x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

El Fondo Monetario Internacional a lo suyo: destruir el sistema público de pensiones

Fernando Luengo
Publicada el 06/02/2019 a las 06:00 Actualizada el 05/02/2019 a las 23:04
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El Fondo Monetario Internacional (FMI) vuelve al ataque de nuevo con uno de sus mantras preferidos. Según esta organización, las pensiones públicas son insostenibles, por lo que urge su reforma (¿o su desmantelamiento?).

El meollo de la cuestión para esta organización reside en el envejecimiento demográfico, determinado por el aumento de la esperanza de vida de la población y el retroceso en las tasas de natalidad. Como consecuencia de ese proceso, se estaría reduciendo la relación entre la población activa (creadora de riqueza) y la inactiva (dependiente). Las soluciones, las de siempre: contener o reducir el importe de las pensiones actuales, prolongar la edad de jubilación y promover los fondos privados de pensión.

Hay mucha tela que cortar en este planteamiento. En las líneas que siguen me limito a contemplar este diagnóstico y las posibles alternativas desde una perspectiva que, siendo fundamental, ocupa poco o ningún espacio en las políticas de esta institución: la redistribución del ingreso y la riqueza. Esta dimensión –fundamental, en mi opinión– no sólo arroja luz sobre el tema de las pensiones, sino que también debe situarse en un lugar central en cualquier reflexión seria sobre una salida de la crisis que beneficie a las mayorías sociales.

La apuesta por las pensiones privadas y la privatización de las públicas –pues, en realidad, de eso se trata– forma parte de una estrategia de gran calado, es una pieza clave de las denominadas reformas estructurales impulsadas desde las élites políticas y económicas, cuya meta es recortar el gasto social público y de esta forma poder orientarlo hacia el sector privado y el mercado. Más que reducir el Estado, el objetivo es ocuparlo y ponerlo al servicio de las grandes corporaciones.

Esa apuesta supone, asimismo, un decisivo paso en la dirección de la financiarización de los procesos económicos. Reparemos en el formidable negocio para las compañías aseguradoras y los fondos de inversión consistente en sustituir las pensiones públicas por las privadas; la canalización de recursos de los futuros pensionistas (de los que tengan capacidad de ahorro; a los que carezcan de ella, simplemente se les condena a la pobreza) hacia esas entidades, que los convertirán en productos financieros y en suculentos beneficios: eso sí, haciendo depender la percepción de las pensiones de lo que acontezca en mercados, por definición opacos e inestables.

Un razonamiento parecido cabe hacer si ponemos el foco en los salarios. Las dificultades de financiación de las pensiones públicas tienen mucho que ver con la política de represión salarial (además de con la limitada e insuficiente creación de empleo) que el FMI recomienda aplicar a todos los gobiernos y que estos siguen sin levantar la voz. Salarios estancados o en retroceso se traducen, inevitablemente, en menos recursos para cubrir las pensiones y, en general, los programas de gasto público; dificultades que, sin ningún rubor, son continuamente utilizadas para alimentar el discurso de la insostenibilidad de los esquemas públicos, basados en la solidaridad intergeneracional, y de paso meter miedo entre la gente.

Así pues, las “neutrales y técnicas” recomendaciones del FMI que pretenden centrar el debate de las pensiones en los cambios en la pirámide poblacional, ocultan, en realidad, una política destinada a la redistribución del ingreso, desde la esfera pública y los salarios hacia los conglomerados privados y las finanzas. Trabajar más y trabajar por menos, favorecer la concentración de la renta y la riqueza e instalar a la economía en el casino.

Una distribución más equitativa del ingreso –que, por supuesto, no está en el horizonte contemplado o recomendado por el FMI–  situaría el “problema de las pensiones públicas” en unas coordenadas completamente diferentes, muy lejos de su supuesta insostenibilidad. Si se implementara una política consistente en aumentar las retribuciones de los trabajadores y las más elevadas cotizaran de acuerdo a su nivel, eliminando los topes actuales, mejoraría la capacidad financiera del sistema público de pensiones; tendría el mismo efecto la decisión de cubrirlas con cargo a los Presupuestos generales, dado que, en definitiva, se trata de un derecho humano básico que debe ser garantizado por el conjunto de la ciudadanía a través de los impuestos, recaudados con criterios de progresividad.

