Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Premios Nobel

Los periodistas Maria Ressa y Dimitri Muratov, azote de Duterte y Putin, ganan el premio Nobel de la Paz 2021

  • El jurado ha reconocido su "lucha valiente" tanto en Filipinas como en Rusia, y los ha descrito como un ejemplo de defensa de la libertad de prensa en "condiciones cada vez más adversas"
  • El Nobel de la Paz de este año hace el número 102 de la historia de estos premios, que han reconocido a un total de 135 personas

Publicada el 08/10/2021 a las 11:06 Actualizada el 08/10/2021 a las 17:09
Maria Ressa y Dimitri Muratov.

Maria Ressa y Dimitri Muratov.

EFE

La periodista filipina Maria Ressa y el ruso Dimitri Muratov han sido reconocidos este viernes con el premio Nobel de la Paz que concede cada año el Comité Noruego, por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión y, por extensión, la democracia y la paz, según informa Europa Press.

El jurado ha reconocido su "lucha valiente" tanto en Filipinas como en Rusia, pero también los ha descrito como un ejemplo de los periodistas que defienden la libertad de prensa en "condiciones cada vez más adversas". "Sin libertad de expresión ni de prensa, será difícil promover la fraternidad entre naciones, el desarme y un mejor orden mundial", ha añadido. Ambos representan a dos medios especialmente señalados en sus respectivos países, ya que Ressa participó en 2012 en la fundación del portal Rappler, crítico con el Gobierno de Rodrigo Duterte y con actuaciones como su "guerra contra las drogas", investigada por la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional (TPI).

"El número de muertes (en estas operaciones policiales) es tan alta que la campaña parece una guerra contra la propia población del país", apunta el jurado en sus conclusiones, en las que describe a Ressa como "una incansable defensora de la libertad de expresión". No en vano, hay varias causas abiertas tanto contra ella como contra su medio.

Muratov, por su parte, lanzó en 1993 Novaya Gazeta, un periódico independiente que ha perdido a lo largo de su historia a seis de sus periodistas, asesinados. Una de estas víctimas fue Anna Politkóvskaya, de cuya muerte se cumplieron precisamente este jueves 15 años. Novaya Gazeta es "el periódico más independiente de Rusia", "con una actitud crítica con el poder", como reconoce el jurado, que alaba la "integridad profesional" de su redacción y su capacidad para hacerse eco de historias que de otra forma no saldrían publicadas, por ejemplo relativas a casos de corrupción, de violencia policial o de fraude electoral.

El Comité Noruego del Nobel ha recalcado que "un periodismo libre, independiente y basado en hechos sirve como protección frente a los abusos del poder, las mentiras y la propaganda", algo que ha querido reconocer en las figuras de Ressa y Muratov.

Para la edición de este año se habían presentado un total de 329 candidaturas -234 individuos y 95 organizaciones-, la tercera mayor cifra de la historia. El Nobel de la Paz de este año hace el número 102 de la historia de estos premios, que han reconocido a un total de 135 personas y organizaciones. Ressa y Muratov toman el testigo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, que lo recibió en 2020. Cada premio está dotado con 10 millones de coronas suecas (cerca de 984.000 euros) y, como ya ocurriese en la edición del año pasado, para 2021 los organizadores han previsto reducir al mínimo las ceremonias presenciales en diciembre por la pandemia de covid-19.

Muratov dedica el Nobel a los periodistas de 'Novaya Gazeta' asesinados

Dimitri Muratov ha dedicado el premio Nobel de la Paz a los trabajadores del diario Novaya Gazeta que han sido asesinados desde su fundación, entre ellos Anna Politkovskaya, de cuya muerte se cumplieron quince años precisamente este jueves. El periodista rusa ha perdido desde el inicio de Novaya Gazeta a seis compañeros. A todos ellos les ha querido dedicar este viernes el galardón, según ha informado el periódico, que ha confirmado que el dinero del premio irá destinado a una fundación que ayuda a niños con enfermedades raras.

Asimismo, el Kremlin ha felicitado a Dimitri Muratov y lo ha descrito como un "valiente", a pesar de que el Comité Noruego precisamente le ha reconocido por su capacidad para hacer periodismo independiente y crítico con las autoridades. "Felicitamos a Dimitri Muratov, trabaja en base a sus ideales y está comprometido con ellos", ha dicho el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov, en la primera reacción oficial de Moscú a un galardón compartido con la periodista filipina Maria Ressa. Peskov ha dicho de Muratov que "tiene talento" y es "valiente", pero ha evitado aclarar si también el presidente, Vladimir Putin, se sumará a las felicitaciones. "Acabamos de enterarnos, dadnos algo de tiempo", ha respondido en declaraciones a los medios, según la agencia de noticias TASS.

Rappler también ha divulgado un comunicado en el que dice sentirse "honrado y sorprendido" por el reconocimiento, que "no podría haber llegado en un momento mejor". Un momento "en el que los periodistas y la verdad están siendo atacados", ha apostillado. Por este motivo, ha querido extender el reconocimiento a otros periodistas tanto de Filipinas como de otras partes del mundo "que siguen arrojando luz incluso en las horas más oscuras y duras". "Gracias a todos los que han formado parte de la lucha diaria", ha añadido.

La UE destaca el reconocimiento a la libertad de prensa

La Unión Europea ha aplaudido este viernes que los periodistas Maria Ressa y Dimitri Muratov hayan ganado el premio Nobel de la Paz, destacando que supone un reconocimiento a la libertad de prensa. El presidente del Consejo, Charles Michel, ha dado la enhorabuena a los premiados y ha destacado su "lucha por la justicia y la libertad de expresión en Filipinas y Rusia". "Es una importante señal para la libertad de prensa, un valor europeo y condición para la democracia", ha valorado en un mensaje en Twitter.

Otra institución comunitaria, el Parlamento Europeo ha felicitado a Ressa y Muratov. Su presidente y antiguo periodista, David Sassoli, ha dicho que no existiría la democracia y la paz sin "periodistas valientes que hacen que el poder rinda cuentas". "Este premio es un recordatorio de nuestro deber con la protección de la libertad de expresión, en todo momento y en todo lugar", ha señalado.

En otro comentario en redes sociales, el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha tenido palabras para el trabajo de los galardonados, "clave para salvaguardar la libertad de expresión", y ha señalado que la labor de periodistas y activistas es la "piedra angular" de la democracia y la paz.

Por parte de la Comisión Europea, la vicepresidenta de Valores, Vera Jourova, ha destacado el reconocimiento que supone el galardón a la lucha por la libertad de prensa. "Con ellos, el premio reconoce el papel crucial que juegan los periodistas, hoy más que nunca, para la democracia", ha apuntado la política checa.

Por otra parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha reconocido este viernes la entrega del Nobel de la Paz a los periodistas Maria Ressa y Dimitri Muratov como un "recordatorio de que ninguna sociedad puede ser libre sin periodistas". "Este reconocimiento es un recordatorio de que ninguna sociedad puede ser libre sin periodistas que puedan investigar los delitos y decir la verdad al poder", ha señalado Guterres en un mensaje publicado a través de su cuenta en la red social Twitter, donde ha extendido su felicitación a los periodistas premiados. "La libertad de prensa es vital para la paz, la justicia y los Derechos Humanos", ha agregado.

Las asociaciones de periodistas celebran el Nobel a Ressa y Muratov

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por su siglas en inglés) ha celebrado que el Nobel de la Paz concedido a los periodistas Maria Ressa y Dimitri Muratov llega en un momento de "ataques sin precedentes" contra la prensa. Estos "ataques" se manifiestan en forma de "represiones radicales, vigilancia digital y una erosión de la confianza pública en el Periodismo", ha señalado el CPJ, que ha extendido su felicitación a ambos periodistas.

"Muratov y Ressa personifican los valores de libertad de prensa y por qué importan", ha señalado el director ejecutivo del CPJ, Joel Simon, en un comunicado. "Estos son periodistas bajo amenazas contra su persona, que continuamente desafían a la censura y a la represión para contar noticias y que han abierto el camino para que otros hagan lo mismo", ha agregado, remarcando que el galardón "es un poderoso reconocimiento de su trabajo sin descanso". "Su lucha es nuestra lucha", ha remachado.

Por su parte, el secretario general de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), Anthony Bellanger, ha remarcado en un comunicado que el galardón es un "reconocimiento de la importancia de la libertad de prensa y el papel del Periodismo al servicio de la democracia y la paz, especialmente en un momento en el que los derechos de los periodistas están bajo unas amenazas sin precedentes a nivel global".

A las felicitaciones a Ressa y Muratov se ha sumado Reporteros Sin Fronteras (RSF), que ha destacado a través de su cuenta en la red social Twitter que el premio constituye un "tributo excelente y un poderoso mensaje para el Periodismo". "El premio también arroja luz sobre la emergencia para defender a quienes trabajan para brindarnos información independiente y confiable", ha agregado, antes de alertar de que "el Periodismo está bajo amenaza".

La Plataforma por la Libertad de Información (PLI) también ha expresado este viernes su "gran satisfacción" por la decisión del Comité Noruego del Nobel "por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión, que es una condición previa para la democracia y la paz duradera". Para la presidenta de la PLI, Virginia Pérez Alonso, "tiene un gran alcance que el Comité del Nobel haya puesto el acento en el papel del periodismo y de la libertad de expresión para la democracia y la paz".

"Es una alegría y un respaldo muy importante para todos los que luchamos por la libertad de prensa en cualquier lugar del mundo", ha explicado. En su opinión, "la persecución que lleva años sufriendo Maria Ressa por hacer periodismo independiente en Filipinas debería haber hecho saltar todas las alarmas internacionales hace muchos años". "Espero que este reconocimiento ayude a poner en valor de una vez por todas la necesidad imperiosa de salvaguardar la libertad de información", ha añadido. "En un aspecto más personal, me siento muy orgullosa de compartir trabajo, conversaciones y debates con Ressa en el International Press Institute", ha concluido Pérez Alonso.

La Asociación de Medios de Información (AMI) ha celebrado la concesión del Premio Nobel de la Paz a Ressa y Muratov. La asociación, que representa a más de ochenta medios de comunicación y agencias de información españolas, ha destacado el papel de la periodista filipina Maria Ressa, una de las mayores defensoras de la libertad de expresión en el mundo, que ha denunciado sistemáticamente "los abusos de poder, el uso de la violencia y el creciente autoritarismo en su país natal", como reza el comunicado del galardón, que hace referencia al presidente Duterte, cuya lucha contra la droga le ha llevado a emprender una salvaje guerra sucia que ya se ha cobrado más de 6.000 muertos en el país desde 2016.  Por otra parte, ha apuntado que el ruso Dimitri Muratov, de 59 años, es "otro gran ejemplo de lucha por la libertad de expresión frente a las condiciones adversas de su país". 

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión