X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Entrevista

Los Chikos del Maíz: “La polémica hace que te conozcan más, pero el que se queda sin concierto eres tú”

  • Los valencianos acaban de publicar un EP con el que dicen hasta luego tras más de una década como grupo, pero advierten: "Dejamos Los Chikos del Maíz, no la música"
  • Su implicación política les ha llevado a protagonizar numerosas polémicas, cancelaciones de conciertos incluidas

Publicada 16/05/2016 a las 06:00 Actualizada 15/05/2016 a las 18:12    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 1

Los Chikos del Maíz.

Los Chikos del Maíz.

BOA
Los Chikos del Maíz dicen hasta luego. Con el EP titulado Trap Mirror (Boa), estrenado el pasado viernes, los raperos valencianos anuncian su marcha de los escenarios como grupo por una "larga temporada", aunque antes darán algunos conciertos de despedida. 

Pese a que la banda se formó hace ya más de una década, ha sido en los últimos años cuando más éxito y popularidad ha alcanzado. Sus maquetas comenzaban a difundirse por foros en Internet a mediados de los 2000, y luego pasarían a conocerse a través de las redes sociales. Una fama que les ha llevado a tocar en algunos de los festivales más importantes de España, incluso en algunos en lo que el rap no había tenido antes cabida (léase, por ejemplo, el ya desaparecido Aupa Lumbreiras).

Buena parte de sus seguidores llegaron a ellos conociéndoles a través de lo que ha sido una constante en su trayectoria: las denuncias y demandas de cancelación de conciertos provenientes desde instituciones gobernadas por la derecha. La penúltima, en Getafe. El motivo suele ser el mismo que los diferencia del resto de rap en España: sus letras políticas y sociales —casi monotema—, siempre acompañadas de un humor negro y estilo provocador que no suelen sentar bien en ciertos ámbitos. 

Ahora llega una época de descanso, aunque avisan que seguirán en la música a través de otros proyectos. Nega, uno de los cantantes del grupo, charla por teléfono con infoLibre sobre la trayectoria de Los Chikos del Maíz.



Pregunta. ¿Por qué esta despedida en uno de los mejores momentos de la banda?

Respuesta. Sentíamos que una etapa se cerraba. Han sido ya once años, de los que seis han sido prácticamente sin parar, enlazando una gira con otra. Nos apetecía descansar, tomarnos un tiempo para pensar, para reflexionar, para ponernos con otras cosas. Yo estoy a punto de sacar un par de libros, igual algún trabajo en solitario, también [el grupo] Riot Propaganda.... Pero por aclararlo: dejamos Los Chikos del Maíz, no la música. 

P. Sorprende que esta despedida sea con un formato tan sobrio como el EP, cuando los anteriores lanzamientos siempre han ido acompañados de material extra.

R. Nos queríamos despedir con algunos temas nuevos antes de la aventura con Riot Propaganda, que ya es con instrumentos. Queríamos sacar algo puramente de hip hop, y la verdad es que no daba tiempo a más. Lo decidimos un poco deprisa y corriendo. Le hemos dado más importancia a lo que es puramente la música.

P. La crítica política y social sigue estando presente en vuestra música, y da la impresión de que cada vez de una forma más implícita, aunque fieles a vuestro estilo. ¿Por qué?

R. Viendo lo que hay, tampoco se lo vamos a poner en bandeja al enemigo. Es alucinante, pero esto va así. En ningún caso es autocensura, sino decir las cosas de otra forma, no ponérselo fácil. Quizá los años también hayan hecho que digamos menos salvajadas.

P. Pablo Casado dijo que estaba estudiando denunciaros por "La soledad del corredor de fondo", de este EP en la que decís: "Para Pablo Casado, zulo y trabajos forzados". ¿Esperabais una reacción similar? ¿Cómo lo encajasteis?

R. No pensamos en ningún momento que fuera punible o denunciable esa letra. Pero este señor tiene la piel muy fina. Es interesante que se trata del mismo que criticaba a la izquierda por estar todo el día con "la guerra del abuelo" y "buscando las fosas de no sé quién". Se rió de un genocidio, pero le molesta que le recordemos que en este país se ha condenado a muchos jóvenes a trabajos forzados con las políticas de su partido. Es lo de siempre. Fue más una fantochada que una intención de denunciar, no creo que el PP se meta ahora en ese tipo de berenjenales.

P. Se suele decir que es difícil escuchar una canción de Los Chikos del Maíz y no tener que ir a Google a buscar alguna de las muchas referencias que se citan. ¿Esperabais que un grupo con este tipo de letras haya llegado a tanta gente?

R. En ningún momento nos planteamos el grupo como lo que es ahora: una forma de vida y un trabajo. Pero creo que es interesante. Por ejemplo, muchos chavales nos dicen: "Me he comprado el libro de El beso de la mujer araña porque lo citáis". Eso está muy bien, pero no hay que perder el contacto con la realidad porque a veces se puede caer en cierto elitismo y convertirse en un producto que no está al alcance de cualquiera. Hay que ser capaces de decir más cosas de andar por casa o vulgares, y a veces pegar la pincelada, dar la referencia y hacer que la gente se preocupe por buscar. Pero no tiene que ser ni una cosa ni la otra: ni algo demasiado accesible ni tampoco ser elitistas. Lo suyo es encontrar un equilibrio.

