x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Precariedad laboral

Izquierda Unida denuncia que la Diputación de Bizkaia paga dos euros a la hora a los becarios

  • Sostiene que los programas de becas que mantiene en marcha agravan "la situación de precariedad que viven los/as jóvenes"
  • Critica también la estrategia Gaztedi Bizkaia 2020, por la que los becarios "cobran 3,83 euros la hora, con turnos que alcanzan un 75% de la jornada laboral"

infoLibre
Publicada el 18/01/2018 a las 18:44 Actualizada el 18/01/2018 a las 19:25
Protesta de becarios

Una protesta de becarios en Madrid.

Izquierda Unida, a través de Ezker Anitza-IU (EA-IU) su federación en Euskadi, ha criticado este jueves los programas de becas que mantiene en marcha la Diputación Foral de Bizkaia por “agravar la situación de precariedad que viven los/as jóvenes”. El coordinador del Área de Juventud de Ezker Anitza-IU, Julen Domínguez, ha subrayado que las personas becadas por el ente foral “cobran 2 euros la hora”.

En un comunicado, Domínguez ha criticado la estrategia Gaztedi Bizkaia 2020, que ofrece prácticas no laborales en la empresa privada a jóvenes de entre 18 y 25 años sin experiencia. El responsable de Juventud de la federación vasca de IU detalla que “son los empresarios los que marcan los perfiles de aquellos/as jóvenes que buscan, con un coste cero para estas empresas ya que todo el sistema se financia cien por cien con dinero público”.

“En base a este programa, las personas becarias cobran 3,83 euros la hora, con turnos que alcanzan un 75% de la jornada laboral. Hablamos de un sueldo de 460 euros netos mensuales y con 40 euros de cotización a la Seguridad Social”, apunta.

Por su parte, el coordinador de Ezker Anitza-IU en Bizkaia, Xabier Jiménez, ha propuesto que “se necesita unificar las herramientas y los programas entre las instituciones para poder aplicar una política de becas que no ahonde más en la precariedad juvenil”.

En opinión de Jiménez, “no se puede consentir que cada administración haga la guerra por su cuenta sin valorar previamente y tener en cuenta la situación en que deja a los/as jóvenes cada programa que se aplica”.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión