x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Desde la tramoya

Justicia o misericordia: las trampas de un programa de la televisión pública


Publicada el 18/10/2013 a las 06:00 Actualizada el 17/10/2013 a las 23:37
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La presentadora del programa 'Entre Todos', Toñi Moreno.

La presentadora del programa 'Entre Todos', Toñi Moreno.

RTVE
El mayordomo, actualmente en las pantallas grandes, es una historia inspirada – aunque solo ligeramente – en la vida de Eugene Allen, quien sirviera como mayordomo de la Casa Blanca durante 34 años, bajo ocho presidentes. La película se deja ver sin más, como se dejaba ver Forrest Gump, que también jugaba utilizando una historia personal para elevarse a los acontecimientos sociales y políticos del momento.

Hay una secuencia en la que se pone en boca de un joven Martin Luther King una reflexión interesante. Los “negros domésticos” (es decir, los afortunados que trabajan en las casas y no en las plantaciones de algodón), son subversivos, dice. Lo son, explica, porque gracias a ellos los blancos descubren que los negros son buena gente, ayudan, tienen sentimientos…

La televisión tiene, como la radio, esa capacidad fascinante de normalizar ideas, haciéndolas accesibles, extendiéndolas y reforzándolas. Los sociólogos lo llaman sedimentación: las ideas transmitidas por los medios de masas crean metafóricas capas en el imaginario de una sociedad: lentamente, poco a poco. La presencia de parejas gais en los programas de ligues o en las teleseries, ayudan a normalizar la homosexualidad, por poner un ejemplo universal. Viene esto al hilo de un programa de Televisión Española que está distrayendo a jubilados y estudiantes en las sobremesas españolas. El adefesio se llama Entre todos, y esconde un efecto fatal, en su aparente inocuidad y la evidente buena voluntad de quienes participan en él.

El programa es muy sencillo. La presentadora expone la situación de alguien con una necesidad específica y le presenta a los televidentes y al público en el estudio. Abre luego las líneas de teléfono para que los espectadores ayuden con lo que puedan. El buen samaritano que se anima a llamar es animado por el público en el plató, que se pone de pie y aplaude su generosidad. De esta manera, gracias a las colaboraciones altruistas de los espectadores (quizá 500 euros por aquí, 100 por allá, 2.000 que pone un señor especialmente generoso…), una ciudadana puede abrir su negocio de venta de vestidos de novia de segunda mano, otro beneficiario puede poner un elevador en su escalera para un familiar enfermo, y otro puede pagar una prótesis especialmente cara.

Nada que objetar con respecto a esos solicitantes menesterosos: suficiente tienen con su angustia y con el hecho de que la Administración no parezca capaz o ágil para ayudarles. Nada que objetar con respecto al público, que se siente reconfortado con la idea de que hay gente que sufre y otra dispuesta a ayudar. Pero el programa traslada a la audiencia, y normaliza con su emisión diaria, un mensaje profundo: estas son desgracias que pasan, y aquí estamos para resolverlas “entre todos”. Con misericordia, voluntariamente, con buena intención. La justicia queda descartada. Si esa señora puede tener finalmente su prótesis será porque nos movilicemos voluntariamente, no porque el Estado lo garantice.

La sociedad civil sustituye al Estado; la misericordia a la justicia; la voluntad al deber público. Igual que la llamada Responsabilidad Social de las Empresas en el mundo corporativo: si no contrato niños para que cosan mis zapatillas no es porque haya una ley que me lo impida, sino porque quiero evitarlo voluntariamente. Buena argucia para que las leyes no vayan más allá de donde ya están. Intuyo, pues, que esos mensajes del programa referido terminan por alienar al personal de su deber como ciudadanos, que es exigir que no se desmantelen los servicios públicos que garantizan que se ayuda a los emprendedores, se asegura a los trabajadores, se cura a los enfermos y se cuida a los niños y los mayores. No: no es ya el Estado quien interviene, sino una ficción bajo el rótulo “todos”, que en realidad son unos cuantos generosos que deciden llamar por teléfono. Esa ficción compite así con el verdadero “todos”, que es justamente el Estado.