Estamos hablando, como siempre, de política y de relaciones de poder. Son muy importantes los intereses en juego y también lo son las resistencias a vencer.
______________

Fernando Luengo es economista y miembro del círculo de Chamberí de Podemos
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

21 Comentarios
  • charrocerrto charrocerrto 07/02/19 19:20

    Pensiones Privadas, al FMI se le olvida contarnos que las pensiones privadas, fondos de pensiones o seguros de jubilación, todos ellos privados, perdieron desde el año 2000 no menos del 40 % de su capitalización, dado que estos fondos invierten la mayoría de sus fondos en bolsa, y una pequeña cantidad en renta fija, como resultado de todo ello, y de aplicar las comisiones de administración y mantenimiento ( que esas las cobran haya o no, beneficios), trae como consecuencia que el que haya permanecido en estos fondos de pensiones hasta la actualidad cuando va a echar mano de sus ahorros, casi que se quedaron en la mitad, esto sin mencionar que hacienda, al proceder a su pago le pasa la cuenta de lo que debe por el descuento que en su día se aplicó en la base imponible, con lo que se encuentra que el año que lo cobra tiene que dejar media pensión anual en las arcas públicas. MENUDO ROBO.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • JuaniKo JuaniKo 08/02/19 19:33

      Cuando vas a cobrar, resuta que tienes que pagarle dinero a Hacienda, mejor renunciar a la pension- herencia.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Masel Masel 07/02/19 10:30

    Una utopía. ¿Y SI NOS PLANTEAMOS RETIRAR NUESTROS DINEROS DE LAS CUENTAS BANCARIAS?
    Las utopías a veces pueden convertirse en realidad. Sobre todo si las retiradas de fondos se llevan a efecto organizadamente. Por ejemplo, por días y oficinas bancarias. Las redes sociales pueden ser muy eficaces a la hora deconcretar banco, oficina y día.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • svara svara 06/02/19 21:11

    Esta mafia nos tiene ganas a los españoles. Esta claro que de nuestro país lo quieren todo. Cuando lo tengan, aquí ya no se podrá vivir. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • ontzacoca ontzacoca 06/02/19 20:42

    Ahora, son las pensiones las que son insostenibles, después será la sanidad más tarde lo será la educación a la que seguirá la seguridad social. Ya es una realidad en algunos estados de la unión norteamericana que la administración de los centros penitenciarios está en manos de corporaciones empresariales y hasta la secretaría de defensa, contrata a estructuras militares privadas que escapen de la responsabilidad que como representante público, tiene un soldado. Seguramente ya son muchas más las iniciativas que se habrán ido implementando en esa nación para desligar al gobierno de su subordinación al poder público teórico. La privatización de las instituciones , está ya en marcha desde que Reagan y la escuela de Chicago asumieron la presidencia del país.
    Desde entonces hemos visto que la masa monetaria mundial se va acumulando en cada vez menos manos y esa masa monetaria que antes estaba más repartida, era la que aportaba proporcionalmente su cuota al erario nacional. Hoy, después de varias décadas, la población empobrecida es incapaz de contribuir al sistema para proporcionar fondos suficientes pese a mantenerse la continua demanda de servicios. Y las pocas manos que atesoran la riqueza no están por la labor de que hayan gobiernos que se lo exijan Es una de las razones por las cuales quieren también ostentar las palancas de los gobiernos. Estamos viendo que las sociedades actuales, van encaminándose hacia modelos medievales en lo estructural, esto es, sociedades en las que unos son los señores y otros, los vasallos, éstos sin derechos y a merced de los designios y arbitrariedad de los señores y de sus servidores. Ya , en ese escenario, la sociedad civil, desposeída de su poder solo dependerá de su propia iniciativa para sobrevivir. Según su mentalidad es ese el estado ideal. Se acaba la democracia y su hija, la social democracia en primer lugar En ese escenario estamos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Ayla Ayla 06/02/19 18:23

    Los planes de pensiones privados son un robo, pero como llevan mucho tiempo intentando que todos nos hagamos uno y no obedecemos, a por las pensiones públicas.
    Lo que yo me pregunto es si tanto economista no se ha dado cuenta que de dónde no hay no se puede sacar. La mayoría de la ciudadanía tiene problemas para afrontar un imprevisto, eso a los que no les sobran días del mes, como para hacer aportaciones a un plan.
    Y si suben los salarios igual algunos podrían, pero no sería necesario porque se recaudaría más.
    Así que, pidan que suban los salarios y dejense de milongas desde sus tronos de oro.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • charrocerrto charrocerrto 07/02/19 14:09

      veo que en tu comentario existe una contradicción sobre el párrafo primero, con el que estoy de acuerdo totalmente, y el segundo, se desprende de éste una contradicción con el primero. Veamos.
      Si los planes son un robo, no deberemos suscribir los mismos per se, pues son un robo. Si no les debemos suscribir por que como dices en el primero son un robo, no puedes decir en el segundo que no se suscriben por falta de medios económicos, no?, vale que es cierto también esto último, pero si tendríamos capacidad económica para suscribirlos lo haríamos? o no lo haríamos por que son un robo?, piensatelo.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • pep48 pep48 06/02/19 18:03

    El sistema de pensiones privado es la mayor estafa perpetrada contra los ciudadanos de a pie, el único que puede garantizar una pensión es el Estado, pues tiene en su mano el legislar un país, el privado, se sustenta de lo privado y este puede irse al garete, como ya ocurrió en EEUU, pensionistas con un sistema privado se quedaron con una mano delante y otra detrás.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • JMCB60 JMCB60 06/02/19 20:15

      Bien, ¿y como los vamos a conseguir? ¿qué presión sin contratos indefinidos?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Excomulgado Excomulgado 06/02/19 17:29

    Excelente artículo. Es necesario cambiar las leyes que están ahogando a trabajadores asalariados y pensionistas, y para que esto sea posible hay que dejar de votar a todos los partidos que han legislado para que esto ocurra, PsoE y PP, o aqellos que defienden las mismas políticas, Ciudadanos y Vox. O espabilamos a la hora de votar, o la miseria será nuestra forma de vida en breve.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Aserejé Aserejé 06/02/19 17:18

    El FMI deberia desaparecer, porque esta en contra de todos los derechos humanos. Ellos a lo suyo, si, que desaparezcan los derechos de los ciudadanos libres, con pensiones, sanidad, educacion, cultura, servicios sociales, etc. que tanto trabajo y sangre ha costado conseguir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • W. SMITH W. SMITH 06/02/19 14:12

    Como leo algunos comentarios -bien intencionados- plantear el "amenazar al Estado o atacar al Estado" ... yo creo que la cosa va justamente de defender al Estado. Justo lo que la troika celtibérica (PP&Cs&VOX) no hace cuando vende una rebaja fiscal. Defender al Estado supone evitar que los Florentinos lo saqueen a cuenta de contratos blindados, o que -por poner un ejemplo de hoy mismo- los padres con hijos en la concertada hagan lo propio reduciendo su cuota con Hacienda por pagos mesuales que transforman en donaciones. Los pensionistas cada vez dependeremos más de un Estado en el que no haya ni gorrones del fisco ni depredadores del gasto público. Los gorrones y los depredadores votarán y financiarán a la troika como locos ... porque se la suda el sistema público de pensiones. Todo lo anterior dicho con mucho cariño.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Tsuni Tsuni 06/02/19 13:56

    Al FMI no interesa las personas, cuántos países han sometido ya a la pobreza, lo que importa siempre es el interes de las multinacionales 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.