x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




En Transición

Más valdrá que el otoño sea caliente, porque encender la calefacción va a ser un lujo

Publicada el 17/09/2018 a las 06:00 Actualizada el 16/09/2018 a las 16:15
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Mientras andábamos entretenidos con másteres y portadas escandalosas, la semana pasada el precio de la electricidad volvió a alcanzar un nuevo máximo: 75,39 euros el megavatio/hora, un 35% más que un año antes. Un auténtico disparate si consideramos la energía como un derecho básico para la vida en nuestras sociedades, y como un elemento de máxima importancia para el conjunto de la economía y para la salud del planeta.

En el sistema energético se dan cita muchas de las mayores contradicciones de nuestro modelo económico. Bajo una apariencia de libre mercado, existen sospechas de malas prácticas que han llevado a la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, y a la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia a preguntarse si hay algo más que causas "naturales" en esta subida. Con una oferta de 105.000 MW, muy superior a la demanda de 35.000 MW de punta, debería bastar para que el precio estuviera controlado, pero la sacrosanta competencia queda fuera de un mercado tan estratégico como éste. La generación de electricidad en nuestro país está en manos de cuatro grandes empresas perfectamente conscientes del enorme poder que poseen y, quizás por eso, algunas se han resistido con todas sus fuerzas a la puesta en marcha de un sistema de generación distribuida; es decir, que cada uno pueda tener en el tejado de su casa unas placas solares para producir electricidad, usar la necesaria y verter a la red común el resto, con todas las ventajas que ello tiene a la hora de reducir pérdidas en el transporte, impulsar la autogestión y, en definitiva, democratizar la energía. Decía que esta oposición -causa del inaudito “impuesto al sol”- ha procedido de "algunas" compañías, porque, como expresa el dicho, cuando hay una tragedia, mientras unos lloran otros venden pañuelos, y en este caso las hay que se aferran a décadas de privilegios y quienes, viendo las señales del futuro, se preparan para hacer negocio en el nuevo modelo.

También con un supuesto barniz de libre mercado se ha creado todo un sistema de fijación de precios y de estructuración de la factura de la luz que es cualquier cosa menos eficiente. Como empieza a ser ya conocido, el precio de la electricidad se forma en función del más caro de los kilovatios que entra en cada momento en el sistema. Es decir, al mix energético español llegan kilovatios de electricidad procedentes de las distintas fuentes de energía –nuclear, carbón, ciclo combinado, térmica, fotovoltaica, hidráulica, eólica, etc.–, como muestra de forma clara y muy didáctica esta página de Red Eléctrica de España. Cada una de estas fuentes de energía tiene precios diferentes en función de múltiples factores, algunos de ellos más que discutibles. Pues bien, el precio del kilovatio que se paga en cada hora, proceda de donde proceda, viene marcado por el más caro de todos ellos en ese momento. Es lo que se llama el sistema marginalista: la fijación del precio de toda la energía de ese momento en función del kilovatio más caro. Como puede verse, con este sistema es tan fácil que las eléctricas sigan incrementado ingresos –un 2,4% en 2017, hasta llegar a los 32.710 millones de euros–, como difícil poder hablar de un sistema justo y de la energía como derecho.

Si nos fijamos en la factura, además de constatar que es necesario tener un máster –de los de verdad– para entenderla, podremos comprobar cómo la cacareada eficiencia brilló por su ausencia cuando se diseñó el sistema: el término fijo de la factura, lo que se paga independientemente de la energía que se use, es nada menos que el 40%, el consumo real 34% y el IVA el 21%. ¿Qué incentivos al ahorro y la eficiencia se pueden plantear así? No sólo eso, sino que el propio sistema, sin tramo alguno que diferencie según la cantidad de energía consumida, supone que cuanta más se consume más barato sale el kilovatio. Un disparate.

Dicho esto, ¿qué ha pasado estos días para que asistamos a un récord en el precio de la electricidad? Básicamente y simplificando, dos cosas: en primer lugar, que el precio lo están fijando las centrales térmicas, por ser en este momento la energía más cara debido a que el carbón y el gas natural se han encarecido en los mercados internacionales, y en segundo lugar, que el coste de emisión de CO2 ha pasado de poco más de 5 €/t hace un año a los más de 20 €/t actuales. Nada que ver con las primas a las renovables, como se viene insinuando en algunos foros. Es más: si de algo tienen "culpa" las energías limpias es precisamente de no poder cubrir –todavía– la totalidad de la demanda energética.

Estas son sólo algunas de las cuestiones fundamentales para entender por qué en España el precio de la luz ha subido un 80% en los últimos diez años, pero suficientes para demostrar que urge poner en marcha toda una transición en el sector energético que sirva para hacer de la energía un auténtico derecho, que acabe con la lacra que supone que tengamos ya un 15% de hogares en pobreza energética, y que además ayude a hacer frente a ese cambio climático que está mostrando, en forma de tormentas, huracanes, inundaciones y sequías cada vez más frecuentes y virulentas, lo que es capaz de llevarse por delante en nuestras acomodadas vidas.

Soluciones hay muchas, y llevan tiempo planteándose en foros ambientalistas y de expertos: desde el incremento de renovables hasta el fomento de la autogeneración, pasando por tarifas progresivas que incentiven el ahorro y programas contra la pobreza energética que incorporen la rehabilitación de edificios. Este informe de Fundación Renovables recoge una amplia gama de propuestas Hacia una Transición Energética Sostenible, la Plataforma por un nuevo modelo energético lleva desde 2012 haciendo oír la voz de la sociedad civil en este tema –hasta ahora reservado a un selecto club de expertos–, el Observatorio Ciudad 3R está mostrando, día tras día, las ventajas en clave energética de la rehabilitación urbana, y el proyecto Ni un hogar sin energía, por poner un ejemplo, da consejos para ahorrar en la factura de la luz y propuestas para reformar el sistema eléctrico.

Una vez más, alternativas técnicas hay, y urgencia también. Estamos hablando de un derecho, de una condición esencial para nuestras vidas, de la dignidad de las personas y la cohesión social. Es imprescindible poner un marcha sin demora una transición energética, clave para el conjunto de la transición ecológica y para la salud de las personas, de las sociedades y del planeta.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

19 Comentarios
  • Ataio Ataio 18/09/18 12:25

    Excelente artículo. Sería bueno abundar en este tipo de información.
    Que de cosas por hacer!. La nacionalización de la banca y la energía ( al menos parcialmente), cada vez tiene más razón de ser.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • OCHOALU OCHOALU 17/09/18 22:42

    Pero primero tendrá que ser el Gobierno quien ponga los hue..encima de la mesa y: 1- eliminar el impuesto al sol y 2- ser ellos quienes indiquen a las empresas cómo se va a calcular el precio del kw/h.

    Si los Gobiernos bajan la cabeza, ponen la mano detrás, jamás habrá justicia en lo que a energía se refiere.

    Con el gas lo mismo....

    Otra cosa inverosímil, antisocial y, a mi modo de entender, anticonstitucional es el 21% de IVA con el que van gravados tanto la luz como el gas.... así como el 10% en el agua.

    Son bienes imprescindibles por lo que, de tener que tener algún gravamen adicional, tendría que ser el supuer reducido como los productos basicos alimentarios.

    Pero... no interesa..hay mucho dinero de por medio

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 17/09/18 17:52

    Mientras tanto los pensionistas "luchando por la revalorización del IPC", no sería más interesante ligar la evolución al precio de la energía ??????

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • svara svara 17/09/18 19:23

      Muy bueno, con ello se haría justicia. Si el gobierno es quien paga las pensiones y el IPC se ve alterado por la factura de la luz, lógico es que sea el referente de la subida de las pensiones. O como argumenta Itnas que se suba el coste de la energía si en la misma medida se pueden subir las pensiones, ya que lo que se debe garantizar es que el pensionista no se muera de hambre, ni de frío en invierno o calor en verano, en los tiempos venideros puede que esto último sea mas probable.
      Salud

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Orlinda Orlinda 17/09/18 17:00

    Eso, otoño caliente, ¡guay! De manifa en manifa como si hiciésemos algo y calentándonos con el calorcito humano del gentío. Y si la bofia nos hiciese correr un poco, muchísimo mejor.

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    3

  • micanuto micanuto 17/09/18 15:45

    Ya sé que se entiende aunque la forma no sea la correcta, pero no esta de más indicarlo. Los kilowatios hora se expresan como Kwh y no Kw/h. Así que debería decirse, 75,39 euros el Kwh o 75,39 €/Kwh

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 17/09/18 16:02

      Muchas gracias. Lo he escrito con error, recientemente. Salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • ESCEPTICOUTÓPICO ESCEPTICOUTÓPICO 17/09/18 12:14

    ¿Y cuanto dice que subían las Pensiones?... ¿Cuando pongamos la calefacción si podemos también tenemos que decir ¡¡¡VIVA EL REY!!!?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • paco arbillaga paco arbillaga 17/09/18 11:00


    «El chollo de las hidroeléctricas podría llegar a su fin - Las concesiones de saltos de agua a las compañías eléctricas, realizadas a 75 años principalmente en las décadas de los años 30, 40 y 50, van a ir finalizando en cascada en los próximos años. La vuelta a manos estatales podría bajar un precio de la luz hoy en máximos históricos. Iberdrola, que controla la mitad de la potencia hidroeléctrica, se niega a ofrecer datos de las concesiones públicas que gestiona»:

    https://www.elsaltodiario.com/energia-hidroelectrica/concesiones-centrales-75-anos-chollo-llegar-fin

    «El transporte, las comunicaciones, la electricidad, el suministro de agua son servicios esenciales para el desarrollo de una vida digna en la sociedad actual, y se prestan tanto por las administraciones públicas como por empresas privadas y todos los ciudadanos tienen derecho a su recepción en condiciones de calidad con independencia de su lugar de residencia. El Defensor del Pueblo tiene que velar para que los poderes públicos adopten las medidas necesarias para que ello sea así y para que las posibles mejoras afecten a todos»:

    https://www.defensordelpueblo.es/area/servicios-publicos-y-esenciales/

    Los servicios públicos necesarios para llevar una vida digna deberían estar socializados para que todo el mundo pudiera acceder a ellos cualquiera sea su situación económica. Osasuna y República Libertaria.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • Juango Juango 17/09/18 10:53

    La continua subida de la factura de La Luz, se tragado como por encanto la subida de las pensiones, y amenaza un año más a las familias de este país a las puertas del invierno.
    Para cuando una protesta en todo él País, para pararle los pies a estos buitres.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • itnas itnas 17/09/18 09:57

    Enhorabuena, una reflexión clara e informativa. No obstante, porcentualmente, 40 + 34 + 21 = 95, por lo que el otro 5% ¿dónde se esconde? Y más complicado aún, supongamos que la profesora M.T es mañana mismo Presidenta del Gobierno de España, ¿qué le impediría deshacer este entuerto energético? ¿Cómo podría sostener que en vez de destruir miles de puestos de trabajo descendieran los beneficios empresariales destinados a los sueldos de la dirigencia? ¿Es pertinente aplicar ahora eso de que como las familias tienen que comer mantengamos el actual status quo y luego, en el futuro, veremos cómo buscar alternativas de cambio? ¿Estamos considerando aquí una tupida y bien tejida red de intereses recíprocos en la que, eso sí, la morfología piramidal es evidente y de forma tal que alcanzar el vértice de la pirámide tiene probabilidad infinitesimal, es un suceso no raro sino rarísimo? Habrá que acordar entonces, si la respuesta es afirmativa, que este sistema capitalista se cimenta con hormigón de la máxima calidad y que, entre otras adyacentes, su capacidad de fagocitar denuncias, informes razonados en contra de sus intereses, o alternativas energéticas que aún no pueden explotar, es óptima, de aquí su pervivencia en el tiempo que nos ha tocado vivir. En efecto profesora Monge, en tanto, hablemos de masters o tesis doctorales.  

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    5

    6

    • platanito platanito 17/09/18 15:33

      Creo haber leído, estimado profesor, que ese 5% es el impuesto eléctrico,( que parte va a compensar Lemoniz), y que es impuesto que se paga dos veces, ya que a él se le aplica luego el IVA. Pero no me hagas mucho caso. Y voto por elegir presidenta a nuestra profe de Literatura, que seguro gobernaría con mejor criterio.
      Y ya que criticamos la subida de la energía, me permito hablar de mi factura Movistar.. Por el mismo servicio pagaba hace un año 86€ y estos últimos meses me facturan 93. Un 8% me parece exagerado. ¿Hay algún alma caritativa que me ayude a rebajarla? Si es que me cambie de compañía me parece el mismo charco que dejarme engañar para contratar tarifa libre con Iberdrola. Gracias.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      1

      2

      • itnas itnas 17/09/18 18:15

        Hombre 'platanito' rebajar precios no, pero más tranquilo puedes quedar si piensas en el encarecimiento de los impulsos lumínicos de la fibra óptica o de las ondas electromagnéticas del wifi. Es bien sabido que dicho encarecimiento supera el 8%, por ello aún debes dar las gracias a Movistar por no pagar más, o incluso si te parece que es bueno contribuir al mejor vivir de los directores de la compañía puedes pagar en vez del 8%, no sé, ¿el 16%? PD.- ¡No hablemos del encarecimiento de los impulsos nerviosos en la amígdala cerebral de dichos directivos cuando se ponen a analizar si la subida sea del 8, 9, 10, etc %!

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        2

        2

        • platanito platanito 18/09/18 14:57

          Pués me has convencido, sobre todo pensando que mi cuñada fue clavijera de moza en los bajos del rascacielos de la avenida del Ausente, y a mí me dió clases particulares de mates el ingeniero Castaño, alto ejecutivo de las Matildes en aquellos primeros 60 madrileños. Luego llegaron los amigos de Aznar y empezó el chiringuito.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          1

    • M.T M.T 17/09/18 10:31

      Por alusiones y con memoria quijotesca, Profesor Itnas, debe ser que hoy he amanecido con el espíritu en las novelas de caballerías. Y en esas alusiones de su comentario mi espíritu me ha llevado a ciertas expresiones del tipo:¿ Usted me ve en la tarea de desfacer entuertos o de tal guisa de presidenta...? " Nunca fuera caballero de damas tan bien servido como lo fuera D. Quijote..."
      Sigamos mejor hablando de algún máster, de tesis o de la confrontación de libertades lingüísticas en Cataluña: y todo ello bajo la palabra libertad: ¿ libertad para la enseñanza en y del español, castellano? ¡ cuánta mentira! Sí sé que esta última reflexión corresponde a otro artículo de este digital y lo cuelo aquí.
      Un abrazo, Itnas, y permítame la broma quijotesca.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      3

  • Grever Grever 17/09/18 09:40

    Gracias. Esta es la noticia que la pasada semana debería abrir noticiarios de todo tipo y que han intentado y conseguido evitar con el "asunto" de la tesis de P. Sánchez.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.