Desde que los sucesores del brillante equipo anterior llegaron a RTVE, la televisión estatal ha sufrido pérdida de audiencia y vuelta a las denuncias de los propios trabajadores sobre el sectarismo de algunos informativos marcados desde arriba. Pero, además, la pequeña pantalla se nos ha plagado de programas que evocan patrioterismo, papanatismo y verdadera obsesión con la “marca España” (Entre todos, por cierto, no ayuda nada en esto último de la “marca país”). Ahí están los productos “hechos en España”, el talent-show con nuestros emprendedores, la programación sobre la Casa Real, España vista desde el cielo o sus conexiones con la vida de otros países… Parece como si se nos quisiera recordar a cada paso lo buenos que somos y lo orgullosos que debemos estar de ser españoles. Pero Entre todos da una vuelta de tuerca más: qué bueno que hay españoles solidarios, sí, pero, precisamente por eso, sálvese quien pueda. Si has conseguido los 2.500 que necesitabas para tu prótesis, fenomenal. Si no, te las arreglas de otra manera. O pon Telecinco que hay animada tertulia social.
Más contenidos sobre este tema
Relacionados




Hazte socio de infolibre

15 Comentarios
  • Melanocetus Johnsonii Melanocetus Johnsonii 26/05/16 23:19

    Escribe aquí tu comentario (máx. 2200 caracteres)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • urrraca urrraca 23/10/13 21:07

    Justicia, no caridad. Una vergüenza de programa y además en la televisión pública.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alberto Sánchez Otero Alberto Sánchez Otero 19/10/13 14:21

    Este programita me recuerda mucho al numerito infame que montó un mamarracho en Hamburgo horas antes de que el Atlético jugase la final de la copa de la UEFA de 2010. http://www.youtube.com/watch?v=xsvP6o3x97k

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Miju33 Miju33 20/10/13 02:45

      No se elige el lugar de nacimiento. Somos bípedos procedente de África. Gentuza hay en todas partes, yo diría que casi en todas las familias, pues hay mucha y muy repartida. "Dar asco ser español" es un sinsentido pero es cuestión de tuitearlo que ya aparecerán cretinos añadiéndose a la gracieta.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • pattymurray pattymurray 19/10/13 12:41

    Este programa, otro motivo más para que te dé "asco ser español".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Un sueño es posible Un sueño es posible 18/10/13 23:01

    Tenemos que luchar por los derechos, no renunciar a lo conseguido, ni dejarnos llevar por sentimentalismos.  MÁS ESTADO.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • minero minero 18/10/13 21:09

    Elvuelo, tienes toda la razón del mundo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maria garcia Maria garcia 18/10/13 15:35

    Antes de criticar este Programa, criticaría la mayoría de series.. Este programa refleja la realidad, es auténtico..Se lo recomendaría a políticos en especial.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • IRENE IRENE 18/10/13 20:52

      Disculpa Maria, este programa es como dice alienante y esta hecho por políticos, para tener bajo el zapato a ti, a mi y a todos los que estamos en otro mundo diferente al de ellos, el real. piénsalo veras como te entiendes mejor el articulo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • elvuelo elvuelo 18/10/13 15:23

    En plena dictadura se emitía un programa por radio con el mismo formato y contenido (Ustedes son formidables). Recuerdo aquellas noches con el estómago consolado con unas "gachas" de harina de Almortas y pan, eso sí con mucho pan, sentados mis cuatro hermanos junto a la estufa, alrededor de mi madre, mientras ésta nos animaba haciéndonos comprender que había otras familias más pobres que la nuestra. Vivíamos en El Pozo del Tío Raimundo, en donde, a veces, recibíamos la visita de "señoritos de Madrid" que con sus atenciones conseguían plasmar en nuestras mentes infantiles que éramos "personas de segunda", porque gracias a sus atenciones podíamos disfrutar de alguna pelota o algún indio que otro.Pero claro, siempre y cuando hubiéramos ido a la misa del Padre Llanos. Bueno, pues ya vamos acercándonos a aquellos tiempos que creíamos que jamás volverían  

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • esbama esbama 18/10/13 22:39

      Carlos?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • PESANVI PESANVI 18/10/13 13:27

    Sin embargo lo que hay que eliminar es la asignatura de educación para la ciudadanía porque es sectaria, dogmática, etc., etc. Con el actual Gobierno y Ministro de Educación...... ¿volveremos a enseñar Formación del Espíritu Nacional?.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • andrenio andrenio 18/10/13 13:25

    El original, de donde viene la presentadora es andaluz, se llama "tiene arreglo", dura toda la mañana y es igual de vomitivo, gente llorando desesperada, pidiendo ayuda, con hijos pasando hambre o necesidades. Explota el sufrimiento humano, convirtiendolo en un espectaculo televisivo para ganar audiencia. Da una impresion terrible de vivir en un pair tercermundista donde como dice el articulo solo podemos esperar justicia de la caridad y no del estado.Yo ya me he quedao al defensor del espectador, si todos lo hacemos a lo mejor conseguimos algo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.