manera distinta. Hay gente que me ha dicho 'Qué mal me lo has hecho pasar', y otra que se ríe mucho. Algunos miembros del jurado me contaron que habían quedado tocados por la película. Reconozco que no es para todo el mundo.

P. ¿Qué cree que, a la postre desencadena, toda la neurosis de su personaje: el contexto social en el que vive, su frustración en la espera de su "sueño americano", la religión de la que es devoto...?

R. El personaje tiene varias aristas que se van conociendo poco a poco. Vamos viendo que quiere ser actor, que trabaja en una empresa de mudanzas, hasta que vamos conociendo sus caras más oscuras. Averiguamos que se avergüenza de sus orígenes... Él ha llegado creyéndose lo del sueño americano, que cada uno tiene lo que se merece. Es un fundamento de su sociedad y explica lo que te decía antes de una realidad tan diferenciada y con sueldos de miseria. Si aspiras a vivir en Manhattan, lo más barato que encuentras por un apartamento de alquiler son 4.000 dólares. ¿Quién se puedo permitir eso? El resto tiene que irse a un gueto. ¿Cómo no te vas a volver loco viviendo en esas condiciones y con esos sueldos? La ciudad es muy dura, hace mucho frío en invierno y mucho calor en verano. Cuando eres lo que ellos llaman un looser, no es una ciudad maravillosa, tienes una vida de mierda. Eso es lo que es alienante.

P. La película tiene un final abierto e incluso a veces da la sensación de que el personaje pudo haber hecho lo mismo en otro lugar antes, y que su identidad es falsa y la cambia comprando nuevos documentos falsos...

R. También eso está basado en hechos reales, la compra de papeles falsos, para buscar trabajo. Yo también me hice los papeles así, lo hace todo el mundo, y yo quería ver cómo funcionaba para usarlo. Casi diría que se hace la vista gorda ante eso. Hay gente inmigrante, ilegal, que al cabo de diez o veinte años está allí atrapada, y que renuncia a ver a su familia el resto de su vida, porque no pueden salir del país dado que los de emigración les expulsarían en ese momento y no podrían regresar. Están en una especie de limbo. En medio de esa situación alienada, las iglesias evangélicas se han convertido en centros comunitarios. El personaje ha adquirido ahí ese conservadurismo mental, esa xenofobia. Es algo muy acorde con esa mentalidad ultraconservadora de muchos estadounidenses.

P. ¿Y qué opinan precisamente los estadounidenses que la han visto?

R. Ellos la ven desde otro punto de vista. Me dijeron que esto es muy actual con todo lo que está pasando con Donald Trump y su idea de los muros, el que los mexicanos son ladrones, narcos y violadores, y el miedo al extranjero por parte de la ultraderecha americana, un terror al emigrante y a los lobos solitarios dispuestos a atacar a las familias americanas. Eso es muy fuerte, porque los que son muy americanos desde hace generaciones van y agarran también una escopeta y matan gente. Es un discurso delirante pero también fascinante, que genera mucho material.

P. Entonces piensan seguir explotando esta veta...

R. Si, Martín y yo queremos escribir otro guión que se desarrolle allá. Da para dos películas o una trilogía. Se han quedado muchas cosas en el tintero. Este es un filme enfocado en un solo personaje, pero quizás intentemos algo más ambicioso en medios y actores, con más puntos de vista.

P. Aún no tienen distribución comercial en España. ¿Qué futuro cree que le espera a Callback?

R. Habíamos trabajado para distribuirla en EE UU. En España es muy difícil intentar vender una película así, es difícil conseguir distribución, pero quizás con los premios que hemos conseguido se pueda hacer. Vamos a ver lo que pasa y si llegan ofertas. Es una película independiente, que genera debate y eso es muy interesante y me hace sentirme más orgulloso que si hubiese gustado a todo el mundo. Me gusta la provocación y generar debate, en la línea de otras películas que han ganado festivales y son para un público cinéfilo que busca historias que no son de puro entretenimiento.

Palmarés de la sección oficial del Festival de Málaga

  • Biznaga de Oro a la mejor película
Callback, de Carles Torras

  • Biznaga de Plata premio especial del jurado
La propera pell (La próxima piel), de Isaki Lacuesta e Isa Campo

  • Mejor dirección
Isaki Lacuesta e Isa Campo por La propera pell (La próxima piel)

  • Mejor actriz
Emma Suárez por La propera pell (La próxima piel)

  • Mejor actor
Martín Bacigalupo por Callback

  • Mejor actriz de reparto
Silvia Maya, por Julie

  • Mejor actor de reparto
Óscar Martínez por Kóblic

  • Mejor guion
Carles Torras y Martín Bacigalupo por Callback

  • Mejor música
Silvia Pérez Cruz por Cerca de tu casa

  • Mejor fotografía
Ex aequo a Rodrigo Pulpeiro por Kóblic y a Carles Gusi por Quatretondeta

  • Mejor montaje
Domi Parra por La propera pell (La próxima piel)

  • Premio especial del jurado de la crítica
La propera pell (La próxima piel), de Isaki Lacuesta e Isa Campo

  • Mención especial a Quatretondeta, de Pol Rodríguez.

  • Premio del público
La noche que mi madre mató a mi padre, de Inés París.


© Jon Apaolaza-NOTICINE.com
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión