x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Permiso para retirarme

Publicada el 16/06/2019 a las 06:00 Actualizada el 15/06/2019 a las 16:38
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Alfredo Bryce Echenique ha llegado esta semana a Madrid, una ciudad tan suya como Lima y París, una ciudad que guarda su memoria con un rumor muy vivo de amistades y fabulaciones. El motivo del viaje es privado, pero resulta que trae en la maleta el último tomo de sus Antimemorias, publicado hace dos meses por Germán Coronado en la editorial Peisa de Perú, con el título Permiso para retirarme.

Esta despedida suena a media verdad. La imaginación siempre tiene a mano la estrategia de preparar un regreso, otro tomo de antimemorias titulado Permiso para insistir, o Permiso para volver, o Permiso, con perdón, para cerrar la puerta que me dejé abierta en mi última visita al psiquiatra, otro posible homenaje al famoso doctor Ramón Vidal y Teixidor, el amigo que casi lo salvó de la locura y las almorranas con dietas sin alcohol, comprensión ante los amores peligrosos, medicaciones duras condenadas a liquidar la libido e inyecciones contra la impotencia en un dispensario gobernado por monjitas muy cómplices.

Alfredo admira a Stendhal, un narrador que puebla sus historias con unos retratos humanos capaces de unir las aventuras ruidosas con los pliegues más profundos de los corazones. También admira a Malraux por su inclinación a mezclar lo verdadero y lo imaginario. El escritor francés llamó Antimemorias a sus recuerdos, consciente de que buscar el pasado es un modo de mezclar la experiencia y el sueño, la ficción y la realidad.

Resulta lógico que Alfredo haya reconocido la deuda con esta tradición, aunque hay que reconocer que nunca tuvo que esperar a que pasasen muchos años para fabular con su propia vida. No es que el regreso al pasado provoque confusiones, es que el puro presente se escribe hora a hora en el filo de la verdad y la ocurrencia. Es su forma de convertir la vida en escritura, el sedimento de todos sus libros.

Una vez me llamó el editor Chus Visor para decirme que Alfredo estaba enfadado conmigo, que cómo le había hecho eso. Acababa de contarle la siguiente historia: había viajado a Granada desde Madrid para comer conmigo y resolver un asunto. Al llegar a mi ciudad yo le había dicho que perdón, que se me había olvidado, que era el día de mi cumpleaños, que no podía quedarme con él porque iba a comer con mis padres. La verdad es que Alfredo estaba en Granada por otro motivo, nos encontramos en la calle por azar, me propuso comer juntos y yo le expliqué que no podía, era mi cumpleaños y había quedado con mis padres. Convirtió un suceso normal en fábula disparatada para reírse de Chus, reírse de mí y reírse de él y de la vida.

Un destino imprevisible y maniobrero juega con la bondad desnuda del tímido. Ese es el eje del maravilloso e irónico desamparo que ha definido su literatura desde Huerto cerrado (1968), Un mundo para Julius (1970) y La vida exagerada de Martín Romaña (1981). Las historias cuentan la lealtad vital de un personaje que se ve envuelto en mil laberintos dibujados entre el dolor y la risa por la prepotencia, la soberbia y la rotundidad de los acontecimientos. Avanza Perú, avanza Perú, avaaanza Perú: gol de Brasil. Bryce Echenique sonríe al decir que aprendió a narrar sus historias escuchando las retransmisiones deportivas de los locutores peruanos.

La ética del resistente y del perdedor conforman una literatura escrita no sólo para sobrevivir, sino para responder a la maldad. Poco después de conocernos, nos vimos envueltos en un jaleo de grupo en el que tuvimos que dar la cara por una persona imprudente. El otro día nos conocimos, hoy nos hemos reconocido, dijo en un tono de estoicismo muy útil para justificar las dos copas siguientes en el bar más cercano.

Alfredo Bryce Echenique está en Madrid, una ciudad que llenó durante años de fábulas con escaleras, confusión de puertas y pisos, llaves, atracos falsos, amores disparatados, accidentes y momentos de inolvidable vecindad. Trae en la maleta Permiso para retirarme. No sé si esta despedida será verdad, porque la mayoría de las historias y locuras que cuenta tienen la verdad de la imaginación y la inventiva de una realidad endiablada. Pero sí sé que pase lo que pase y haga lo que haga, Alfredo ha escrito una parte decisiva de la literatura hispánica contemporánea.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

9 Comentarios
  • Fortunato Fortunato 16/06/19 21:00

    Este articulista es muy pronominal. Todo sucede dentro de origen cercano

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 16/06/19 17:59

    Mi comentario anterior es un dazibao en una botella.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 16/06/19 17:52

    Lo mâs probable es que tras haber reculado ahora, el día menos pensado el gobierno de Xi Jinping volverâ a la carga intentando rodar de manera inmisericorde encima de los demócratas de Hong Kong... Una especie de dictadura franquista a la potencia 10 en un país multidinario e inmenso... Aun con eso no deberíamos desinteresarnos de lo que ocurre allí.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    2

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 16/06/19 19:31

      Alucino: este negativo estâ a favor de la Dictadura sin miramientos!?

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 16/06/19 17:50

    Lo mâs probable es tras haber reculado ahora, el día menos pensado el gobierno de Xi Jinping volverâ a la carga intentando rodar de manera inmisericorde encima de los demócratas de Hong Kong... Una especie de dictadura franquista a la potencia 10 en un país multidinario e inmenso... Aun con eso no deberíamos desinteresarnos de lo que ocurre allí.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • El chipionero El chipionero 16/06/19 13:23

    No he tenido la oportunidad de leer a Alfredo Bryce, por eso, cuando leí el título de este maravilloso artículo, como casi tos los tuyos, pensé que podría ser una despedida tuya y me preocuparé bastante, pero cuñado empecé a leerlo me tranquilicé. Tus maravillosos artículos, Luis, y tu comportamiento en la sociedad son muy necesarios. No vayas a imitar a Alfredo Bryce. Te necesitamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • itnas itnas 16/06/19 08:05

    'El perdedor es un tipo especial de derrotado, aquél que no se da por vencido, ha tomado la decisión de persistir y, terco, se obstina en sus convicciones' (A. M. Amar Sánchez, 2006). Pero, además, 'los vencedores suelen ser repugnantes' (M. Vázquez Montalbán, 1989).

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    6

  • Sancho Sancho 16/06/19 04:17

    En mi memoria, en mi recuerdo, Alfredo Bryce Echenique jamás se retirará, siempre me susurrará al oído en determinadas ocasiones esperpénticas que tras su comentario en mi imaginación, se convertirán en desternillantes. 

    Cuando leí uno de sus libros hace ya muchos años por consejo de una amiga, "Un mundo para Julius", no paré de llorar de risa en una semana. Luego no pude dejar de leer su obra. Maravilloso Alfredo Bryce Echenique. 

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    7

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 15/06/19 23:46

    Reconozco que cuando he visto el titulo Permiso para retirarme me he asustado, siempre muerdo al anzuelo. Pero me he asustado dos o tres segundos, no mâs. Te conocemos un poquito.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.