P. Criticáis duramente distintos aspectos de la escena del rap, incluso dedicando una canción a ello en este nuevo trabajo. ¿Cuáles son los males del rap español?

R. A nuestro entender, hay demasiada frivolidad y pasotismo ante la situación política y social que se vive en este país. Alucino mucho con los raperos que sigo en redes sociales y es como si vivieran en otro planeta. No comentan nada si hay un atentado, si sube el paro, si sale un caso de corrupción... Es como si estuvieran en una especie de burbuja, se dedican a subir sus vídeos y sus conciertos. Luego presumen de estar siempre en la calle, pero igual es que la calle está a otra cosa, no a lo que ellos creen. La calle está organizándose, parando desahucios, yendo a una manifestación. 

P. Entre la publicación de vuestro anterior trabajo y este ha entrado en vigor la conocida como ley mordaza. ¿Dificulta vuestra labor artística este tipo de medidas?

R. Es un hecho, pero no solo nuestra labor artística, que casi que es lo de menos. Dificulta que la gente pueda dar una respuesta social a este atropello y este expolio que sufrimos. De alguna manera quieren meter miedo a la gente para que no se movilice. Es un intento a la desesperada de mantener el status quo y el orden establecido, de una forma bastante chapucera y lamentablente. 

P. Muchos de vuestros seguidores os han conocido precisamente a través de ocupar titulares por denuncias o cancelación de concierto, como el de Getafe. ¿Hasta qué punto no ha sido beneficioso para que se diera a conocer la banda?

R. Es relativo. Estar en la polémica hace que te conozcan más, pero creo que a la larga es perjudicial: el que se queda sin concierto eres tú, el que se queda sin poder llenar la nevera con el dinero de ese concierto eres tú porque lo han suspendido. Al final creo que no es gracioso. Pero no sé qué repercusión puede haber tenido. 



P. Hay muchas críticas en vuestras letras a las redes sociales ("La juventud no adora el Che, adora al youtuber";, "Whatsapp es una cárcel con millones de presos"…). En cambio, sois un grupo que parte de la fama se la debe al boca-oreja a través de estas mismas redes. ¿Habría sido lo mismo Los Chikos del Maíz sin ellas?

R. En absoluto. Le debemos muchísimo a las redes sociales, a los foros, a Internet... Pero no dejan de ser una tecnología y depende de cómo la uses. Las redes pueden llegar a alienar porque aíslan al individuo. Hay que saber utilizarlas en su justa medida y para lo que realmente son útiles: para sustituir a tus amistades no lo son, pero para promocionar un grupo sí lo son.

Soy bastante pesimista, pero es que vas en el metro y toda la gente va mirando el móvil, nadie se habla, nadie se roza... Hay mucha frialdad. Es lo que queríamos transmitir con esa letra, una especie de advertencia porque nos encaminamos a [la serie] Black Mirror, una sociedad en la que nada es de verdad, todo es un sucedáneo, la copia de la copia.

P. Cada vez más grupos apuestan por la autogestión como método para salir adelante. Por ahora, vosotros estáis con una discográfica. ¿Os habéis planteado esta posibilidad?

R. Aunque estamos en una compañía discográfica, funcionamos de forma totalmente autogestionada. Boa lo que hace es la edición y distribución, pero la grabación, el pago del estudio, de los vídeos, la gestión de los conciertos... Todo lo organizamos nosotros. La discográfica se limita a encargarse de que nuestra música esté en las tiendas de discos. Hoy día ha cambiado mucho la industria discográfica. La gente sigue pensando en las discográficas como en los años ochenta, que lo ponían todo y te decían que te iban a lanzar a la fama. 

P. No es ningún secreto vuestra afinidad con Podemos. Llama la atención que un grupo con un discurso explícito, con el lenguaje de la izquierda tradicional, tenga simpatía con un partido que si, por algo se caracteriza, es precisamente lo contrario.

R. En el grupo el que simpatiza con Podemos soy yo, pero hay otras afinidades. Ahora con la gran coalición de la izquierda se soluciona (risas). De todos modos, nosotros somos un grupo de música, no un partido político. Entiendo que un partido, para llegar a la gente y acumular poder, tenga que ofrecer un discurso transversal. Nosotros no somos un partido y podemos decir lo que nos apetezca. La izquierda artística puede tomarse una serie de licencias que no tiene la izquierda política.

P. ¿Cómo habéis recibido la noticia del acuerdo entre Podemos e IU?

R. La verdad es que con mucha ilusión. Parece que por fin se llega a buen puerto y toda la izquierda a la izquierda del PSOE va a ir junta a unas elecciones. A ver qué pasa. Ahora hay que poner toda la carne en el asador y a darlo todo en la campaña.



Hazte socio de infolibre



1 Comentarios
  • Birth 1 Birth 1 17/05/16 19:11

    Estupenda entrevista. Enhorabuena Mario Escribano.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre